RimixRadio, Noticias para latinos
Entretenimiento

10 curiosidades para ver en el Jardín Botánico

El lago del Jardín Botánico (arriba) es uno de los sitios preferidos por las iguanas. El imponente árbol del viajero (izq.) y la Palma de Cera (Der.) FOTOS CRISTIAN ÁLVAREZ

El jardín botánico de Medellín Joaquín Antonio Uribe tiene 50 años de historias y sorpresas. Lea acá unas.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

El Jardín Botánico Joaquín Antonio Uribe ajustó 50 años de historia y todavía sigue sorprendiendo con sus secretos y curiosidades a los medellinenses y los turistas que lo visitan todos los días, convirtiendo sus frondosos corredores en una especie de torre de babel donde se escuchan acentos de todas las latitudes.De la mano de la gestora ambiental Anabell Arroyave Ibarra este diario pudo acceder a algunos de ellos.

Este espacio de ciudad que se ha vuelto en todo un oasis de vida entre el gris de Medellín, alberga algunas emblemáticas plantas de la región, el país y el mundo que asombran con sus historias y sus datos.

Además, más allá de la exhibición de las plantas, el jardín se ha convertido en un espacio de investigación científica, y de conservación y salvamento de especies en vía de extinción vegetales y animales.

Recuerde que la entrada al Jardín es gratuita excepto si se trata de eventos especiales. Además, el espacio ofrece recorridos guiados todos los martes a las 11:00 a.m., todos los jueves a las 2:00 p.m., y los sábados a las 11:00 a.m., y a las 2:00 p.m. Es importante tener en cuenta que este servicio se presta solo a grupos de entre seis y 25 personas. También se puede solicitar con varios días de antelación el servicio de guianza bilingüe.

También hay que tener en cuenta que el acceso de las mascotas al Jardín está prohibido, salvo las que estén debidamente certificadas como mascotas de apoyo emocional o como animal de guía para personas ciegas.

1. El árbol abuelo da la bienvenida a visitantes

La primera planta que recibe a los visitantes del jardín es el enorme Árbol Abuelo o Árbol Guardian (llamado así porque la textura del tronco asemeja ojos abiertos). Esta es una ceiba pentandra oriunda del Amazonas que puede rondar los 80 años. La extensión de sus ramas es la misma que la de sus raíces bajo tierra.

2. Más de 100 especies de palmeras

En el Jardín hay cerca de 100 especies de palmeras, de entre las que destaca la Palma de Cera, nuestro árbol nacional que puede medir 60 metros de altura. Además, allí también está la colección de bromelias más grande del país y la segunda del mundo. Dato curioso: las piñas son fruto de una especie de bromelia.

3. El árbol de las “costillas de adán”

Entre las especies que hay en el Jardín, una tiene el particular apodo de “Costilla de Adán”. Aunque realmente es conocida como Monstera Deliciosa (porque a los antiguos colonos su figura les parecía la de un monstruo y por lo delicioso de su fruto), tiene el remoquete porque sus hojas son como un costillar humano.

4. Una planta que dice “adiós”

Otra curiosa especie es el Árbol del viajero, endémica de la lejana Madagascar, que también se halla en el jardín. La enorme planta tiene este nombre porque parece una mano extendida diciendo adiós. Además –en casos de extrema necesidad– de su tallo puede sacarse agua para salvar algún viajero perdido.

5. Plantas “prehistóricas” en Medellín

En el Jardín Botánico también posee un sendero de plantas prehistóricas, espacio en el que viven las zamias, fósiles vivientes que aparecieron en la historia desde hace 250 millones de años y de la que Colombia tiene 26 especies, entre ellas la Zamia disodón autóctona de Antioquia. El acceso vale $5.000 por persona.

6. Un oasis de vida para animales

Allí también conviven varios animales entre los que destacan por lo menos cinco especies de reptiles como tortugas e iguanas; mamíferos como ardillas y zarigüeyas; e incluso aves migratorias. Es importante recordar que no se les debe alimentar con comida no apta para ello pues podrían enfermarse.

7. Aquí halla el famoso “culantro”

Existe un refrán popular que reza “bueno es culantro pero no tanto” Sin embargo, pocos saben que es el tal culantro. Pues bien, en el Jardín se cultiva esta planta comestible. Su sabor es más intenso que el del cilantro, lo que explica el refrán. Esta y otras plantas comestibles son cultivadas para usarse en el restaurante In Situ.

8. Venden plantas en vía de extinción

El Jardín Botánico también se dedica a la conservación de especies más allá de sus muros. Por ello, también vende plantas que están en vía de extinción como los magnolios y las ceibas. Además brinda asesorías en la creación de huertas urbanas para la comunidad. Esto lo hacen los jueves y los domingos.

9. Una mirada al pasado

El Jardín tiene una sala de lectura y cultura desde la que se puede acceder de forma gratuita a la colección de libros de botánica de Enrique Pérez Arbeláez, uno de los padres de esta disciplina en Colombia. La consulta del material de investigación se puede hacer los primeros martes de cada mes o con reservación previa.

10. Las mariposas “del sol”

Aunque recientemente ha cobrado popularidad, el mariposario del Jardin Botánico es toda una sensación que alberga entre 150 a 300 individuos de entre siete y 14 especies distintas. Lo curioso es que a estos nobles insectos parece gustarles mucho el clima cálido ya que entre más sol, más mariposas se pueden apreciar.

Related posts

Cali Flow Latino – La Salsa Caleña

PaisaEstereo

Naya Rivera, de ‘Glee’, ‘juntó suficiente energía’ para rescatar a su hijo ‘pero no lo suficiente para salvarse’, dicen las autoridades

PaisaEstereo

Cuando murió Pablo Escobar, Darío Gómez cantó diez veces “Nadie es eterno en el mundo”

admin
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE