RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

“El Cristo más alto del mundo”: la apuesta en El Peñol, Antioquia, que tendría hasta teleférico

Álvaro Guerrero Arango

Una familia tradicional de El Peñol comenzó a construir el proyecto turístico más ambicioso de su historia.

Deben conseguir una inversión cercana a los 60 millones de dólares. La obra no ha estado libre de críticas.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

A principios de este año se comenzó a construir en El Peñol el que es seguramente el proyecto turístico, económico e inmobiliario más importante de su historia. Y no ha estado exento de polémica.

El proyecto, que de entrada está avaluado en unos 60 millones de dólares según sus propietarios, está compuesto por cinco iniciativas que van desde la construcción de una escultura de un Cristo de 86 metros de altura que sería el más alto del mundo (el Cristo Corcovado de Brasil tiene 38) con un mall comercial a sus pies, hasta la puesta en marcha de un teleférico de 1,2 kilómetros que espera transportar a 1.000 visitantes por hora desde el casco urbano del pueblo hasta la vereda El Guamito, donde se desarrollarán los cinco proyectos.

Además de la escultura del Cristo, del mall comercial y del teleférico, se está construyendo un resort de lujo con 129 casas de lujo tipo lodge con jacuzzi, donde la noche cuesta hasta $1.000.000. También dentro del plan de expansión del proyecto está la construcción de un hotel y de un centro comercial donde tendrán prioridad los comerciantes del Oriente antioqueño. Se espera que el resort esté terminado el próximo año, que el mall comercial y el teleférico se estrenen en el 2027 y que la escultura esté en pie en 2029.

Todo eso lo está construyendo el Grupo Montecielo, una empresa familiar, de los Giraldo del viejo Peñol, que han heredado en tierra seis fincas que suman unos 580.000 metros cuadrados donde estarán ubicadas todas las estructuras. “Como el terreno es de nosotros, no tenemos que pensar en alcanzar un punto de equilibrio para invertir, sino que vamos vendiendo y vamos construyendo”, explica Juan Esteban Morales, CEO de la empresa, ingeniero civil, 24 años y ojos verdes montañeros. Morales dice que lleva construyendo con la empresa desde que tiene 13 años. La hipérbole parece sello de la casa.

A pesar de que la construcción del proyecto empezó desde 2020, el resort ya está funcionando y el mall que vigilará el Cristo ya tiene construidas las bases debajo de la tierra, la noticia de la escultura tan pretenciosa y opulenta como antioqueña se regó apenas hace una semana por cuenta de un video de TikTok en el que dos mujeres invitaban a invertir en uno de los 76 locales que esperan un tráfico de más de 200.000 personas al mes y que se consiguen desde $600 millones.

Antes de meterse en este proyecto, el grupo Montecielo había hecho algunas construcciones en El Retiro y desde enero empezó a operar uno de los dos helipuertos del municipio desde donde salen helicópteros llenos de turistas todo el día tomando fotos y haciendo ruido.

La idea de la escultura gigantesca en la parte alta de la montaña, desde donde se ve buena parte del embalse y de la piedra, se le ocurrió “en un chispazo” al padre de Morales, que es el propietario del grupo, el pluma blanca. “La escultura lo que cuenta es la historia del viejo Peñol y el nuevo casco urbano. La cruz simboliza la muerte en la inundación de ese viejo peñol y el Cristo resucitado simboliza la historia de este nuevo casco urbano”, explica Morales.

La escultura, que tiene cuatro propuestas de diseños y de escultores, entre esas una del santandereano Juan David Cobos que ya esculpió una figura similar en el Cerro del Santísimo en Floridablanca, estará anclada a una cruz que en su interior tendrá un ascensor para llegar hasta el punto más alto para divisar todo el paisaje (ver la primera fotografía) y comprar en tiendas de lujo. Para hacerse una idea de la panorámica: el punto de partida del Cristo queda 45 metros por encima del punto más alto de la piedra, de manera que desde la parte alta de la escultura la posición será 130 metros por encima, y sin subir ni una escalera. “Esta es la imagen que le va a dar la vuelta al mundo”, dice Morales.

Los dueños esperan que el lugar se convierta en un sitio de peregrinación religiosa, pero también en una parada obligada para quienes hoy visitan el embalse y la piedra. Quieren que los buses cargados con turistas no lleguen por la mañana y se vayan en la noche, sino que se queden a dormir allí. Insisten en que no son competencia para los sitios turísticos que hay ahora sino un complemento.

Por su parte, la comunidad parece dichosa con la noticia. Los vecinos cuentan que cargaron a alguno de los Giraldos de pequeñitos y que son gente de toda la vida del pueblo, que lo que traiga desarrollo y turismo les hace bien. A pesar de tener el ejemplo cercano, casi inmediato de Guatapé, poco se habla por el momento de los efectos negativos que podría significar una llegada masiva de turistas para los locales que ven no solo cómo se disparan los precios de sus tierras, sino también el costo de vida; o cómo empieza a escasear el agua, como ocurre en Guatapé. Por ahora es un proyecto falta ver si le llegan los inversionistas.

 

Related posts

Murió gerente del hospital de Caucasia, víctima de ataque sicarial

PaisaEstereo

Cartageneros, detrás de materializar el sueño de tener vivienda propia

admin

75 mil millones para saneamiento y vías del alto Sinú

admin