RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

A punta de whatsapp, el Clan del Golfo paró barrios de Medellín

Así lucieron los establecimientos comerciales en la comuna 8 durante la semana pasada, en medio del paro armado. FOTO: JAIME PÉREZ

SANTIAGO OLIVARES TOBÓN

En cinco barrios de la comuna 8 se sintió más el paro, principalmente con el cierre del comercio.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Dicen que el voz a voz es la mejor forma de hacer publicidad. Y esta estrategia, apoyada con difusión de información a través de WhatsApp fue clave para generar terrorismo en seis barrios de la parte alta de la comuna 8 (Villa Hermosa), quienes vivieron en carne propia los estragos del paro armado del Clan del Golfo, cerrando del todo sus negocios. En otros sectores de Medellín también hubo intimidaciones, pero el miedo no los frenó del todo.

Desde el mediodía del jueves hasta la medianoche del domingo, en La Sierra, Villa Lilliam, Villa Turbay, La Arenera y Las Mirlas se vivieron 84 horas de constante incertidumbre ante un posible ataque, que se originó por el envío de un panfleto en las redes sociales, a nombre de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), como también se hace llamar esta estructura criminal.

“Se le mandaron los comunicados a los líderes a través de WhatsApp y luego se empezaron a ver algunos hombres diciendo que tenían que cerrar, que no se debía ver gente en la calle o se debían someter a las consecuencias”, dijo un líder de uno de los barrios de esta comuna del oriente de Medellín.

Al comenzar la tarde del pasado jueves, ningún establecimiento comercial de estos barrios pudo abrir sus puertas y la comunidad estaba sitiada por el miedo. “En las calles se veían algunas personas, diciéndole a la gente que se entrara, poniéndose la mano en la cintura para mostrar que estaban armados”, señaló un habitante del barrio Villatina.

Pero el voz a voz fue más fuerte en Villa Turbay. No hubo panfletos ni sujetos armados recorriendo las calles. Comentarios entre los vecinos que llegaron a los comercios, hicieron que la comunidad se atemorizara y prefiriera encerrarse, pese a la promesa de garantías de las autoridades de que nada iba a pasar.

“Acá no se vio un panfleto, no se vio nada raro, pero los comentarios de la gente generaron mucho temor entre la comunidad y con lo que estaba pasando más arriba, todo se cerró”, relató un residente de este barrio.

Pero esta soledad duró hasta el sábado, cuando los delincuentes, por medio de otro panfleto, permitieron que las comunidades pudieran ir a las tiendas a abastecerse, aunque sin permanecer mucho tiempo en las calles.

“Mandaron un panfleto por WhatsApp donde decían que los negocios debían abrir durante un rato, como para que la gente tuviera lo necesario, y luego debían cerrar”, expresaron desde Villatina.

Los habitantes de los sectores afectados destacaron que el transporte público, al menos las rutas integradas, siguieron movilizando a las personas durante estas jornadas de miedo. “Si no fuera por el Metro, no nos hubiéramos podido transportar porque los chiveros no subían y los taxis, menos”, relató uno de los habitantes afectados.

Miedo sí, cierres no

En otras zonas de injerencia del Clan del Golfo en Medellín, como son San Antonio de Prado, Belén Rincón y La Colinita, sí hubo intimidaciones y hasta algunos tiroteos, situación que si bien no cerró los negocios, hizo que la gente prefiriera resguardarse en sus casas y el transporte pasara tan esporádicamente como en los tiempos de aislamiento estricto por la pandemia del covid-19.

“Se vieron algunos muchachos pasar por las calles, en motos para arriba y para abajo, tratando de mostrar que eran de los ‘Gaitanistas’, pero nada más. Pero la gente prefirió no salir y los buses pasaban cada media hora, cuando normalmente lo hacen cada cinco minutos”, dijo un líder del barrio El Limonar, de San Antonio de Prado, uno de los fortines de esta estructura en materia de entrenamiento delincuencial.

Julio Rengifo, defensor de Derechos Humanos de la comuna 16 (Belén) y el corregimiento Altavista, resaltó que la fuerza del paro armado se vivió en Belén Rincón, por medio de la banda de Barrio Bolsa, que ejerce poder ilegal en Balcones de Serranía y en el sector que le da el nombre a la estructura.

“No fue tan complicado como en el pasado, donde se quemaron buses y hubo enfrentamientos, pero sí se sintió el miedo y algunos negocios cerraron, otros no”, manifestó Rengifo, quien también aseguró que en el corregimiento Altavista, donde habría vínculos de las AGC con otras bandas no hubo ninguna situación de seguridad.

El comandante de la Policía Metropolitana, general Javier Josué Martín, destacó que en la ciudad solo se presentó, de forma grave, la situación en la comuna 8 y resaltó que el accionar de la Policía Metropolitana ayudó a restablecer el control. Manifestó que se presentó una captura por estos hechos y ya se están tras la pista de otras personas que estarían a cargo de estas intimidaciones.

Zonas de influencia

El Clan del Golfo no tendría participación directa en Medellín y el Valle de Aburrá, pero se apoyaría con los hombres de algunas estructuras organizadas, siendo la más fuerte la banda de La Sierra, que tendría a cargo su ala militar en el Frente Metropolitano o Comisión Medellín, como es llamado por las autoridades.

Luis Fernando Quijano, vocero de la Corporación para la Paz y el Desarrollo (Corpades) señaló que esta estructura delincuencial lleva 12 años haciendo presencia ilegal en Medellín. Destacó que otro de los fortines es El Limonar N° 1, en San Antonio de Prado; y en Barrio Bolsa, además de vínculos en Bello y Caldas, a través de los grupos Pachelly y La Miel, respectivamente.

Los informes de inteligencia darían cuenta que todo el frente armado sería manejado desde La Sierra, pero en las demás zonas hacen presencia con el manejo del microtráfico, principalmente. Además, tendría algunos cabecillas con salarios pagados directamente desde la cúpula mayor.

Aunque el paro ya terminó, el miedo sigue rondando entre las comunidades afectadas y si bien ya pudieron abrir sus puertas, los mensajes y hechos como el ocurrido ayer en Ituango siguen generando zozobra en los barrios donde se sabe que hace presencia el Clan del Golfo.

$200 millones ofrecen como recompensa por alias Richard cabecilla del Clan.

CONTEXTO DE LA NOTICIA
PARA SABER MÁS
POLICÍA HERIDO EN ATAQUE EN ITUANGO

Un policía herido dejó un atentado que se registró en la mañana de ayer en el sector Montañitas, zona urbana de Ituango, luego de que un grupo de uniformados estuviera haciendo patrullaje por esta zona cercana al parque principal.

El general Gustavo Franco, comandante de la Región 6 de la Policía, confirmó que al paso de una patrulla por una vía cerca a la cabecera municipal, en el sector Montañitas, fue activado un artefacto explosivo dejando con heridas leves a un patrullero, que recibió atención médica en el Hospital San Juan de Dios, de este municipio.

 

Infográfico

Related posts

Familia fue atacada a machete por negarse a bajar el volumen a la música

admin

Capturan a influencer vistiendo uniforme e insignias de la Policía Nacional

PaisaEstereo

Más 1.200 comparendos se interpusieron ante restricciones en el Atlántico

admin

Leave a Comment

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE