RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

Familiares de militares antioqueños muertos en Ucrania piden apoyo para su repatriación

Un hombre de 39 años oriundo de Caucasia y otro de 38 de Támesis fallecieron en un bombardeo ruso en la ciudad de Kiev mientras terminaban su reentrenamiento. Familiares dicen que viajaron en busca de un futuro mejor para sus allegados.

TOMADA DE:elcolombiano.com

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Un mensaje de su esposa, es tal vez lo último que vio el exsoldado profesional caucasiano Luis Eduardo Noya Pérez, una de las víctimas mortales que dejó un bombardeo ruso en suelo ucraniano ocurrido el pasado miércoles 24 de abril.

Noya Pérez, era un exmilitar colombiano de 39 años residente del barrio Primero de Mayo de Caucasia que había prestado su servicio militar en el Batallón Rifles donde también se desempeñó como soldado profesional. Además, fue vigilante en el Hospital César Uribe Piedrahíta y guarda de seguridad en una empresa minera, según detallaron los medios locales.

De acuerdo con NP Noticias, Noya había decidido emprender el viaje hasta el país europeo en conflicto para combatir a favor de este en la actual contienda que sostiene contra Rusia como parte de la legión extranjera en la que también hay otros colombianos.

Según comentó el padre de Noya –el señor Eduardo–, el joven había tomado la decisión buscando un mejor futuro para su familia. Por ello, desde el pasado 30 de marzo había viajado al país en conflicto por recomendación de otros coterráneos que están desplegados allí.

De acuerdo a las declaraciones de Kellys Marcela Arredondo, esposa de Noya, el soldado se hallaba en una base de la ciudad de Kiev en un proceso de reentrenamiento que debía cumplir antes de ser desplegado en el frente.

En las constantes charlas que tenían por teléfono, este recalcaba que su viaje era para darle un mejor futuro a ella y a su hijo. “Era una persona muy entregada a su familia y a todo lo que hacía le ponía mucha fe, mucho entusiasmo y mucho positivismo”, agregó la mujer.

Arredondo detalló que cuando su pareja le planteó la idea de pelear en otro país, ella pensó que fue una idea pasajera, pero en vez de desistir de ella, con el paso de los días se entusiasmó más, impulsado también por lo que contaban otros colombianos que estaban allí, que señalaban que les estaba yendo bien.

A ese pedido de desistir del viaje se sumó su padre, pero el militar se mantuvo firme en su decisión.

Finalmente, en la mañana del 24 de abril, mientras conversaba con su esposa vía mensajes de texto, Noya dejó de responder, lo que causó extrañeza en la mujer.

“Se me hizo raro que no me respondiera, cuando a la hora y media vino la madrastra a confirmarme que él había muerto en un bombardeo”, añadió. Según trascendió, la noticia la dio otro compañero de Noya que indicó desde el celular del fallecido que el joven militar murió en un bombardeo ruso.

Hubo otra víctima en el bombardeo que era de Támesis

Infortunadamente Noya no fue el único muerto en el ataque, pues otro antioqueño pereció en el mismo.

Se trata de Diego Alejandro Cardona Ríos, quien había llegado a Ucrania desde su natal Támesis para luchar en la misma guerra, también buscando mejorar su futuro.

Según detalló su sobrino Juan Camilo a Q´hubo, Cardona tenía 38 años, y aunque trabajaba como mototaxista en el Suroeste, contaba con experiencia militar ya que se había desempeñado en esta labor en Colombia.

Hacía unos meses un amigo suyo le había contado que estaban buscando militares colombianos que quisieran ir a pelear en el combate europeo. De acuerdo con Juan Camilo, la oferta decía que se iba a ganar $12 millones mensuales, así que Diego Alejandro Cardona no lo pensó dos veces y partió a Europa. En los próximos días iba a firmar su contrato con las fuerzas ucranianas para combatir en la guerra, que ya lleva dos años y dos meses.

“Era muy buena persona y muy conocido en el pueblo. Nos dijo que se iba cuando ya estaba por viajar, se despidió de muy pocos familiares”, aseguró Juan Camilo.

Al igual que Noya, la familia de Cardona se enteró de su muerte por unos compañeros quienes llamaron a contarles lo que había pasado.

Ahora las familias de los dos militares buscan el modo de que sus cuerpos sean repatriado a Caucasia desde la lejana Kiev, trámite que podría tomar meses.

En el caso de Noya, por ahora están a la espera de que la Defensoría del Pueblo pueda determinar si puede aportar desde un fondo especial los recursos para el trámite, sino verán que alternativas pueden conseguir para que su allegado descanse en paz en tierra caucasiana.

Por su parte, la familia de Cardona espera que se pongan en contacto con ellos desde la Cancillería u otra entidad para conocer el trámite para repatriar a su allegado.

 

Related posts

En moto llegaron jugadores del Junior al Cortissoz por bloqueo de buses

admin

A la cárcel cuatro personas transgénero señaladas de cometer varios hurtos en Rionegro

admin

Con caravana en Sincelejo exigen libertad del médico Fabio Hernández

admin