RimixRadio, Noticias para latinos
Entretenimiento

En Medellín ya se cocina al ritmo de Bob Marley

FOTO: CAMILO SUAREZ
Ángel Castaño Guzmán

En el marco del Reggae dancehall fest, los paisas dirigen su mirada a la gastronomía jaimacana.

Procedente de Londres, Anasia Reid —de nombre civil Amanda— llegó a Medellín en 2017. En el plan original este núcleo urbano iba a ser una parada más en una viaje por toda Latinoamérica. Sin embargo, la combinación del clima, la oferta cultural y social de la ciudad y su extensión urbana manejable, hizo que ella decidiera radicarse en la capital de Antioquia.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Ahora Anasia, que habla el español con la lentitud de los extranjeros con poco rodaje en la lengua de Cervantes, ha abierto Jamaiquita, el primer restaurante de Medellín dedicado por completo a los sabores y los ingredientes de la isla de Bob Marley, Usain Bolt y Sean Paul. El restaurante lleva abierto poco más de un mes y su plato principal es el pollo jerk, una de las preparaciones típicas de Jamaica.

En el radar de la América Latina, hay tres elementos que identifican a Jamaica. Por un lado, la isla sobresale en el contexto occidental por su riqueza sonora. Esto, por supuesto, no es una novedad. La gran música del siglo XX surgió en las islas. Allá, en las playas y las calles de Jamaica surgieron el reggae —cuyo emblema superior es el guitarrista y compositor Bob Marley—, el dancehall y el ska.

También Jamaica ha estado asociada en la imaginación popular con el movimiento rastafari, una de las primeras manifestaciones del orgullo afro que se originaron en el continente americano. Y la variedad gastronómica cierra la lista que ofrece un resumen de la cultura de esta isla.

En la cima de los platos más populares de Jamaica está el pollo jerk. En la preparación de esta delicia se utilizan los muslos y los contra muslos del pollo. Primero las piezas se marinan en especias, para luego ser cocinadas en hornos regulados a más de doscientos grados centígrados. Después de una hora, el pollo se pasa a una parrilla, en el que se asa durante veinte minutos, más o menos. Luego de ser puesto en el plato, el pollo es untado con un guiso compuesto con scotch bonnet, una variedad picante de chile.

Este ingrediente es el emblema de la gastronomía jamaicana. Y lo es a tal punto que Anasia no duda un instante en considerar que el picante es el elemento que diferencia las cocinas de Colombia y de Jamaica. “A mí me gusta el picante. El picante es lo típico de Jamaica”, dice ella en el segundo piso de su restaurante, el sitio en el que dos cocineros atienden los pedidos del día. El pollo llega a la mesa acompañado de una fusión de arroz, coco y frijoles.

En un respiro de la cocina, Anasia cuenta que nació en Inglaterra. Sus padres son jamaicanos. Ahora, en la época de la jubilación, han vuelto a la isla. Le pregunto por los puntos en común entre las recetas de Jamaica y las de Colombia. Dice que, en realidad, San Andrés es una pequeña Jamaica: en esta isla confluyen los elementos raciales, lingüísticos y simbólicos que dan sabor local a muchos lugares de la América Insular.

En parte este hecho explica el crecimiento de la cultura reggae y dancehall en Medellín y otras ciudades de Colombia. Los puentes del mestizaje y la migración han hecho que, en la mayoría de los casos, las fronteras sean convenciones de la cartografía. A fin de cuenta la cultura de los pueblos no es un asunto que se restrinja a los mapas.

Anasia lleva unos pendientes con la forma del mapa de Colombia. Sonríe al escuchar la pregunta por ellos. Dice que ellos simbolizan su acoplamiento con la cultura colombiana. Esa comunión también está representada en el nombre de su restaurante. “Le puse Jamaiquita porque los paisas usan los diminutivos para las cosas que les gustan”, cuenta.

Le puede interesar: Mulahttaz, las promotoras del dancehall en Medellín

Otros platos típicos de Jamaica

Además del pollo jerk, la cocina jamaicana es reconocida por el akí y bacalao, un plato que une una fruta local —el akí—con el bacalao. Esta receta también incluye cebolla, tomate y otras especias. El escovitch fish también ocupa un lugar preferente en los gustos de los isleños. Este plato consiste en un pescado frito que se marina en una mezcla de vinagre, cebolla, pimientos y zanahorias.

Todos estos platos funcionan igual de bien en el almuerzo y en la cena. Quien quiera ir al restaurante de Anasia debe saber que los platos tienen un precio promedio de treinta y cinco mil pesos. El sitio está abierto al público de martes a domingo, de doce del día a diez de la noche.

Un festival de Jamaica en Medellín

Laura Mulahttaz es la organizadora del Reggae dancehall fest, un evento que reunirá en The green club (sitio de rumba ubicado junto al C.C El Diamante de sector Estadio) a los amantes de los sonidos y la cultura jamaicana. Laura, que además es bailarina y gestora cultural, está convencida que entre la isla de Bob Marley y la ciudad de la eterna primavera hay vasos comunicantes. “En Medellín vivimos la cultura caribe. Esta ciudad es muy caribeña”, dice.

La entrada al evento cuenta treinta mil pesos. La gente que asista verá un show de baile, música y sabor.

 

Related posts

Medellín inspira la música de Ricardo Montaner

admin

Murió Carlos Pinzón, el hombre que creó la Teletón

admin

“A mar abierto” con los delfines del acuario de Santa Marta

admin
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE