Logo RimixRadio

RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

Metro de Medellín pide a usuarios viajar en silencio en pandemia: ¿es efectivo?

POR MIGUEL OSORIO MONYOYA

Aunque suene inverosímil, en una conversación de cuatro minutos se emite la misma cantidad de partículas de saliva que en un estornudo.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

El Colombiano – De quién son los medios

Así lo concluyó un estudio de la Universidad Nacional en asocio con el Metro de Medellín. Por eso, el sistema de transporte le pide un favor particular a los usuarios: viajen en silencio.

La investigación comenzó en marzo con revisión de literatura científica y en mayo, con el avance de la pandemia, se tomaron muestras del aire y superficies dentro del sistema para ver si se encontraban partículas del virus. Los resultados fueron negativos. Además se comprobó que la recirculación del aire impedía al virus quedarse dentro de los vagones.

Miguel Melo, profesional de Planeación Estratégica del Metro, explica que la medida busca crear conciencia entre los pasajeros: “El sistema no es un foco de contagio como se pensó que podría ser en el comienzo de la pandemia. El llamado a viajar en silencio hace parte del programa ‘Nos mueve la confianza’, en el que se definieron los protocolos de bioseguridad”.

Un lugar seguro
Jairo José Espinosa, docente de la Universidad Nacional, y quien lideró la investigación mencionada, asegura que el transporte no representa un foco de contagio. En primer lugar, porque no se puede comer en él. Según dice, hay más probabilidades de contagio en una comida en una casa, por ejemplo, porque la gente saliva cuando se alimenta. No obstante, el experto reconoce que hay tres riesgos en el sistema: la expulsión de gotas grandes, de gotas pequeñas (aerosol) y el contacto físico con personas o superficies.
Para conocer el riesgo real de contagio por aspersión hicieron un experimento. Nebulizaron un vagón con un elemento gaseoso y, gracias a la ventilación del sistema, en solo 43 segundos se había limpiado el 50 % del aire.

Cinco minutos después de la prueba tomaron otra muestra y se dieron cuenta de que todo el aire se había renovado, es decir, el aire en el metro se renueva cada cinco minutos.

“Eso nos permite decir que somos un sistema seguro. La semana pasada hicimos ocho pruebas en las superficies, específicamente en las barandas, y no encontramos presencia del virus. Además, entre el 13 y el 19 de este mes analizamos 17.000 litros de aire y no hallamos partículas de covid”, explica Melo.

Según el estudio de la Universidad Nacional, dos personas con tapabocas de calidad (doble tela, antifluido), así estén hablando, pueden reducir el riesgo de contagio en 99 %. Es por eso que, haciendo cálculos, la distancia segura entre pasajeros se reduce a 37 centímetros. “Es seguro que estén a tan solo 37 centímetros, el problema ahí es el contacto y lo recomendable es evitarlo”, comenta el profesor Espinosa.

En contraste, la epidemióloga Johanna Vanegas dice que la medida adecuada debe ser de mínimo un metro y la Organización Mundial de la Salud ha recomendado que la separación sea de dos metros.

Cambio de conducta
Para el antropólogo Gregorio Enríquez, viajar en silencio va a costar mucho. Explica que en otras sociedades, como en algunas partes de Asia, prima el silencio en el transporte público. Es decir, la gente va leyendo, en el celular o ensimismada. “Nuestra sociedad latinoamericana no soporta el silencio. Somos de la tertulia espontánea, del contacto a través de la palabra. El metro tiene ese gran reto porque las personas hasta se quitan la mascarilla para hablar”, dice.
Isabel Osorio es una estudiante de último año de Medicina que corrobora lo que expone Enríquez. Todos los días viaja en el metro: “No me da miedo montar en el sistema, pero sí hay gente que habla duro, grita o se quita el tapabocas. Es muy normal, eso se ve todos los días”.

Melo, desde el Metro de Medellín, explica que no es una orden que la gente viaje en silencio, sino un compromiso por parte de la ciudadanía. “Es poner del lado de ellos. Nosotros como sistema hacemos un manejo de todo lo que tiene que ver con bioseguridad, pero los usuarios también tienen que poner de su parte”, comenta.

Para la epidemióloga Vanegas pedir el silencio de los usuarios es una medida acertada. Sin embargo, cree que falta más disciplina. “Es importante que la gente viaje y no hable, pues eso aumenta el riesgo de contagio así se use mascarilla. Pero no es lo único: hay que evitar aglomeraciones. Por otro lado, los usuarios se apoyan en las superficies, lo ideal es que no se toquen la cara y se laven las manos una vez salgan del sistema”, explica Vanegas.

Enríquez, el antropólogo, está de acuerdo con la profesora Vanegas: “Nuestra sociedad no es disciplinada. Por un lado o por otro se van a saltar la norma. Al final terminarán hablando en las plataformas, pero creo que lo que se está haciendo es un importante experimento social”.

CONTEXTO DE LA NOTICIA
PARA SABER MÁS
TIEMPOS DE VIAJE SON FAVORABLES
Según el estudio realizado por la Universidad Nacional, el promedio de tiempo de los viajes en la línea A del metro es de 39 minutos. El profesor Jairo José Espinosa, quien estuvo al frente de la investigación, explica que el riesgo aumenta cuando los tiempos son más prolongados. Puso un ejemplo: en China, un hombre contagiado montó en un bus que tenía poca circulación de aire. El viaje duró cinco horas. A pesar de que los pasajeros mantuvieron la distancia, al final fueron cinco los contagiados. Esto sucedió, explica, por una mala circulación del aire y un largo tiempo de viaje.

Related posts

Sancionan a 40 conductores de vehículos particulares por ofrecer transporte público en Barranquilla

admin

Comunidades de Siberia se desplazan por posible enfrentamiento paramilitar

admin

De no creer: exfundador de EPM cumplió 106 años y sigue contando

admin