RimixRadio, Noticias para latinos
Económicas

Paisas mueven el 7% del mercado de ropa usada

FOTO: CAMILO SUAREZ
Diego Andrés Vargas Riaño

Este negocio está en auge en Colombia debido a los altos precios. Según la firma GoTrendier, el año pasado se vendieron 600.000 prendas, un crecimiento del 80%.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Aunque hace varios años usar ropa usada era una tradición más bien familiar, en la que primos, hermanos mayores o amigos regalaban sus prendas a quien le sirvieran, hoy en día es un negocio que mueve millones. Más que la tendencia amigable con el medio ambiente se convirtió en un método para aliviar el bolsillo.

No es para menos. En el último año los precios se encarecieron 13,28% en el país y particularmente la ropa para hombre subió 9,45%, la de mujer 3,62%, y el calzado el 8%, según estadísticas del Dane. Es ahí cuando entra a jugar la ropa usada, pues permite ahorros hasta del 50%.

Esta posibilidad, dice Ana Jiménez, country manager de la plataforma de moda usada GoTrendier, ha motivado que más personas busquen alternativas en las prendas de segunda mano, e incluso hay quien ve esto como una opción para obtener ingresos extra ante su situación financiera.

De acuerdo con Jiménez, el año pasado los antioqueños fueron los segundos que más vestuario usado demandaron, solo superados por los consumidores de Bogotá. Así, en la plataforma de GoTrendier se vendieron cerca de 600.000 prendas el año pasado (un crecimiento del 80% versus 2021) y Medellín representó el 6% (ver gráfico)

En líneas generales la plataforma reporta 2,3 millones de colombianos inscritos, el 10% paisas. Además, las mejores temporadas para el negocio en 2022 fueron marzo, abril y mayo, aunque los meses finales también se destacaron por el crecimiento en la demanda previo a Navidad.

Evidentemente el tipo de ropa adquirida es distinto dependiendo de la zona. Por ejemplo, en Medellín lo que más se compran son chaquetas, vestidos, blusas, pantalones y tenis; mientras que a nivel nacional el top lo lideran vestidos, chaquetas, tenis y pantalones, en ese orden, de acuerdo con la líder de GoTrendier.

Jiménez añadió que “el ticket promedio (gasto de una persona al comprar) es de $55.000, y lo que se adquiere, en el caso de nuestra plataforma, son prendas a buen precio y marcas premium (…), hay que pensar que nosotros no tenemos carrito de compras, la ropa se puede conseguir una a una porque cada vendedor está en un lugar diferente”.

Modelo de negocio
Aunados a las grandes plataformas que están recortándole mercado a reconocidas marcas de ropa, los emprendimientos en redes sociales también están percibiendo ingresos con la venta de estos artículos.

Segunda Historia, con 12.300 seguidores; Retro Soul, con 32.600; El Clóset, con 6.500; o Valu Vintage, con 38.200, figuran entre las marcas que se abren camino en Instagram y sueñan ser el H&M, Zara o Forever 21 de la moda second hand.

La antioqueña Retro Soul, por ejemplo, asegura que es una tienda online de ropa de segunda que funciona hace más de un año y fue creada por Yudis Rivas, como un medio para costear su vida en Medellín, “pero se ha convertido en todo un emprendimiento al cual le ha dedicado mucho más que solo una estrategia de ventas”.

Es que para muchas personas este se volvió su principal sustento, y a simple vista los precios que ofrecen pueden ser considerablemente menores; en el caso de los vestidos, los emprendimientos mencionados muestran tarifas que oscilan entre $35.000 y $45.000 –dependiendo de sus características– , mientras en grandes marcas los más baratos pueden arrancar en $70.000.

Como si le faltara otra arista a este negocio, hay una plataforma que vende hasta la ropa de segunda mano de los “influencer”. Se trata de It Closet, fundada por emprendedores españoles, la cual se encarga de recogerla y venderla.

El “top” de ventas lo lidera Clakovi, una creadora de contenido sobre moda y hauls en YouTube, pero también figuran otros “influencer” como Carla Vico, Gigi Vives o Bea Gimeno.

Lo más interesante es que todo este movimiento va a parecer pequeño dentro de unos años, pues la moda de segunda mano aún no ha encontrado su techo. De acuerdo con un informe de ThredUP, una de las mayores plataformas de la industria, el mercado global de prendas usadas crecerá tres veces más que el promedio del sector moda.

De esta forma movería unos US$77.000 millones, impulsado por las ventas en línea. De hecho, advirtió, ThredUP, esta tendencia ya ha sido probada por 33 millones de personas en todo el planeta, de las cuales el 77% estima que va a gastar más en ropa usada en los próximos años.

Mujeres mandan en el mercado
Según la country manager de GoTrendier, aunque hay compradores en toda Colombia, debido a características como densidad de población o posibilidades de conexión a internet, la mayor parte de la clientela son mujeres de zonas urbanas entre 18 y 45 años.

Para Jiménez, uno de los puntos más destacados es la contribución al medio ambiente. “Hace dos años medimos cuál era el impacto medio por categoría, es decir, lo que ahorrábamos en términos de agua, huella de carbono y residuos cada vez que entraba una prenda usada“.

Agregó que “son 119 toneladas de ropa las que hemos evitado que vayan a la basura en este tiempo que llevamos activos en Colombia; a nivel de agua son 21.652 millones de litros; y 8.400 toneladas de CO2 evitadas. Seguir creciendo a un ritmo tan acelerado nos está permitiendo cumplir la misión de la compañía y cambiar la forma de consumir moda, para hacerlo de una manera más sostenible”.

Así está el sector
De acuerdo con cifras recopiladas por Raddar, Inexmoda y Sectorial, en enero de este año los hogares colombianos gastaron $2,53 billones en moda, un 6% más frente al año anterior. “Este crecimiento está siendo jalonado por el aumento de los precios (9%), mientras que las unidades compradas disminuyeron casi un 3%”.

Sobre el comportamiento por ciudades se encontró que Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Cartagena fueron las que más recursos destinaron para este fin.

Por ahora los empresarios del sector están a la espera de cómo evolucionarán los precios en los próximos meses y qué impacto tendrán la medida del 40% de arancel a la ropa importada que empezó a regir este año (ver “Para saber más”)

 

Infográfico

Related posts

Las razones por las que su moto puede perder la revisión tecnomecánica

PaisaEstereo

Coltejer no contempla reanudar operaciones este año

admin

En San Valentín los bares y restaurantes de Antioquia esperan un incremento del 20 % en sus ventas

admin