Connect with us

Nacionales

Medellín alista ruta para enfrentar cambio climático

Las zonas más vulnerables son las comunas 1, 2, 3, 4 y 8, según la Secretaría del Medio Ambiente de Medellín. FOTO ESTEBAN VANEGAS

POR VANESA DE LA CRUZ PAVAS |

Aumentos de temperatura, pobreza, migraciones, escasez de agua y alimentos, disminución de ecosistemas y biodiversidad, sequías e incendios, entre otras, no son las tramas de películas futuristas, sino las consecuencias del cambio climático que también pueden terminar impactando en Antioquia.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

20 consejos para enfrentar el futuro

Aunque Medellín está tomando cartas, aún no arranca un plan concreto. No se trata de un problema lejano ni aislado. A nivel global, se estima que la temperatura aumente hasta 3 grados al año 2050 de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), podría haber, para ese mismo año, 200 millones de desplazamientos por calentamiento.

Si no se implementan medidas, la ONU estima pérdidas del PIB de hasta el 5 % cada año a nivel global; y, en Colombia, de entre el 0.5 % y 1 %.

Ya en febrero de este año, Antioquia declaró estado de emergencia climática. Entre otras razones porque es el departamento del país que mayor cantidad de gases de efecto invernadero emite (22,94 millones de toneladas de CO2 al año, según el Inventario Nacional de Gases y el Ideam); ocupa el cuarto puesto a nivel nacional en deforestación (11.601 las hectáreas degradadas en 2019); y el 40,9 % de la población vive en condiciones vulnerables.

En el caso de Medellín, el Sistema de Alerta Temprana, Siata, informó que la probabilidad de precipitaciones y sequías más fuertes intensificarán los riesgos de deslizamientos y las inundaciones.

Plan de cambio climático
En 2014 se aprobó la creación del Plan de Cambio Climático de Medellín pero, afirmó el concejal Daniel Carvalho, “van cinco años y el Plan no se tiene terminado, lo que indica que estamos quedados en el tema”.
La secretaria (e) del Medio Ambiente, Sandra Muñoz, explicó que el Plan tiene un avance de 95 % y que se espera poder implementarlo en 2021.

Juan Fernando Monsalve, en nombre de la Secretaría de Medio Ambiente, explicó que el plan está dividido en dos líneas base: una de mitigación de emisiones y otra de adaptación. En la primera se está realizando un inventario de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) usando el Protocolo Global para adaptarse a estas escalas y contabilizar las emisiones de CO2, metano, óxido nitroso, hidrofluorocarbonos y perfluorocarbonos en cinco sectores: energía estacionaria, residuos, transporte, agricultura, silvicultura y otros usos del suelo (Afolu), y Procesos industriales y uso de los productos (Ippu).

La Secretaría informó que estos cinco sectores, en 2015, generaron 4,7 millones de toneladas de CO2 en la ciudad, lo que representa 53 % del total de las emisiones del Aburrá. Los sectores transporte, residuos y energía estacionaria generaron 3.5 millones de toneladas. Transporte tuvo el 32 % de las emisiones, energía el 31 % y residuos 16 %.

En adaptación se realizó una proyección de precipitación y temperatura, un análisis de vulnerabilidad y se evaluó el riesgo. El Siata estimó cambios en temperatura y precipitación y analizó incidencia de desastres, el impacto de la variación de la temperatura y el clima, entre otros.

El ejercicio concluyó que, para, mitad de siglo, el Valle de Aburrá tendrá aumentos de entre 1 y 1,02 grados centígrados, es decir, más probabilidades de incendios, por lo que se necesitarán más microcuencas abastecedoras, entre otros.

Habrá tres amenazas principales: aumento de la temperatura media y máxima, eventos de precipitación extrema y días consecutivos sin lluvia. Para el Siata hay evidencia de que los fenómenos de variabilidad climática (El Niño y La Niña) serán más recurrentes y con mayor intensidad, afectando la producción energética, de alimentos y el acceso al agua. Y Monsalve agregó que las comunas 1, 3 y 8 serán más vulnerables a desastres.

Además, se hicieron estudios de probabilidad de riesgos climáticos, como desplazamientos, avenidas torrenciales, inundaciones e incendios y se construyeron acciones de mitigación como movilidad activa y sostenible, energías eficientes y manejo de residuos, entre otros.

Edinson Muñoz Ciro, ambientalista, biólogo y director de la Fundación Con Vida, señaló que el Plan hay que ponerlo a marchar ya, pues está comprobado que la década 2020-2030 es un periodo crítico para la vida y la humanidad, porque ya se pasó la barrera de las 400 partes por millón de gas carbónico en la atmósfera y se da por hecho que al 2100 se va a pasar de los dos grados C° por encima de la temperatura de la época preindustrial (siglo XVII).

“Hay quienes hablan que vamos a pasar de los 5 grados más, lo que desatará hechos catastróficos”, indica.

Para Medellín, Muñoz recalca que el caso es grave porque se afecta especialmente la salud pública, con auge de enfermedades respiratorias, mientras a nivel global se da el calentamiento de la atmósfera, incremento de la temperatura y afectación de la variabilidad climática, entre otros.

“En Medellín, el fenómeno se presenta así porque es un valle profundo, estrecho y la transición entre invierno y verano, un fenómeno planetario que tiene que ver con la oscilación de la tierra respecto al sol, lo que determina el invierno y el verano y significa el movimiento de la masa nubosa (…), que en esta ciudad se queda suspendida y evita que los gases fluyan y se dispersen, por lo que la contaminación se queda y trae enfermedades”, dijo.

CONTEXTO DE LA NOTICIA
PARÉNTESIS
VALLE DE ABURRÁ SÍ REGISTRA AVANCES
Área Metropolitana, junto a la Universidad Nacional sede Medellín y la Universidad Pontificia Bolivariana, presentó el Plan de Acción ante el Cambio y la Variabilidad Climática (PAC&VC) 2019-2030.

En él, con estrategias para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero, se identifican las medidas de mitigación y se dividió en seis líneas estratégicas: educación, formación y sensibilización de públicos; ciencia, tecnología e innovación; gobernanza e institucionalidad; ordenamiento territorial y planificación urbana; instrumentos financieros y económicos; y seguimiento, evaluación y reporte.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE