RimixRadio, Noticias para latinos
Internacional

GUATEMALA: Menos nacimientos y matrimonios en Guatemala: Las dos gráficas que muestran la “oportunidad única” para mejorar la calidad de vida del país

GUATEMALA:

Por Raúl Barreno Castillo Y Andrea Jumique

Nacimientos y defunciones son las inscripciones que más se hacen en el Registro Nacional de las Personas, seguidas por los matrimonios y divorcios. Estas son las cifras entre 2019 y 2023.

TOMADA DE:https://www.prensalibre.com/

Del uno de enero de 2019 al 1 de octubre de 2023 se reporta casi dos millones de inscripciones de nacimiento, mientras que en ese mismo periodo las defunciones sobrepasan las 480 mil.

En época de pandemia de covid-19, los guatemaltecos optaron por unirse en matrimonio, y también por divorciarse. Además, durante el 2021 murieron más personas que en el 2020.

Prensa Libre solicitó datos al Registro Nacional de las Personas (Renap) para conocer la cantidad de inscripciones de nacimiento, defunciones, matrimonio y divorcios.

Estos son los datos proporcionados por la Dirección de Informática y Estadística de la institución que registra los datos personales de los guatemaltecos.

Los datos tienen que ver con la cantidad de matrimonios, defunciones, nacimientos y divorcios inscritos en el Renap del uno de enero de 2019 al uno de octubre 2023.

Expertos consultados aseguran que las cifras que registra hasta hoy el Renap “es una demostración de que Guatemala está próxima a experimentar el inicio del Bono Demográfico, un período de alrededor de 20 años que se caracterizará por menor cantidad de nacimientos, mayor esperanza de vida, el alargamiento de la etapa productiva previa al matrimonio”, entre otras consideraciones.

Matrimonios y divorcios
Entre enero del 2019 al 1 de octubre del 2023, más de 390 mil matrimonios fueron inscritos en las sedes del Renap de toda la República. Durante estos casi cinco años, fue en el 2021 en donde más casamientos se llevaron a cabo, en total se registraron 93 mil 342.

“Muchas personas, después del confinamiento, consideraron que era el momento de vivir el ahora, de aprovechar la vida y vivir con intensidad”, dice Yosahandi Alcalá, psicóloga y sexóloga.

Agrega que “esto hizo que varios tomaran la iniciativa de casarse, aunque también otras personas ya tenían programada su boda, pero por las restricciones la fueron posponiendo, hasta el 2021 en donde ya se podía”.

El segundo año con más matrimonios registrados fue el 2022 con 88 mil 863, luego el año 2019 con 81 mil 480, después el 2023 que hasta el 1 de octubre se tiene registro de 64 mil 937, y por último el 2020 con 61 mil 405.

Alcalá opina que una particularidad de las relaciones amorosas de los años de pandemia fue que la mayoría se comunicó por medio de chat o videollamada, por lo que no convivieron en persona tanto tiempo.

“Esto provocó que no se conocieran totalmente, ya que la convivencia es la que ayuda a pasar de la etapa de enamoramiento a la construcción del amor. Esto generó problemas de comunicación en los meses siguientes”, analiza.

Añade: “Cuando hablamos mucho tiempo por chat, las conversaciones son superficiales y no abordamos los temas incómodos en pareja en donde, por ejemplo, mostramos nuestras emociones y conocemos qué cosas nos agradan y no aprendemos a poner límites”.

“Al final, no sabemos cómo actúa la otra persona, no conocemos su lenguaje corporal”, opina.

Los problemas de comunicación pudieron afectar en la separación de las parejas. De acuerdo con el Renap, el 2022 es el año en donde más registro de divorcios se tuvo con 11 mil 232. Continúa el 2021 con 10 mil 242, después el 2023 con 9 mil 357, luego el 2019 con 9 mil 332 y por último el 2020 con 5 mil 36.

Alcalá describe que los problemas más comunes en un matrimonio es la comunicación.

Made with Flourish
“Este tema va desde el no tener conversaciones sanas, sino que peleamos o nos quedamos callados. Las personas se casan porque, por ejemplo, salen comentarios como ‘ya no puedo bromear contigo’ o ‘ya no te gusta que veamos los mismos programas de televisión’. Entendemos que como no podemos hacer a la otra persona a nuestra manera, entonces ya no nos comunicamos”, agrega.

Aunque las personas consideran que la infidelidad es otro de los factores que influyen en el divorcio, la psicóloga y sexóloga indica que no es así. sino que es una consecuencia de la mala comunicación, porque ya no pasan tiempo juntos como pareja y por ello se va perdiendo la admiración, atención y el entendimiento entre ambos.

Defunciones y nacimientos
El total de nacimientos en los casi cuatro años en análisis suman 1 millón 849 mil 207. Los departamentos de Guatemala, Alta Verapaz, Huehuetenango, Quiché y San Marcos concentran la mayor cantidad de inscripciones de nacimiento.

En el 2019, registraron 414 mil 287 nacimientos; en el 2020 fueron 335 mil 643; mientras que en el 2021 la cifra alcanzó los 390 mil 380. Las inscripciones de nacimientos de 2022 fueron 384 mil 729, mientras que, del 2023, hasta octubre, acumulan 324 mil 168.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el promedio diario de nacimientos en Guatemala es de 946.

En los últimos cinco años se observa un descenso en las cifras de nacimientos. Por ejemplo, en el 2018, nacían, en promedio, 1,050 niños a diario y la tasa de fecundidad era de 2.6 hijos. Cuatro años después, hubo un descenso de 2.3 hijos.

La estadística de nacimientos muestra diferencias de sexo. Nacen más hombres que mujeres con una diferencia de más de 5 mil.

En el caso de las defunciones reportadas en el sistema del Registro de las Personas suman, entre 2019 y 2023, 486 mil 255.

Estas están divididas así: en 2019, 86 mil 992; en 2020, 96 mil 387; en 2021, 121 mil 419; en 2022, 98 mil 384 y a octubre de 2023, 83 mil 073.

La mayor cantidad de defunciones las concentra también el departamento de Guatemala.

De acuerdo con el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) en el documento “exceso de mortalidad Guatemala 2022”, del departamento de epidemiología, de 2020 a 2022, años de pandemia, las defunciones se han observado mayormente en hombres.

“El 2020 y 2021 se presentó más defunciones que en el 2022. 2022 solo estuvo por arriba de la mediana durante las primeras 10 semanas epidemiológicas; de la semana 11 a 24 estuvo sobre lo esperado; a partir de la semana 24 – 25 presentó el número de casos más elevado; la tendencia es a permanecer sobre lo esperado”, explica en el análisis.

Desafíos y oportunidades
El investigador asociado de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa), Jorge Benavides, explica que las gráficas de Renap muestran una combinación de dos fenómenos, uno eventual y otro tendencial.

“El primero está relacionado con la disminución de condiciones de socialización durante el 2020, asociado a las medidas de salubridad por la covid-19”, opina.

Añade que “esto ocasionó menores matrimonios, menores embarazos, y por consiguiente menores nacimientos. Adicionalmente, debido a los efectos de la enfermedad, también se registró un excedente de fallecimientos por afectación directa o por comorbilidades“.

“El segundo fenómeno evidencia el cambio en la demografía del país, una situación que se venía identificando desde 2015 y que en 2019 ya marcaba cierta tendencia hacia la desaceleración del crecimiento demográfico, un envejecimiento de la población, y por consiguiente, reducción en matrimonios y nacimientos, sin mayor alteración en defunciones”, detalla.

Según Benavides este patrón “es una demostración de que Guatemala está próxima a experimentar el inicio del Bono Demográfico, un período de alrededor de 20 años que se caracterizará por menor cantidad de nacimientos, mayor esperanza de vida, alargamiento de la etapa productiva previa al matrimonio (debido en gran parte a la mejora de los ingresos personales y del hogar), y, por consiguiente, reducción de fallecimientos”.

Para el especialista de Fundesa “este período es una ventana de oportunidad para acelerar el crecimiento económico del país y realizar las inversiones para disminuir la magnitud de las brechas en temas sociales”.

“Una vez pase esta ventana de tiempo, no habrá una nueva posibilidad de inducir cambios significativos en la calidad de vida de los guatemaltecos“, puntualiza.

Mientras que el analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien), David Casasola, es de la opinión que las gráficas son el resultado de un tema de acceso a hacer el registro en el Renap.

“Da esa impresión porque en 2021 hay un aumento, que podrían ser los nacimientos que no se registraron en 2020 y luego en 2022 ya regresó a un valor parecido al de 2019”, expresa.

Ahora, agrega Casasola, en el caso de las defunciones “sí podría ser el efecto de la pandemia de covid-19 y las complicaciones asociadas”.

Eso, dice el especialista, sumado al efecto de haber interrumpido consultas, que pudo haber dejado sin atención médica a otros cuadros que se pudieron complicar”.

Del 1 de enero al 31 de octubre 2023
Defunción; 233 mil 928; 4.28%
Divorcios; 9 mil 587; 0.18%
Matrimonios; 219 mil 594; 4.02%
Nacimiento; 4 millones 807 mil 552; 87.91%

Related posts

ECUADOR: Marcha indígena, pacífica y con música, se moviliza hacia el Palacio de Carondelet

admin

CHILE: Sistema frontal: informan sobre dos personas fallecidas y tres desaparecidas

admin

CHILE: Muertes por COVID-19 durante 2021: En nueve regiones suman más de la mitad de toda la pandemia

admin
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE