RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales Vida

El plan para frenar los 133 hipopótamos de Escobar

FOTO: ARCHIVO EL COLOMBIANO

DANIELA OSORIO ZULUAGA |

Un Comité científico está a punto de declararlos como especie invasora. La logística para castrarlos, reubicarlos y cazarlos se pone en marcha en agosto.

TOMADO DE: elcolombiano.com

A falta de sus depredadores naturales, y con las condiciones climáticas a su favor, los hipopótamos que llegaron a Colombia como un lujo del narcotraficante Pablo Escobar podrían llegar a ser 434 para 2030 y acabar con especies de la región como los manatíes. Por eso, la conclusión del más reciente estudio científico, realizado por la comunidad académica y avalado por el Gobierno, es contundente: la especie es invasora y debe ser declarada como tal para frenar su reproducción y expansión por el río Magdalena.

Tras su llegada desde África en 1990 como un exótico gusto para adornar la Hacienda Nápoles del capo, los hipopótamos han causado problemas casi tan grandes como su tamaño, que alcanza hasta los 5.2 metros de ancho. Pero lo que ha sido un lío ambiental y judicial en las últimas tres décadas, parece empezar a tomar rumbo fijo por primera vez en un ámbito nacional.

Tal como lo anunció el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el país está más cerca que en cualquier otro momento de declarar a esos mamíferos como invasores y, a partir de ahí, consolidar un plan para su castración, reubicación y caza, pues ya se convocó al Comité Técnico Nacional de Especies Introducidas y/o Trasplantadas Invasoras, quienes serán los encargados de tomar la decisión final.

Lo cierto es que –según fuentes consultadas por EL COLOMBIANO– dicho Comité estaría a punto de pronunciarse a favor de esa recomendación y todo estaría dado para que el plan comience cuánto antes, pues el ministro de Ambiente, Carlos Eduardo Correa, se propuso empezar a ejecutar el plan de manejo antes de agosto.

Reproducción desbordada

Con científicos y biólogos en campo y apoyados por MinAmbiente, la Universidad Nacional y el Instituto Alexander von Humboldt llevaron a cabo un estudio para estimar la población real de hipopótamos y verificar las condiciones de los individuos, del ecosistema y sus alrededores.

Así las cosas, los investigadores lograron identificar un total de 133 hipopótamos en Colombia y una tasa de reproducción del 14 %, que, al ser incluso superior a la registrada en África, provocaría una población aproximada de 434 individuos para 2030.

Teniendo en cuenta ese panorama, “la meta sería llevar a cero la cantidad de hipopótamos presentes en el país pese a los costos que eso implique” dice el exministro de Ambiente y profesor emérito de la Universidad de los Andes, Manuel Rodríguez, pues –según él– “en este punto la decisión más cara en términos económicos y ambientales es no hacer nada”.

Frenar a los gigantes

Pero enfrentar el problema no es fácil con unos gigantes que logran pesar hasta 4.5 toneladas y que, además, están esparcidos en 172 kilómetros cuadrados y son altamente territoriales y agresivos cuando se sienten en peligro, por lo que cualquier plan para contenerlos deberá tener por lo menos tres componentes ampliamente estudiados por Cornare, la autoridad ambiental de Antioquia.

En diálogo con EL COLOMBIANO, el director de dicha entidad, Javier Parra, detalló que una vez se declare como especie invasora, se deberá crear un plan de manejo que tendría tres eslabones fundamentales: contener la reproducción, confinar y reubicar a los individuos, y realizar una caza controlada.

La buena noticia, según confirmó este diario, es que la primera ya tiene un avance del 36.8 %, pues Cornare ha logrado esterilizar a 49 mamíferos de ese tipo. Nueve bajo la castración tradicional y 40 más con inmunocastración, la cual se logró con vacunas donadas por Estados Unidos.

Por ahora, el Gobierno está a la espera de lo que decida el Comité. Si se declaran como invasores, la historia de los gigantes de Escobar cambiaría para siempre.

ASÍ VAN LOS MAMÍFEROS DEL MAGDALENA

CONTEXTO DE LA NOTICIA

El tema ha estado atravesado por la polémica entre quienes piden una solución científica, que en muchas ocasiones implicaría una caza controlada, y quienes piden respetarles su vida a toda costa. Desde la perspectiva de la ambientalista y PhD en derecho Andrea Padilla, no se debería optar por “la salida del gatillo fácil”, refiriéndose a la posibilidad de asesinar a algunos. Así mismo, insistió en que hay que buscar alternativas con todas las partes, incluyendo a las comunidades que viven cerca a ellos y que estaría de acuerdo en acudir a la eutanasia solo para casos que no tengan otra opción.

Related posts

Coronavirus en Cartagena: 211 nuevos contagios y cinco muertos

admin

Greeicy, de La Voz Kids, visitó a pacientes con cáncer en una jornada de música y alegría

admin

El 72% de los hogares de Antioquia sufren de inseguridad alimentaria

PaisaEstereo