Connect with us

Entretenimiento

Estas son las aves migratorias que vuelan sobre el Aburrá

Entre octubre y noviembre llegaron al área metropolitana las migraciones de aves que huyen del invierno en Norteamérica.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Contáctenos

La mayoría de ellas están sobrevolando los cielos del Aburrá desde octubre y algunas desde noviembre, luego de emprender un largo viaje desde el Norte del continente americano buscando climas tropicales, refugio y alimentos lejos del frío y la nieve.

En marzo volverán a emprender ese maratónico recorrido, esta vez de regreso a su lugar de origen.

Desde la Universidad CES explican que aunque algunas especies solo van de paso, otras se establecen especialmente en el Valle de Aburrá debido a las condiciones geográficas de la región.

En ese sentido, la observadora y científica Ana María Castaño anota que el área metropolitana (que incluye los 10 municipios del Aburrá) presenta altitudes que van entre los 700 y los 3.200 metros de altitud, que permiten recibir las migraciones por diferentes puntos.

Son 60 kilómetros de extensión que separan sus dos extremos (Caldas, al Sur, y Barbosa, al Norte), en los que habitan 509 especies, que representan el 5 % del total de la población de aves del mundo, “la tasa más alta del planeta”, añade Castaño.

A esta cifra hay que sumarle los visitantes que llegan por estos meses.

Esa amplia diversidad de avifauna no es gratuita y tiene su explicación en las condiciones topográficas de la región, en especial con la conexión con otras ecoregiones en los puntos extremos, a través de ríos como el Cauca o el Magdalena, explica Andrés Cuervo, director científico de Colecciones Biológicas del Instituto de investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humbolt.

“Los cambios de paisaje y clima pueden facilitar la llegada de poblaciones de aves que no eran de la región”, relata Cuervo en el prólogo del libro Guía Fotográfica de las Aves del Valle de Aburrá – Segunda Edición, publicado en 2018-.

El inventario nacional más actualizado hasta ahora es la Guía Ilustrada de la Avifauna Colombiana (2019), que registra 1.941 especies de aves (migratorias y residentes), el mayor número que tiene un país en el mundo, lo que hace a Colombia en el destino número uno de pajareros (avistadores). En el Valle de Aburrá está el 26 % de las mismas.

De acuerdo con la Guía Fotográfica se hallaron 22 nuevas especies. Entre las novedades está un cuco, un águila de gran tamaño y un colibrí.

Las que se ven
En el informe que el CES entrega sobre las aves migratorias destaca la presencia principalmente de individuos como el gavilán aliancho (Buteo platypterus), gavilán langostero (Buteo swainsoni) y halcón peregrino (Falco peregrinus).

“También, algunas aves pequeñas y medianas rondan los jardines, cebaderos y bordes de las quebradas, como el caso de las reinitas (del género Setophaga), las pirangas (de las especies Piranga rubra, Piranga flava y Piranga olivacea), los cucos americanos (Coccyzus americanus), algunos atrapamoscas de los géneros Empidonax y Contopus y zorzales buchipecosos (Catharus ustulatus)”.

Por su parte, en las riberas del río Medellín y los lagos y humedales de los municipios del Norte (Copacabana, Girardota y Barbosa) se pueden observar a plena vista chorlitos y andarríos (de las especies Tringa solitaria, Tringa melanoleuca y Actitis macularius), patos barraquetes (Spatula discors) y águilas pescadoras (Pandion haliaetus).

Entre las aves nocturnas, que son más complejas de detectar, pero que se pueden escuchar (algunas son muy bullossas) están las gallinas ciegas o guardacaminos de las especies Antrostomus carolinensis y Chordeiles minor, que son insectívoras y se ubican cerca de caminos o en zonas verdes.

Por sus características de rondar jardines, cebaderos, zonas verdes y quebradas en la zona urbana, el halcón peregrino, la piranga, el gavilán aliancho y el cuco americano son algunas de especies que más se ven . (Ver Recuadros)

Estas turistas estarán por un par de meses más y con seguridad varios de eloos decidirán quedarse disfrutando del Valle de Aburrá, en vez de emprender otro laro vuelo de regreso a casa.

Mide 30 centímetros, los machos pesan cerca de 58 gramos y las hembras 68 gramos, aunque pueden llegar a alcanzar hasta 110 g antes de la migración. Se reproduce desde el suroriente de Canadá y Estados Unidos hasta México.

 

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE