RimixRadio, Noticias para latinos
Entretenimiento

En Sabaneta se construirá Arena para recibir grandes conciertos

FOTO: MANUEL SALDARRIAGA

Será un gran centro de eventos al lado de Mayorca que albergaría hasta 20.000 personas.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Si los anuncios del exalcalde Daniel Quintero se hubieran cumplido, un concierto como el de Karol G probablemente habría servido para inaugurar el proyectado centro de espectáculos Arena de Medellín. Sin embargo, la gestión errada de la presente administración distrital ha llevado a que esta sea otra iniciativa que terminó teniendo la misma volatilidad del humo.

Ahora, la certeza de que por lo pronto la llamada Arena Medellín no se construirá coincide con el anuncio que hará el lunes un grupo de empresarios que se adelantará para levantar una infraestructura con ese mismo propósito pero unos kilómetros al sur de la ciudad, en los límites del municipio de Sabaneta con Itagüí.

Ya está definido que se llamará Arena Primavera y ocupará un megalote ubicado al lado de la primera etapa del centro comercial Mayorca. El terreno de unos 28.000 metros cuadrados queda justo detrás de la antigua empresa de medias Crystal y tiene entrada por la avenida Las Vegas.

Entre los gestores del proyecto hay varios de los socios de TuBoleta —la más grande plataforma de comercialización de entradas para espectáculos— los mismos que estuvieron a finales de la década pasada en la construcción de la Arena Movistar Bogotá, lo cual representa un buen augurio de éxito.

Se tratará de una edificación multipropósito, tal cual es la misma Arena Bogotá que aparte de un gran escenario circular para 14.000 personas cuenta con un área comercial, centros de experiencia con juegos, salas de estar, baños, suites, salones VIP; puntos de comida y bebidas.

En este caso, la capacidad para albergar público sería de entre 15.000 y 20.000 personas, según le dijo a EL COLOMBIANO una fuente cercana al proyecto.

Aunque en dos días se darán datos más concretos, hace algún tiempo este medio consultó con uno de los socios que pidió no revelar su nombre y este afirmó que la inversión en un montaje de esta envergadura podría acercarse a los 200.000 millones de pesos. El hecho de que se haga el anuncio de manera formal a la ciudadanía quiere decir que la viabilidad financiera ya está asegurada, lo mismo que la posibilidad de disponer del predio adecuado.

Inicialmente los gestores de la idea consideraron cuatro posibilidades de lotes en distintos sectores del Valle de Aburrá, localizados concretamente en Bello, Medellín y, el que finalmente eligieron en Sabaneta.

La primera localidad la descartaron debido a que el espacio correspondía a un área socialmente deprimida que no ofrecía buenas condiciones de seguridad y accesibilidad, otro habría sido un terreno que ha servido como cancha de fútbol —no se especificó si era el mismo estadio Cincuentenario que destinó la alcaldía de Medellín para un escenario con este uso— pero también lo descartaron justamente por las implicaciones sociales de quitarle a la comunidad un espacio para la práctica del deporte.

Al darle el visto bueno a la opción de Sabaneta jugaron aspectos como el fácil acceso, por quedar en medio de dos arterias viales amplias como la avenida Las Vegas y la Avenida Regional, que no solo marcan una zona de tránsito de viajeros desde el suroeste antioqueño, el Eje Cafetero y el occidente del país, sino la vecindad con un complejo comercial como Mayorca, donde hay amplias áreas de parqueo y se puede retroalimentar la oferta de espectáculos con la actividad comercial. Ese factor colabora con las facilidades para llegar y salir, unido al hecho de contar con una estación del metro prácticamente a la salida de la Arena —la estación Itagüí— y otras más en las cercanías —las estaciones Envigado y Sabaneta—.

Otro factor que jugó en contra de unos y a favor de otros fue la estabilidad política en cada territorio. De hecho, EL COLOMBIANO conoció que desde hace más de dos años, los desarrolladores comenzaron los contactos con los alcaldes y no les habría sonado el ambiente político y social caldeado durante la administración Quintero en Medellín.

¿Se pueden tener más arenas?

Ante la inminencia de que este proyecto comience a rodar, surge la inquietud acerca de si esto anula el de Medellín. Al respecto una persona conocedora de este tipo de negocios indicó que hay que esperar a ver cómo reacciona el mercado en una ciudad donde apenas se está abriendo campo la gran industria del entretenimiento. No obstante, citó el ejemplo de Ciudad de México, donde existen varias arenas, pero aparte de que se trata de una ciudad que en sus 1.485 kilómetros cuadrados —el Valle de Aburrá mide 1.165,5 km²— cuenta con más de 22 millones de habitantes, lo que significa siete veces más la población que habita en los diez municipios que conforman el área metropolitana.

Con todo, el ejercicio positivo de la Arena Bogotá señala que puede haber buenas perspectivas, pues allí ha funcionado bien el esquema de Alianza Público-Privada y la Arena ha permitido celebrar infinidad de espectáculos de talla internacional. El asunto es que a la capital antioqueña le tocaría comenzar prácticamente de cero ante la deserción del consorcio que había presentado el proyecto.

En febrero de 2021 el entonces alcalde Daniel Quintero anunció la destinación del lote inmenso donde quedan el estadio Cincuentenario y su chancha auxiliar como case del Municipio para una Alianza Público-Privada que llevara a cabo la arena, con el fin de colmar una necesidad sentida en la ciudad metropolitana, donde se usa —y deteriora— el estadio Atanasio Girardot a falta de un sitio acorde para grandes eventos. La idea era que sirviera para conciertos, ferias, congresos, charlas y convenciones, y tuviera capacidad para 16.000 personas. La inversión aproximada serían 162.000 millones de pesos.

Supuestamente, ya había un grupo inversionista dispuesta a poner la plata, llamado Promesa de Sociedad Futura Arena Medellín Entertainment Center SAS., que presentó la propuesta y llegó hasta el estudio de factibilidad. Según Quintero, la construcción demandaba 18 meses.

No obstante, el tiempo pasó sin avances concretos y el miércoles pasado, el director de la Agencia APP, Rodrigo Foronda, le reveló a este diario que el proyecto ya está muerto debido a que esos empresarios tenían hasta el 22 de noviembre para demostrar que contaban con el dinero para el desarrollo, y no lo hicieron.

“Al no consignar los recursos en la fiducia se les rechazó la oferta”, añadió. Como segunda consecuencia, el terreno del Centenario queda libre a la espera de que resulte otro interesado, o a que la nueva administración de la ciudad defina cómo le apostará al tema.

EL FRACASO SE VEÍA VENIR DESDE EL PRINCIPIO

Tras conocer que la Promesa de Sociedad Futura Arena Medellín Entertainment Center SAS encabezaba el proyecto de una arena para Medellín, este diario hizo sonar la alarma de un posible fracaso, debido a que no mostraba mayor solvencia económica ni experiencia. El 90% de las acciones del conglomerado son de firma Martin’s Investment Group, creada en 2017 en Medellín para actividades inmobiliarias y construcción de edificios; en 2020 reportó activos por $808,5 millones y una utilidad neta de solo $22,5 millones.

La otra, España Business & Entertainment, fue fundada en Bogotá, en 2016, por Oscar Gutiérrez España, para producir musicales en vivo, programas y comerciales de televisión. En 2020 reportó activos por $93,4 millones y un patrimonio de solo $69,4 millones. Parecía una unión súper lánguida para un proyecto que demandaría inversiones por $162.000 millones.

 

Related posts

Paola Jara celebra la llegada del nuevo integrante a la familia

admin

Medellín, epicentro de evento internacional por el desarrollo sostenible

admin

«Santísimas», de diseñadora paisa, en la semana de la moda de Nueva York

PaisaEstereo
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE