RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

63 agentes del tránsito de Itagüí denuncian a la secretaria de Movilidad por acoso laboral

FOTO: JAIME PÉREZ
Cristian Álvarez Balbín

Los casi 80 agentes de tránsito dijeron no aguantar presiones y maltratos que les hace la secretaria Emma Salazar.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

La conclusión del estudio de riesgo psicosocial que la Alcaldía de Itagüí hizo a sus funcionarios de la Secretaría de Movilidad es contundente: los 78 agentes tienen un riesgo muy alto de sufrir estrés laboral, 63 de ellos enviaron una carta denunciando acoso.

El informe indicó que las principales dificultades se dan por las demandas emocionales y el esfuerzo mental de su labor diaria, entre otros. Sin embargo, la realidad que oculta el lenguaje neutral de ese diagnóstico es mucho más compleja. Varios funcionarios le contaron a EL COLOMBIANO que la causa de sus males radica en la actuación de la secretaria de Movilidad Emma Carmela Salazar.

Según la versiones, aunque la llegada de Salazar a la entidad fue tranquila al principio, con el tiempo se volvieron habituales los maltratos hacia el cuerpo de agentes y sus decisiones arbitrarias, que desautorizaban la línea de mando de los agentes que tiene vigencia desde hace 50 años. “Me tocó sacar licencias no remuneradas para descansar de los maltratos de esa señora. Lo que ella hace atenta contra los principios morales y conxtra el respeto que todos merecemos” dijo un funcionario.

Según comentaron, es muy común que Salazar les grite e insulte en privado y en público, e incluso les haga desafíos de autoridad y humillaciones por radioteléfono.

“Ella se enfrenta con los compañeros en la calle y cuando exige que se haga algo que por norma no se puede, los grita y humilla diciendo ‘que si es que uno no es capaz de hacer el trabajo’. Uno ya sabe que si lo llama a la oficina es para violentarlo”.

Otra de las quejas de los agentes son las presiones constantes de Salazar que muchas veces conllevan más riesgos a la labor: “Ella presiona para que hagamos muchos comparendos en las veredas y los barrios ‘calientes’, nos presiona colocándonos a trabajar seguido los domingos y los festivos, también nos niega permisos a los que tenemos derecho. ¿Así quién sale a atender bien a la comunidad si encima vivimos amenazados por esta señora?”, se quejó otro.

¿Presiones a agentes?

Uno de los asutos más graves tiene que ver con los “grupos especiales” que Salazar implementó y que solo le rinden cuentas a ella.

“Emma creó como siete grupos especiales a sus órdenes, supuestamente para fortalecer la vigilancia en otras partes como las veredas. La primera discusión se dio por la elección de los encargados de esos grupos porque en varios casos son agentes sin rango ni experiencia para hacerlo, y que además están fuera del control de los subcomandantes”, señaló una fuente.

Otra situación es que los “elegidos” por Salazar devengan mayores salarios pues son “premiados” con la realización de más jornadas nocturnas y dominicales. El asunto es que dichos recargos eran consignados en un libro paralelo de turnos del que no había ningún tipo de control, por lo que no hay forma de conocer la legitimidad de los apuntes.

“Por ejemplo los domingos uno no veía a los de esos grupos en todo el día, pero cuando menos pensábamos aparecían pidiendo que les anotaran la jornada”, añadió otra fuente.

Además, como lo indicaron algunos agentes, los adscritos a esos grupos han estado involucrados en hechos que empañaron la imagen de la Secretaría pues pese a que la ley los obliga, Salazar habría ordenado no atender accidentes de tránsito o novedades en la vía así les “caigan a los pies”, para priorizar sus órdenes.

Las presiones para ejecutar procedimientos irregulares, según los agentes, explicarían la actuación de los agentes que el 16 de mayo de 2022 emprendieron la persecución contra un joven motociclista que murió tras chocar contra una volqueta.

Estas situaciones han derivado en afectaciones y conflictos entre los agentes de tránsito. Por ello muchos han solicitado traslados, licencias no remuneradas y hasta la baja.

“La situación en la Secretaría es perversa. Tanto así, que hay unos cuatro compañeros que ya tienen problemas psiquiátricos”, apuntó otro afectado.

“Alcaldía sabe lo que pasa”

El pasado 10 de abril los cinco subcomandantes del cuerpo de agentes enviaron una carta a la Alcaldía denunciando los abusos y las anomalías, en la que también se exoneraban de las situaciones o accidentes que pudieran derivar de ellas.

Pese a que el asunto ha escalado incluso al concejo municipal y al despacho del propio alcalde –el cual le ordenó a Salazar revertir varias las órdenes que ha dado– la situación no ha cambiado en tres meses. Por ello, el pasado 8 de junio 63 agentes enviaron otra carta al alcalde y al personero reiterando las denuncias de acoso laboral y presiones para ejecutar en las calles procedimientos contra la normas.

“Dejamos constancia del riesgo psicosocial al que estamos inmersos y de la falta de compromiso de la Secretaría de Movilidad y subsecretario para solucionar conflictos” aparece.

EL COLOMBIANO intentó contactar a Emma Carmela Salazar a través de la Alcaldía de Itagüí para conocer su versión de los hechos. Sin embargo, al cierre de la edición no había sido posible. Lo que sí le confirmó la Alcaldía a este diario es que en una serie de cambios en el gabinete, Salazar ahora pasará a ser la secretaria general del municipio.

Algunas fuentes indicaron que Salazar es intocable gracias a su estrecha amistad con la primera dama de Itagüí. Dichas fuentes también dijeron que Salazar estaría presionando a los agentes para que se retracten de la carta de junio.

 

Related posts

Médicos piden aplazar clásico por aglomeraciones

admin

Hay seis mineros atrapados en una mina de Amagá por inundación

admin

Bajó el ritmo de vacunación en Montería en más de un 33 %

admin