Logo RimixRadio

RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

La historia del Ópera, la cuadra que se convirtió en el punto donde se revenden los celulares robados en Medellín

FOTO: CARLOS VELÁSQUEZ

Hace casi 20 años en la zona se empezaron a comercializar celulares de bajo costo. Ahora son cuadras y edificios enteros dedicados al mismo negocio.

Hace 28 años, en el cruce entre Palacé y Maracaibo, en el centro de Medellín, el antiguo teatro Ópera se convirtió en un pequeño pasaje comercial donde había algunas cafeterías y locales donde se vendía ropa de mujer, revistas e incienso.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Con la aparición de los celulares y su masificación, algunos de los locales que estaban vacíos empezaron a ser ocupados por negocios donde se reparaban, compraban y vendían. El pasaje comercial se fue popularizando y se volvió monotemático. Hoy en día, de 60 locales que tiene, apenas unos cinco hacen cosas diferentes: hay un par de restaurantes y un negocio de duchas. De resto, desde la entrada hasta la salida, desde el primer hasta el tercer piso lo único que hay son teléfonos celulares con sus respectivos accesorios de todas las marcas y de todos los precios.

Pero no solo el pasaje comercial se inundó de teléfonos móviles. El nombre que se fue haciendo el Ópera en la ciudad lo hizo expandirse. Justo el edificio del lado se llama los “Mayoristas del Ópera”, a unos cuántos pasos queda el “Ópera mall” y el “Ópera Plaza”, todos iguales pero diferentes.

De manera que ahora cuando la gente habla del Ópera difícilmente se refiere a un edificio en particular, se trata de casi una manzana entera.

Pero con el paso de los años el sector del Ópera no solo se volvió famoso porque se conseguían celulares a buenos precios sino porque se decía que allí era donde se vendían y compraban los celulares robados. Una hipótesis que los avances tecnológicos y las herramientas de seguridad de los nuevos celulares confirmaron. Se volvió habitual que cuando una persona rastreaba su teléfono después de haberlo perdido, este estuviera por esas cuadras.

En Medellín, según cifras del Sistema de Información de Seguridad y Convivencia (Sisc), en lo que va de este año se han reportado 1.089 celulares robados, una media de 27 al día; solo en los 31 días de enero fueron 987, 26% menos de los que hubo en el primer mes del 2023.

Con el objetivo de atacar este delito, la secretaría de Seguridad de Medellín, en cabeza del secretario Manuel Villa, acompañada por la Policía, hizo un operativo en la mañana del lunes 5 de enero, solamente en el Pasaje Comercial Ópera, donde quedaba el antiguo teatro, no en el resto de la zona. Un operativo que la administración del edificio calificó como “arbitrario”.
El resultado de la intervención, según informó Villa, fue la incautación de 75 celulares porque no tenían su respectiva factura, de los cuales “algunos” estaban reportados como robados. Como sanción, la Policía dijo que había ordenado cerrar ocho locales durante 8 a 10 días y el pasaje comercial entero durante tres días.

Pero este viernes, un día después de la reapertura del centro comercial, la realidad en el Ópera y en el resto del sector parece diferente a la que dicen las autoridades. De los 65 locales comerciales del pasaje, solo dos tienen el sello de suspensión y según explica la administradora del Ópera, a uno de esos lo sellaron porque no tenía la factura de unos celulares que tenía en reparación.

Además del sellamiento, a los propietarios de estos dos locales les impusieron una multa que, por su módica suma, ya pagaron: solo $75.000.

“El Ópera no es un establecimiento sino un sector. No todo pasa aquí pero todo nos queda a nosotros”, se queja la administradora del edificio, Natali Jiménez, que además tendrá que pagar una multa de más de $1 millón por no tener en regla los documentos del establecimiento, según las autoridades.

Según Natali, las autoridades perjudicaron a más de 60 comerciantes en lugar de cerrar solo los locales donde no encontraron los soportes de los celulares en regla, solo porque el edificio no cuenta con una matrícula mercantil de la Cámara de Comercio. De manera que al Ópera no lo cerraron por tres días porque hubieran encontrado celulares robados sino porque no encontraron un documento

Sin embargo, la administración del edificio se defiende diciendo que la razón por la cuál no cuentan con esa matrícula mercantil es porque no la necesitan, puesto que en su razón social son una empresa de administración de propiedad horizontal dedicada al mantenimiento de las zonas comunes, y que quienes se dedican a la actividad comercial y deben tener ese tipo de documentación son cada uno de los negocios que allí funciona.

Los comerciantes, por su parte, aseguran que cada uno llegó a perder hasta $1 millón por día que estuvieron cerrados, aún cuando salvo tres locales (hubo otro que tenía vencido el permiso del ministerio TIC) tenían los documentos en regla.

Con promesas de compraventa y fotocopias de cédula en mano, los vendedores del pasaje comercial Ópera piden que no se les estigmatice y explican que no pueden hacerse responsables por lo que pasa en las calles y andenes de la zona, donde hay decenas de puestos ambulantes donde se venden equipos de la forma más irregular. “Pero a ellos si no les hacen operativos”, se quejan.

“Los estafadores y los ladrones se hacen ahí en la entrada, le preguntan que qué necesita y se llevan a los clientes, pero los que estamos aquí adentro hacemos todo legal”, dice uno que ya ajusta 15 años en el pasaje.

Además, dicen los vendedores, que suelen estar atentos con toda la reglamentación porque en el año las autoridades les hacen entre cinco y seis intervenciones. Sin embargo, una de este tamaño y con esas consecuencias no las veían desde noviembre del 2016, también durante la administración de Federico Gutiérrez. No obstante, esa vez el operativo fue en once centros comerciales de la zona y los celulares incautados fueron 435, 202 locales fueron sellados y 14 hombres fueron capturados.

Finalmente, estas son algunas recomendaciones que dan los comerciantes a la hora de comprar un celular de segunda mano:

1. Revisar el número del Imei del celular en la página de IMEI Colombia para verificar que no esté reportado como robado.

2. Pedir el certificado de compraventa del comercio con el vendedor original del celular.

3. Pedir factura electrónica.

4. Pedir garantía.

 

Related posts

Líneas del Metrocable estarán suspendidas durante ocho días por mantenimiento

admin

Condenado conductor de plataforma digital por abuso sexual a usuario de 13 años

PaisaEstereo

Autoridades sanitarias en Norte de Santander proponen volver a cuarentena estricta

PaisaEstereo