Connect with us

Nacionales

Bebé de presunta ladrona nació a bordo de una patrulla policial en Medellín

Este fue el momento en el que la patrulla llegó al hospital y las enfermeras recibieron a la bebé. FOTO: CORTESÍA DE LA POLICÍA METROPOLITANA.

POR: NELSON MATTA COLORADO

Una mujer de 26 años, capturada por robar en un supermercado de Medellín, dio a luz a una bebé en una patrulla de la Policía.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

El Colombiano - Wikipedia, la enciclopedia libre

De acuerdo con las autoridades, la historia comenzó el pasado martes 2 de junio en un supermercado del barrio Santo Domingo Savio, en el nororiente de la ciudad. Según el afectado, la mujer habría hurtado alimentos por valor de $256.400, por lo cual fue capturada y enviada al búnker de la Fiscalía.

Tras analizar que se trató de un caso de menor cuantía, en flagrancia, y debido a su avanzado estado de gestación, el ente acusador decidió darle la libertad el miércoles 3 de junio (aunque todavía sigue vinculada al expediente).

Ese mismo día, una patrulla de la Unipol (Unidad Nacional de Intervención Policial y de Antiterrorismo) arribó al búnker, ubicado en el barrio Caribe. Su propósito era dejar a disposición de la Fiscalía a un traficante de estupefacientes. En ese momento, uno de los custodios del lugar se acercó a los policías y les pidió ayuda para la mujer, que tras recibir el beneficio de la libertad, no se había podido ir para su casa porque sentía los dolores del parto.

Los uniformados la subieron a la camioneta, para llevarla a un centro médico; tampoco hubo tiempo de meter al detenido al calabozo y emprendieron la marcha con él en la silla trasera, junto a la gestante. El mayor Mauricio López Zapata, comandante de Unipol y quien iba de copiloto en la patrulla, relató que la pasajera empezó a gritar porque “ya no aguantaba más, y empezó a quitarse la ropa”.

El oficial le quitó las esposas al traficante y le pidió colaboración, ya que la situación de la joven era prioritaria. El hombre se unió a la tarea y sostuvo la cabeza de la muchacha.

Con el vehículo en movimiento, López se giró en su silla para ayudarle a desvestirse, “y empecé a observar un líquido, que es cuando rompe fuente. Vi la cabeza de la bebé y puse mis manos con el fin de que no se colgara”, relató

“Ella me gritaba ‘¡jálela, jálela!’, pero yo no fui capaz, porque un bebé es algo frágil. Yo le decía ‘¡puje puje!’, ella hizo caso y empezó a pujar. Salió el bebé y cayó sobre mis brazos, así que lo se lo entregué a ella, que lo abrazó”, recordó López.

Mientras esto ocurría en la cabina, en la calle la congestión vehicular, producto del regreso a la rutina postcuarentena, impedía el desplazamiento de la camioneta. El conductor no tuvo otra opción que invadir el carril del Metroplús y acelerar, con las sirenas a todos volumen.

“Cuando ella la tenía en sus brazos, vi que tenía el cordón umbilical alrededor del cuello. Tomé a la bebé, la bajé hacia los pies para que relajara la tensión, le desamarré el cordón y con las manos le quité la placenta de la cara, para que pudiera respirar”, narró el oficial.

Cuando llegaron al Hospital San Vicente de Paúl, las enfermeras cortaron el cordón umbilical y se llevaron a la niña en una sábana. Luego subieron a la mamá a una camilla.

“Esta mujer tiene algunos antecedentes, pero en su momento lo más importante era salvarle la vida a ella y a la bebé”, señaló el general Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá.

En la actualidad, la madre y su hija se encuentran bien de salud. Los policías que la transportaron le llevaron frutas y ropa para la infante, que fue bautizada Luciana.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE