RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

“Diablito rojo”, la droga barata que afecta a menores en Cartagena

HERNÁN LENES

Estudiantes consumen cápsulas de clonazepam falsificadas y universitarios adictos usan las benzodiacepinas para controlar ataques de pánico o crisis nerviosas.

TOMADA DE:https://www.eluniversal.com.co/

El Universal Cartagena | LinkedIn

No entendía por qué dos de mis compañeros actuaban tan raro. Acabábamos de salir de clases y nadie había hecho, aparentemente, nada fuera de lo común. Tenía 14 años y cursaba décimo grado de bachillerato en un colegio oficial de Cartagena. Mientras estábamos en las afueras del colegio, noté que esos dos compañeros lucían adormecidos, desorientados e inquietos, sobre todo Juan*, quien tenía la misma edad que yo.

Minutos después, mientras conversábamos, me enteré que estaban bajo el efecto de una pastilla a la que llamaban ‘diablito rojo’, un medicamento recetado a quienes sufren esquizofrenia. Ninguno de ellos padecía esa enfermedad, consumieron las pastillas porque tienen algunos efectos parecidos a los de las drogas alucinógenas.

Hoy, casi ocho años después de aquella escena, Juan me cuenta sobre esa adicción que empezó en su adolescencia. Ahora tiene 23 años y trabaja como empleado en un hotel. Estudió administración turística.

Conversando, me dice que todo empezó porque le dio curiosidad probar esas pastillas de las que hablaban algunos compañeros. “Tenía algunas amistades ‘pesadas’, y me dieron curiosidad esas pastillas. Cuando probé la primera, no sentía nada al comienzo, pero minutos después experimenté una sensación muy fuerte y luego solo recuerdo que me sentía ‘vacilao’; tengo recuerdos vagos de lo que pasó. Yo hacía algo y no me acordaba; de repente, estaba en otra parte y no sabía cómo había llegado a ese punto. Se me borraba el casete”.

Juan comenta que las pastillas siempre las tomaba con jugos o gaseosas, pues de esta manera tenían un efecto más rápido. Una de las pastillas que ha consumido se llama sedatril, un medicamento psicotrópico que se usa como anticomicial (anticonvulsionante) en pacientes con ataques de pánico. “A más de uno los pone a dormir, a otros les da por discutir y a algunos por pelear”, cuenta.

925 nuevos ingresos a Centros de Atención a la Drogadicción de Cartagena se reportaron entre marzo y julio de 2023.

Christian Ayola, médico psiquiatra, especialista en farmacoterapia, explica que el consumo de benzodiacepinas debe ser, única y exclusivamente, recetado por especialistas para tratar casos graves de ataques, y que en cualquier caso es recomendable no usarlos o usarlos como última opción. “Las acciones ansiolíticas de las benzodiazepinas con frecuencia se acompañan de efectos colaterales que resultan de sus propiedades sedantes e hipnóticas”, lo que aumenta la probabilidad de dependencia, dice.

Juan cuenta que tiempo después de salir del colegio intentó dejar las pastillas y empezó con el cigarrillo, pero un día, en medio de una fiesta con compañeros de la universidad, le regalaron un pedazo de su pasado en una presentación comprimida de 50 miligramos. Desde entonces las pastillas se volvieron parte de su rutina. “Yo salía de la universidad y en la noche me iba con mis amigos. Íbamos para allá atrás en donde estaban las ollas. A veces nos regalaban las pastillas, otras veces comprábamos. Cada pastilla cuesta $2 mil, son mucho más baratas que otros psicoactivos, por eso muchos las consumen”, dice.

Agrega que estas pastillas las consiguen muy fácil, sin fórmula médica, lo que es ilegal.

Para el 2019, la Encuesta Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas (ENCSPA) reveló que en cuanto a medicamentos sin prescripción médica, aproximadamente el 30% de los encuestados declaró que les resulta fácil conseguirlos, sin grandes diferencias entre hombres (30,3%) y mujeres (28%) entre los 18 y 44 años (28%), y también con porcentajes similares desde el estrato 2 hacia adelante, con alrededor de un 26%. Para ese mismo año, más de 142 mil personas usaron algunos de los siguientes fármacos sin prescripción: clonazepam (23,7%), diazepam (11,7%) y zolpidem (9,7%). Todos benzodiacepinas.

“Para conseguir las pastillas, yo solo llego donde el proveedor y enseguida me preguntan cuántas quiero. Algunos amigos compraban cripy (marihuana) y les regalaban una pepita. Yo me las tomo para relajarme, y no me hacen efecto de una. Yo las tomo ahora y siento el efecto unas dos horas después. Una vez salí con unos amigos y tomé una pastilla con una bebida energizante, y eso me puso mal. Sudaba, me dio taquicardia, sentía que me estaba muriendo. Eso fue como a la 1 de la madrugada cuando me puse así, mal. Perdí el conocimiento y desperté como a las 5 de la tarde de ese mismo día”, menciona Juan.

Alcohol-Benzodiazepinas (BZD) es la combinación más frecuente. Tanto las BZD como el alcohol actúan sobre el complejo GABA, provocando apertura del canal de cloro. Las BZD ejercen modulación alostérica positiva sobre el GABA, a través de un sitio de acción específico y actúan solo en presencia de este, lo que hace que sean extremadamente raras las muertes por sobredosis de BZD, excepto en combinación con otra sustancia.”, menciona el doctor Christian Ayola.

Juan dice que lo que le venden expendedores son pastillas de sedatril, pero desconoce si en verdad eso es lo que está consumiendo. “Igual yo me siento en el ‘viaje’”, dice. Existe un alto riesgo de que las pastillas que consume sean falsificadas y contengan sustancias letales.

En el último año, según reportes de Departamento Administrativo Distrital de Salud de (Dadis), de los 71 casos reportados de intoxicaciones, 49 fueron por sustancias psicoactivas, y el 31% corresponde a menores de edad.

La cifra es preocupante porque en una investigación realizada por Vice en Español, titulada “Así funciona la venta de medicinas piratas en México”, se deja ver que el número de muertes por sobredosis de opioides en Estados Unidos ha aumentado en los últimos años. Esto está directamente relacionado con el aumento de medicamentos de contrabando, que resultan ser falsos o mezclados con otras sustancias. Principalmente por la presencia del opioide ilícito fentanilo en pastillas de percocet.

El fentanilo es 50 veces más fuerte que la heroína y cien veces más potente que la morfina. Hace tan solo dos semanas se descubrieron 300 dosis de esta droga en el país, siendo el cargamento más grande incautado hasta la fecha, lo que prendió las alarmas de las autoridades nacionales.

Aunque Juan pudo dejar su adicción a las pepas por motivación propia, ese no es el caso de todos los consumidores de ‘diablito rojo’ o ‘tumbacaballo’. Aunque algunos quieren dejarlo, necesitan ayuda extra. “Después de probar las pepas, más de uno acá empezó a meter perico; a veces ofrecían, los que vendían también ofrecían, pero gracias a Dios yo nunca caí en eso. Se metían sus 3, 4 ó 5 pepas; fumaban marihuana, metían perico… eso era una locura. Se ponían bien locos, querían estar peleando, se ponían eufóricos. Yo estaba en mi viaje también, así que yo los veía normal”, concluye Juan.

En Cartagena, hasta junio del 2023, habían sido internados 1.106 pacientes por consumo de psicoactivos. De los casos reportados por consumo de benzodiacepinas, el 91% corresponde a menores de edad.

Juan hoy ya está limpio. “Del cigarrillo llevo dos años, de las pepas llevo tres años, marihuana llevo ya como tres años también, y me siento mejor. Hubo veces en que me sentía el cuerpo descompensado, débil. Ya no me siento cansado, ni fatigado, ni con dolor de garganta tampoco, gracias a Dios”, asegura.

Entre marzo y julio de este año, los Centros de Atención a la Drogadicción de Cartagena notificaron 925 nuevos ingresos a centros de rehabilitación, 56,25% más que en el mismo periodo del 2022.
*El nombre del personaje fue cambiado para proteger su identidad.

Si presenta problemas de consumo y quiere ayuda, puede llamar a la línea 125 del Centro Regulador de Urgencia para apoyo en Cartagena y Bolívar.

Related posts

El 7 y 8 de diciembre bomberos atendieron 5 incendios estructurales

admin

$250 millones se invertirán para pintar de colores el Puente de la 4 Sur

admin

Contaminación en el Barrio Chino no cesa

admin