RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

Sepultureros de Antioquia se formarán en técnicas para facilitar identificación de cuerpos

Los encargados de inhumar los cadáveres en los cementerios de Antioquia recibirán capacitación para facilitar el hallazgo de desaparecidos.

TOMADO DE: elcolombiano.com

Prácticamente en cada municipio de Antioquia existen cuerpos no identificados o sin reclamar en fosas y bóvedas de sus cementerios. Restos de seres queridos cuyas familias llevan años buscando y muchos de los cuales tal vez nunca sean entregados a sus deudos.

Lo irónico es que desde 2015 el país tiene el decreto 303 de 2015, que determinó las medidas necesarias para que en cada cementerio del país, incluso en los más abandonados en veredas recónditas, las inhumaciones cumplieran una serie de requisitos para garantizar la identificación plena de los fallecidos.

Pero este es un gran ejemplo de cómo la normativa en Colombia va por un lado y la realidad por otra. Resulta que el Estado olvidó el pequeño detalle de que más del 90% de los cementerios en el país son de la iglesia católica y que también la mayoría funciona cómo puede por la precariedad. Por eso la normativa no tuvo doliente y nunca llegó a los territorios.

Identificado el problema, lo que se propuso la Gobernación de Antioquia a través de la Secretaría de Gobierno, Paz y No Violencia fue crear una estrategia que permitiera llevar esa información y esos protocolos a las personas a las que realmente tenían que llegar: los sepultureros.

Desde el equipo de Apoyo a Búsqueda de Personas Desaparecidas de la Gobernación crearon con el Sena un curso orientado a los sepultureros a través de sesiones virtuales en el cual aprenderán los procedimientos para la custodia y manejo de cuerpos no identificados y no reclamados. Según explican desde la Secretaría, los sepultureros aprenderán a registrar la información en los libros que dispone de manera específica el Ministerio del Interior para estos casos. También serán instruidos para hacer la marcación adecuada de tumbas y bóvedas, por lo que deberán erradicar la práctica extendida de señalarlos como NN y en adelante registrarlos como cuerpos no identificados, junto con la fecha de ingreso del cuerpo, el número de la necropsia y el género.

También recibirán formación para la correcta disposición de las prendas y objetos con los que lleguen los cuerpos. Normalmente estas prendas se queman, pero cuando se trata de cadáveres sin identificar ni reclamar estas pueden hacer la diferencia.

En cuanto a la cadena de custodia, aprenderán a mover cuerpos y restos siguiendo una trazabilidad, es decir, ya no pueden inhumar restos para trasladarlos a otras áreas del cementerio por problemas de espacio y utilización de bóvedas sin dejar rigurosa constancia ante Fiscalía y las autoridades transicionales competentes. Finalmente, también recibirán formación para atender el duelo en los casos de familias que buscan a sus seres desaparecidos.

Desde el equipo de Búsqueda de la Gobernación señalan que la falta de ejecución de estas prácticas le ha costado al país la posibilidad de hallar y entregar miles de restos de seres queridos a sus familiares.

Por eso este curso se convierte en una estrategia ejemplar con la cual el departamento espera corregir los errores y garantizar en adelante una ruta eficaz para identificar a los desaparecidos que llegan a los cementerios y devolverlos a sus familias.

El curso virtual tendrá diez sesiones y fue pensado para adaptarse al perfil de los sepultureros en zonas rurales a quienes, en su mayoría, les toca ser al mismo tiempo jardineros, administradores, porteros y hasta psicólogos. El curso seguirá ofertándose a partir del próximo año de manera continua y presencial por parte del Sena.

Desde la Gobernación esperan que, tras cotejar las inscripciones hasta la próxima semana, encuentren al menos un representante de cada municipio, pues el año pasado la estrategia fue priorizar al Bajo Cauca y al Oriente por sus particularidades del conflicto armado, pero ahora la obligación es cubrir todo el departamento y señalan que ya no hay excusa para que los municipios no garanticen los correctos procedimientos en sus cementerios. Por eso, en caso de que algún municipio no tenga representante, recibirán otro tipo de requerimiento.

Juan Preciado Bustamente, quien lleva más de 30 años como sepulturero en varios municipios del Norte, se graduó hace dos años con el Sena en el manejo de entierros y exhumaciones y ahora también se le apuntó a esta capacitación con la cual asegura que saldrán a flote muchas de las historias enterradas en el departamento.

Juan Felipe Zuleta Valencia
Juan Felipe Zuleta Valencia

Related posts

Feministas hicieron ‘meeting’ contra la explotación sexual en el parque Lleras y quemaron carteles

PaisaEstereo

Templo de San José de Venecia fue elevado a santuario por el Papa Francisco

admin

Lanzan alerta: lluvias generan emergencia en Hatillo de Loba

admin
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE