RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

Denuncian que en la Virgen de la Aguacatala están ‘vacunando’ la fe

Alba Graciela lleva una década como voluntaria cuidando la Gruta a la que todos los días, sobre todo martes, sábado y domingo, llegan cientos de fieles a pedir y a agradecer favores. FOTO CAMILO SUÁREZ
JUAN FELIPE ZULETA VALENCIA
Creyentes aseguran que inescrupulosos están cobrando por ubicar ofrendas. Piden presencia policial.

La súplica de Alba Graciela Adarve no está dirigida esta vez a su amada Virgen de la Aguacatala sino a las autoridades y es tan terrenal como increíble.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Lo que está suplicando Alba con urgencia es que las autoridades investiguen los graves hechos que están ocurriendo alrededor de la Virgen de la Gruta: cobros irregulares hasta para prender veladoras o ubicar una placa en señal de agradecimiento y hasta violentos hurtos contra los fieles que llegan a honrar a la Virgen de Lourdes en la noche.

Alba es devota de la Virgen desde niña. Allí, hace años, mientras le pedía con desespero a la Rosa Mística que se la llevara a ella y a sus hijos para acabar con el hambre y la miseria que los agobiaba, encontró una luz a la cual se aferró. Ese día, como retribución a los favores que acababa de recibir, sintió el impulso de limpiar la gruta que estaba plagada de kilos de parafina, residuos y maleza. Sacó 30 bolsas de basura.

Desde entonces, y particularmente desde la última década, decidió dedicarse todos los días en cuerpo y alma al cuidado de la Gruta de la Virgen, con espátula en mano y en llave con don Iván Granados, intentando mantener impecable la Gruta, bajo el sol y el agua, desde la mañana hasta la tarde, hasta que termina su jornada, no sin antes dirigir, a petición de los creyentes, algunos rosarios en el curso de la mañana con micrófono en mano.

Alba, a quien varios fieles apodan con cariño la Embajadora de la Virgen de Lourdes, relata que desde hace algún tiempo personas inescrupulosas han montado progresivamente un negocio con la fe de miles de personas que le entregan su devoción y sus necesidades a la Rosa Mística.

Alfonso San Martín, quien lleva cuatro décadas peregrinando diariamente hasta el lugar para pagar los favores concedidos a su familia y a su recientemente fallecida madre, cuenta que el lugar ha permanecido intacto en los más de 80 años de existencia, por el compromiso y sentido de pertenencia de los vecinos y fieles de toda la ciudad, una armonía que –apunta– se ha deteriorado por la aparición de personas que no tienen ningún interés en el fervor divino sino en llenarse los bolsillos.

Por redes sociales, y particularmente por Facebook, han surgido perfiles que dicen estar a cargo de ofrendas y ser una especie de “delegados” divinos que reciben dinero bajo calificativos como “donativos” y otros eufemismos a cambio de elevar ante la Virgen las súplicas y pedidos de las familias.

Creyentes que llegan en carro señalan que además de cobros por parqueo, les solicitan, con mucha sutileza, eso sí, algunos “aportes” para ubicar placas y velones u ofrendas florales o alguna “contribución o ayuda” a cambio de un trabajo de ornato y mantenimiento, algo de lo que, insiste Alba, se encargan ella y don Iván, y no otras personas. El rango de estos “aportes” a los que las personas son disuadidas a entregar, van desde $2.000 hasta $200.000 y más.

Luis Fernando Mejía, miembro del Comité de la Caridad y Consejo parroquial de la Iglesia de La Visitación –encargada de la protección de la Gruta– manifestó a Gente la preocupación por las personas que están apareciendo pidiendo dinero con falsas promesas a expensas de la fe y a engañar a los fieles con falsos testimonios.

Pero lo más tétrico en ese lugar sagrado ocurre en horario nocturno. Alba, Alfonso, María Teresa Ospina, Isabel Ronderos y algunos otros feligreses relatan pavorosos casos de hurto ocurridos en el lugar al caer la noche. Alba cuenta que una amiga vendedora informal presenció cómo los ladrones aprovecharon la oración de una joven pareja junto con su bebé y le apuntaron con un arma al niño mientras los despojaban de todas sus pertenencias.

En otro caso, una vecina contó que a una amiga suya que había llegado a agradecer la gracia de haber adquirido su carro y le robaron el vehículo.

No fue un caso aislado. Denuncias de pertenencias hurtadas en carros parqueados mientras sus dueños oran por la noche se han convertido en anécdota común durante el día.

Por todo esto es que Alba ruega, le implora a las autoridades que tomen la situación con seriedad y determinen una estrategia de seguridad que frene los riesgos que hoy atraviesa la Gruta.

Cuentan los creyentes que en los últimos días, y ante el aumento de las quejas, oficiales de la Policía se acercaron a recolectar información. Alba y las personas más asiduas les están pidiendo a los creyentes, entre oración y oración, que por favor denuncien o entreguen a las autoridades información que permita devolverle la tranquilidad a este santuario de fe.

Consultada sobre esta problemática, la Secretaría de Seguridad respondió que a través de los componentes de Espacio Público y de la Subsecretaría Operativa se están realizando en la zona labores de control de los espacios de venta y, por su parte, la Secretaría de Movilidad viene implementando controles de parqueo.

Desde la Alcaldía señalan que no conocen denuncias formales de ningún tipo de cobro de vacunas, extorsión o cobros irregulares. Pero sí solicitó a la ciudadanía denunciar al 165 del Gaula cualquier anormalidad que ponga en riesgo a la Virgen de la Aguacatala, testigo de las súplicas, las desdichas, alegrías y esperanzas de miles de creyentes en la ciudad.

CONTEXTO DE LA NOTICIA
PARA SABER MÁS
ORÍGENES DIFUSOS DE UNA FE INAMOVIBLE
La historia sobre el origen de la Virgen no está unificada. Unas versiones dicen que la señora María Escobar de Ángel, a finales de la década de los 40, construyó el altar en su finca para ubicar la imagen de Nuestra Señora de Lourdes, la cual había comprado en Francia. Otra dice que una niña de una familia adinerada le pidió un milagro a la Virgen de Lourdes y en agradecimiento su familia compró ese pedacito de lote para honrarla. Lo cierto es que ni la transformación imparable de la ciudad, con sus obras de valorización, ha podido removerla. Los cálculos estiman que actualmente hay más de 4.500 placas.

Related posts

Consternación por el asesinato de un campesino en San José de Apartadó, Antioquia

admin

Familia de actriz niega que su papá esté vinculado a cocaína incautada

PaisaEstereo

Cae contrabando de medicamentos falsos para contener el COVID-19

admin
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE