Logo RimixRadio

RimixRadio, Noticias para latinos
Lo último Nacionales

17 horas a 250 metros de altura: un rescatista contó cómo fue la odisea para salvar las cinco personas de la góndola de Caldas

Los cinco ocupantes de la góndola artesanal habían salido hacia el glamping Nido del Cóndor a eso de las 7:00 a.m. El viaje hacia la montaña se truncó cuando se rompió una cuerda. FOTOS CORTESÍA

Una garrucha artesanal se quedó suspendida luego de que se reventara una cuerda. Cinco personas atrapadas tuvieron que descender una a una pegadas a otra polea. Esta es la historia.

TOMADO DE: elcolombiano.com

Las cinco personas atrapadas en un teleférico manual de Caldas llevaban cuatro horas suspendidas a más de 250 metros de altura cuando escucharon un helicóptero de la Fuerza Aérea acercándose para salvarlas. El sonido indicaba que habían llegado por ellos y que esa pesadilla en la que había un riesgo importante de morir había llegado a su fin. Pero ese era solo el principio.

Pronto, las hélices del helicóptero empezaron a sacudir con fuerza la góndola en la que estaban suspendidos y los gritos de quienes estaban dentro de ella fueron la confirmación de lo que se temía: rescatarlos usando el helicóptero podía implicar tumbar la cabina y los rescatistas no podían asumir un riesgo tan alto.

En contexto: Uno de los cables que sostiene cabina de teleférico artesanal en Villamaría, Caldas, se reventó y dejó 5 personas atrapadas

Entonces el temor llegó de nuevo. Desde arriba, las cinco personas atrapadas esperaban que en tierra un equipo de integrantes de la Cruz Roja Colombiana, el Ejército y otras entidades los ayudaran a descender antes de que el cable se partiera del todo lanzándolos al vacío.

La primera llamada llegó a eso de las 7:30 de la mañana. “El equipo del municipio de Villamaría, Caldas, recibió el llamado de auxilio y ellos se contactaron con nosotros debido a la complejidad de la emergencia”, contó en diálogo con EL COLOMBIANO Juan Camilo Sánchez, médico de la Universidad de Manizales y coordinador departamental de rescate en montaña.

Luego de esa llamada, la responsabilidad de salvar a esas personas recayó en Juan Camilo, quien lideró de principio a fin esas labores de rescate que duraron 17 horas y requirieron de más de 50 personas, un helicóptero de las Fuerzas Armadas y tres drones especializados.

Juan Camilo Sánchez Acero (ubicado a la izquierda), médico interno de la Universidad de Manizales y coordinador departamental de rescate en montaña fue el encargado de liderar las labores de rescate.
Juan Camilo Sánchez Acero (ubicado a la izquierda), médico interno de la Universidad de Manizales y coordinador departamental de rescate en montaña fue el encargado de liderar las labores de rescate.

Horas cruciales

En un inicio, la Cruz Roja contempló la posibilidad de enviar a uno de los expertos mediante el cable aéreo para llegar a la góndola y ayudarlos a descender. “Pero esa opción implicaba poner en riesgo a un ser humano sin saber si la cuerda iba a resistir”, contó Sánchez.

Entonces el equipo volvió al punto cero: no se podían enviar expertos y el helicóptero no era una opción por la dificultad del territorio.

Fue ahí cuando llegaron los drones que fueron parte crucial del rescate. El primero les llevó agua y radios de uso militar con baterías para facilitar la comunicación en tiempo real entre las personas de la góndola y los rescatistas en tierra que para ese momento ya habían habilitado un Puesto de Mando Unificado, PMU.

Luego intentaron enviar arneses y cuerdas con ese mismo dron, pero los elementos eran demasiado pesados y no fue posible.

“Por eso los drones de la Central Hidroeléctrica de Caldas, Chec, fueron cruciales, pues son drones que se usan para instalar los cableados de energía entre una montaña y otra y el personal tenía mucha experiencia en ese tema”, dijo el líder de la operación de rescate.

Con eso resuelto, la decisión del equipo fue un anuncio muy difícil para los cinco ocupantes de la góndola. “Tendrían que ponerse los arneses, atarse a una cuerda y descender con nuestra ayuda para llegar al sitio del PMU”. Todo eso solos y con el miedo natural de caer a un vacío de alrededor de 60 pisos de altura.

Para ese punto los cinco atrapados llevaban en el aire más de 10 horas y descender por esa cuerda era su única opción de salir vivos.

¿Se imagina tener que ponerse accesorios de altura, ubicarse en la cuerda puesta por los rescatistas y decidirse a saltar al vacío? Eso fue lo que tuvieron que hacer todos ellos.

“Sirvió mucho que uno de ellos tenía experiencia con deportes de altura y ayudó a los demás. Con un dron revisamos que todos se estuvieran poniendo bien los equipos y corregimos para que fueran las máximas condiciones de seguridad”, dijo Sánchez.

Fue ese mismo hombre el que se ofreció para ser el primero en intentar la maniobra. Se lanzó sin pensarlo mucho y fue halado desde el otro lado por el equipo de rescatistas. “Despacio, con cuidado, con paciencia”, eran algunas de las palabras que se decían unos a otros mientras Camilo llegaba al lugar seguro.

Ese primer rescate –y los 4 que vinieron después– fue un bálsamo de alegría para quienes llevaban 11 horas trabajando para el descenso.

Camilo llegó, se abrazó al rescatista que haló la polea con la que pisó tierra firme, y lo demás fue solo aplausos.

Para los otros fue más difícil aceptar la idea de soltarse “por eso hubo un psicólogo hablando con ellos y Camilo dándoles apoyo y diciéndoles que todo iba a estar bien”, dijo Sánchez.

Y así, uno por uno, salieron con vida las cinco personas que estuvieron 17 horas suspendidas en el aire: Mónica Andrea Sánchez, Marleny Patiño, Natalia Vidal, Cristián Cuervo y Camilo Chaparro.

“Verlos a todos tocar piso fue una gran satisfacción y una gran alegría del éxito (…) Verles la cara de felicidad y saber que llegarían a sus casas fue un momento muy bonito gracias a nuestra Cruz Roja, el Ejército, la Chec y todas las demás personas que participaron de este proceso”, concluyó el líder del rescate, Juan Camilo.

Daniela Osorio Zuluaga
Daniela Osorio Zuluaga

Related posts

Ataque armado dejó dos muertos y dos heridos en Titiribí, Antioquia

admin

Por sexta vez, Cartagena es galardonada como mejor destino de luna de miel de Sudamérica

admin

Algunas consecuencias por no pagar los comparendos

admin