RimixRadio, Noticias para latinos
Lo último Nacionales

Polémica por letreros contra turistas extranjeros que aparecieron en postes de El Poblado

Uno de los carteles que se ven al ingreso del Parque Lleras. FOTO: Camilo Suárez

Carteles, pintas y stickers sobre el mobiliario público han causado controversia. Algunos son mensajes en contra de hechos como la explotación sexual, pero algunos creen que otros rayan con la xenofobia.

TOMADO DE: elcolombiano.comLogo El Colombiano

Cristian Álvarez Balbín Cristian Álvarez Balbín

Los postes y el mobiliario público de Medellín han sido usados tradicionalmente como una “vitrina” publicitaria donde se pueden ver ofertas que incluyen afiliaciones a EPS, trabajos en “reconocidas empresas” y, como no, el respectivo pitoniso que promete “ligar y postrar a sus pies al ser amado”.

Sin embargo, recientemente en postes, bancas y canecas de basura de El Poblado se han visto unos avisos de protesta –silenciosa, pero agresiva– con la cual algunos habitantes de la ciudad dicen expresar su indignación ante hechos como los escándalos de explotación sexual a niños, niñas y adolescentes en los que se han visto involucrados extranjeros.

Pero también hay otros mensajes que son una especie de queja de residentes de la ciudad porque consideran que la proliferación de los extranjeros ha encarecido el costo de vida en alimentos, comercio o arriendos.

Sticker sobre la gentrificación en la ciudad. FOTO: Camilo Suárez
Sticker sobre la gentrificación en la ciudad. FOTO: Camilo Suárez

Los polémicos carteles

Desde la mañana, en la calle 10 y el Parque Lleras se empieza a ver la oferta y demanda de servicios sexuales y en las aceras –pese a la hora– ya hay familias indígenas pidiendo una moneda o vendiendo sus vistosos collares. La oferta de rumba le ha dado paso a la de desayunos preparados en locales, en los que también desde tan temprano sale la estridente música que ensordece el sector y a los vendedores ambulantes.

De pronto, una pegatina colocada en un semáforo diagonal al Parque de El Poblado lanza un mensaje corto, pero contundente: “No gringos. Impidan que los colonizadores inflen los precios”.

Otro de los carteles encontrados sobre la calle 10. FOTO: Camilo Suárez
Otro de los carteles encontrados sobre la calle 10. FOTO: Camilo Suárez

Más arriba, sobre la calle 10 aparece otro cartel –en inglés y en español– que pegado en un poste les dice a los turistas: “Tocar a los niños te hace un violador”. Más adelante, en el acceso a la descontrolada zona del Lleras, hay otro en inglés, más contundente, que traduce: “No llames turismo a tu pedofilia”.

Lea también: Qué cinismo: Stefan Correa bromeó en medio de audiencia en su contra por explotación sexual de niñas en Medellín; permanecerá detenido

Adentro de la zona de rumba aparece otro sticker que, usando los colores de la bandera gringa y parafraseando el lema de campaña de Donald Trump, dice en inglés: “Make Medellín great again” (Hagan a Medellín grandioso otra vez).

Pese a lo fuerte de los mensajes, los turistas extranjeros –casi todos uniformados con chancletas y gafas de sol en un día nublado– dan la apariencia de que no leen los mensajes alusivos a ellos, o hacen como si el asunto les fuera ajeno. Este diario trató de hablar con un grupo de ellos sobre el tema, pero no quisieron responder las preguntas.

Lo cierto es que incluso ya se ven choques entre carteles. Debajo de uno que dice “Medellín la ciudad de la Eterna Tapadera”, en alusión a que rara vez se conoce de inmediato la identidad de los turistas involucrados en casos de abuso sexual infantil, apareció el aviso de un norteamericano llamado Trevor que por medio del cartel busca una mujer “para una cita de amor”.

Un cartel de protesta, es tapado por otro de un hombre que busca tener citas románticas. FOTO: Camilo Suárez
Un cartel de protesta, es tapado por otro de un hombre que busca tener citas románticas. FOTO: Camilo Suárez

¿Los están quitando?

Según conoció EL COLOMBIANO aunque la “pegatón” de carteles dataría de las épocas del escándalo que involucró al infame turista estadounidense Timothy Livingston (que hasta ahora sigue prófugo de las autoridades colombianas), la más reciente se dio esta misma semana. El pasado martes un grupo de tres personas –dos hombres y una mujer– hicieron las pegas en los postes de la zona.

Lo particular del asunto es que –pese a que en los postes y en la señalética hay publicidad de todo tipo, incluso de “salas de masajes” y hasta de servicios sexuales– la presencia de los carteles contra los turistas habría derivado en que las corporaciones Barrio Provenza y Corpolleras los retirara para supuestamente evitar problemas que causen afectaciones a los negocios de la zona.

Consultada por este medio, la vocera de Barrio Provenza, Juanita Cobollo, dijo que allí dichos carteles no han sido pegados. Y aunque indicó que sí se habían retirado algunos stickers y carteles de los postes y la señalética de la zona, aclaró que estos los retiró personal de ornato y que se trataba de algunos mensajes que ofrecían servicios sexuales incluso por código QR.

Estos letreros no están nada bien, los extranjeros vienen y generan empleo. No veo chévere que esto esté pasando”, añadió.

Otro de los stickers que se encuentran en la zona. FOTO: Camilo Suárez
Otro de los stickers que se encuentran en la zona. FOTO: Camilo Suárez

“Queremos hacer las cosas al derecho”

Frente a este tema, el secretario de Seguridad de Medellín, Manuel Villa, señaló que este tipo de expresiones de protesta se han visto sobre todo en las comunas donde se han dado capturas de turistas extranjeros inmersos en casos de explotación sexual infantil como El Poblado o Aranjuez.

Eso sí, Villa instó a la comunidad a no llegar a las vías de hecho para evitar afectar a los “buenos” turistas que según él son la gran mayoría, y a su vez no afectar este importante renglón económico.

“Está bien pedir que los turistas respeten las normas y a los moradores de la ciudad. Pero no queremos que el turismo se ahuyente ni que la inversión en este renglón disminuya. Queremos es hacer las cosas al derecho y conforme a la norma. Porque a quien haga las cosas indebidas, quien recurra en prácticas delictivas o contrarias a la convivencia de los residentes, debe caerle el peso de la ley y ser expulsado”, apuntó Villa.

Frente al tema del retiro de los polémicos carteles de protesta, Villa señaló que estos y los demás elementos publicitarios en el espacio público deben ser retirados porque así lo dicta la norma.

“El asunto ya está escalando”

Para el antropólogo Gregorio Henríquez, pese a que la mayoría de turistas vienen a disfrutar de la oferta que tiene Medellín y no a involucrarse en actividades ilegales, hoy existe un estigma contra los ciudadanos extranjeros, por lo que ha pasado con algunos de ellos.

“Creo que en esa generalización hay una responsabilidad de los medios y de cómo han canalizado la información sobre estos temas, porque a raíz del cubrimiento de estos acontecimientos se ha creado el concepto de un monstruo”, explicó el académico.

Para Henríquez, los carteles son la materialización de una xenofobia que puede derivar en un freno al turismo del que hoy vive una parte importante de la población de la ciudad.

Cartel sobre la explotación sexual en la zona de El Poblado. FOTO: Camilo Suárez
Cartel sobre la explotación sexual en la zona de El Poblado. FOTO: Camilo Suárez

“¿Quién quiere estar en una ciudad en la que una vez empezás a hablar te hacen señalamientos?”, se preguntó.

Frente a si estas situaciones podrían derivar en ataques físicos a los turistas, Henríquez señala que esto ya está pasando, por lo que instó a las autoridades a que hagan pedagogía de que si bien se habla de estos casos, la estadística de extranjeros involucrados en ellos es muy baja. También indicarle a la gente que en vez de insultar a estas personas, lo mejor que pueden hacer es denunciar cuando vean comportamientos contra la ley que involucren turistas.

“También como sociedad nos debemos un debate sobre la doble moral. Hay que ver hasta qué punto se ha permitido que se den esas situaciones, porque sin oferta no hay demanda y es sabido que en Medellín hay personas y familias que acolitan ese tipo de situaciones”, concluyó el antropólogo.

Una comerciante de la zona se sumó a lo dicho por Henríquez y lanzó una pregunta: “¿Dónde están los papás de esas niñas que uno ve por aquí haciendo esas cosas?”.

Pinta sobre el altar de la Virgen de Lourdes en el Parque de El Poblado. FOTO: Camilo Suárez.
Pinta sobre el altar de la Virgen de Lourdes en el Parque de El Poblado. FOTO: Camilo Suárez.

Mientras la discusión se da, los carteles siguen pululando de a poco por la zona y ya incluso se han visto algunos en Envigado, ahora ya se ven pintas en parte del mobiliario público.

Una de ellas, ubicada debajo de la imagen de la Virgen de Lourdes que hay en el Parque Lleras tiene un fuerte mensaje que dice: “Si estás buscando chicas menores de edad, te estamos observando”.

 

Related posts

Hay 200 privados de la libertad en Medellín que no son recibidos en cárceles por falta de cédula

admin

Capturados tres cabecillas del Clan del Golfo, responsables de ataques terroristas y homicidios

PaisaEstereo

Video | Tiroteo en las afueras de Puerta del Norte dejó a una persona herida

admin