Connect with us

Negocios

Los riesgos que impone la carretera a transportadores

POR JUAN FELIPE ZULETA VALENCIA |

Atravesando día y noche las venas que conectan a Colombia, llevando consigo las cargas que dinamizan en gran medida al país, los transportadores han librado desde siempre duras pruebas en materia de seguridad.

TOMADO DE: elcolombiano.comNoticias de fútbol | El Colombiano

Lo ocurrido en Tasajera el lunes, donde un conductor se accidentó en su tractocamión cargado con gasolina y todo terminó en el saqueo del combustible y posterior muerte de 18 pobladores y medio centenar de heridos, puso en evidencia la que es, apenas, una de las amenazas a las que se enfrentan diariamente buena parte de los 350.000 transportadores de carga en el país (cifras de Mintransporte).

Un problema que agudiza

Cuenta Manfry Parra, director de Camioneros de Colombia y quien recorrió las carreteras durante cuatro décadas, que algunos sectores como entre Curumaní, Cesar, pasando por Ciénaga, Magdalena, rumbo a los puertos, siempre es riesgoso para los transportadores por la costumbre de algunos pobladores de aprovechar alguna contingencia del vehículo para robarlo.

Sin embargo, atestigua, “esta problemática se ha salido de control debido al desempleo y pobreza que disparados en cuarentena”.

De hecho, en abril, se presentaron dos saqueos a camiones en la Costa Atlántica, uno en Juan de Acosta, Atlántico y otro en Bosconia, Cesar. Ante esto el gremio hizo un llamado al general Carlos Rodríguez, director de Tránsito y Transporte de la Policía, quien según voceros del sector, actuó con celeridad, recuperando la mayor parte de la mercancía, capturas de responsables y sentando un precedente que permitió que los camioneros pudieran mantenerse activos estos meses, según Juan Carlos Bobadilla, vocero de la Asociación Colombiana de Camioneros –ACC–.

Durante la cuarentena, con las estrategias de caravanas de seguridad, la Policía ha realizado 4.699 acompañamientos a cerca de 23.827 tractocamiones. “Hemos tenido 350 controles viales de forma permanente, acompañamiento y respuesta oportuna para garantizar que la carga movilizada en estos meses garantizara salud, seguridad alimentaria y económica a pesar de la contingencia”, dijo el General.

Y aunque el gremio valora el esfuerzo de las autoridades tiene claro que las amenazas que enfrentan en carreteras y puertos desborda su capacidad. Además de la problemática en la Costa Atlántica, se suma la inseguridad por cuenta de los grupos armados en los corredores como Ocaña-Cúcuta, Puerto Valdivia-Tarazá y todo Arauca; y la delincuencia común, llamada “cascareros”, usuales en Buenaventura.

Por eso creen necesario brindarse soluciones y también que los organismos pongan en cintura a ciertos empresarios que desconocen responsabilidades.

“Tenemos que fomentar el autociudado, tener conciencia de las situaciones a nivel social que hay en muchos sectores, viajar en horas diurnas, acompañados, mantener contacto con las autoridades; tenemos 42 jefes de seccional de Tránsito”, detalla Parra.

Zona de francas amenazas

Según detalla Bobadilla, entrar a Buenaventura puede tomarle 10 horas a un camionero, tiempo suficiente para ser víctima de fleteo antes de arribar.

Pero incluso ya al interior del Puerto, en zonas que deberían estar provistas de seguridad, los conductores pueden sufrir graves asaltos, como consta incluso en un video que envía Bobadilla como evidencia, de un colega herido de gravedad con arma blanca.

“Muchos empresarios mandan 100 mulas en una operación logística de tres días desatendiendo todas las obligaciones de seguridad que le corresponden, según el decreto 2228 de la Superintendencia de Puertos y Transporte”, recalca Bobadilla.

De todos modos en materia de seguridad, el país tiene logros que mostrar. Según la presentación de Juan Miguel Durán, presidente de Colfecar, en la Expo Anpact 2019, con presencia de 30 países, Colombia redujo en dos décadas, en un 90%, el robo de unidades de transporte de carga por cuenta de la piratería. El año pasado, por ejemplo, se desmantelaron 39 bandas.

Sin embargo, los camioneros siguen siendo el eslabón más expuesto en la cadena. Dice Gabriel Jaime Ospina Mazo, transportador durante 25 años y actual coordinador logístico de la empresa Daes, que actualmente, más que los saqueos a vehículos, el asiduo problema de seguridad es el robo de los anticipos, es decir, dinero en efectivo que portan los conductores para la operación. “Generalmente, cuando esto ocurre, al conductor le toca responder de su bolsillo. Cuando es robo de mercancía, tras la investigación, la aseguradora responde”, explica.

La carretera también pone en riesgo sino su integridad. Actualmente, dicen los agremiados, se conoce de al menos siete transportadores muertos a causa del covid-19.

Sin embargo, aún con estos peligros, aseguran que seguirán al frente ayudando a dinamizar un país que, de no ser por ellos, se movería poco.

Los riesgos que impone la carretera a transportadores

CONTEXTO DE LA NOTICIA

Otra lucha que libran los transportadores busca que las concesiones garanticen seguridad en las vías que administran. Piden que estos cuenten con mandíbulas de la vida, implementos para sacar conductores aprisionados tras un accidente. Reitera, por ejemplo, la ACC, que la ausencia de estos ha causado que decenas de conductores que salieron ilesos tras el impacto finalmente fallecieran por posterior incineración del vehículo y ante la imposibilidad de salir. Dice que es necesario tener mecánicos capacitados para desvararlos y acondicionamiento de zonas de descanso.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE