Connect with us

Vida

Una perra abandonada se convirtió en patrullera de la Policía de Puerto Berrío

La Policía de Puerto Berrío ya realiza patrullajes por el pueblo acompañada de Kira, la nueva mascota. FOTO CORTESÍA

GUSTAVO OSPINA ZAPATA |

Desde hace varios días, los patrullajes de la Policía en Puerto Berrío se hacen con una acompañante que no va armada ni lleva uniforme verde sino un pelaje blanco y que pone al servicio de la institución su olfato y su mirada llena de ternura.

TOMADO DE: elcolombiano.comGuardia del Inpec de El Pedregal apareció tras 11 días

Se trata de Kira, una perra criolla que fue hallada por uniformados el pasado jueves 11 de junio en una casa abandonada del barrio Los Almendros desde hacía nueve días, debido a lo cual presentaba un cuadro de desnutrición y visibles huellas de posible maltrato, con hematomas en la piel, la cadera lesionada, andaba coja y tenía gran cantidad de ectoparásitos (garrapatas), según diagnóstico el veterinario Francisco Herrera González, quien le prestó la atención médica hasta salvarla.

La situación conmovió tanto a los uniformados de la institución, que decidieron no solo rescatarla y gestionar su curación, sino también adoptarla e integrarla a su grupo de patrullajes.

El mayor Carlos Ardila, comandante de la estación de Policía de Puerto Berrío, contó que la canina estaba en un inmueble habitado por tres mujeres y un hombre quienes, al parecer, se dedicaban al tráfico de estupefacientes.

Aunque inicialmente se pensó que era un macho y se le iba a poner el nombre de Rocky, ya que su pelaje no dejaba ver el sexo, al descubrir que era hembra fue bautizada como Kira ya se le ve por las calles en las motos de la Policía o caminando con los uniformados.

Añadió que no se le va a utilizar para patrullajes, pues en la moto tampoco viaja muy cómoda, pero a ratos la llevarán para darle un paseo y que se distraiga. La perra presenta buen semblante, se recuperó pronto y no es agresiva. Tiene cerca de ocho meses y su nuevo hogar es la estación de Policía.

“La idea es darles un mensaje a los ciudadanos del cuidado y respeto que deben tener con los animales”, añadió el mayor Ardila.

También se lamentó de que en Puerto Berrío, como ordenan las normas a nivel nacional en el Código de Policía, se carezca de un coso municipal (albergue para animales), por lo que cada que los uniformados hacen un rescate la tarea siguiente es buscar adoptantes, pues en la localidad hay una señora que los acoge en un hogar de paso, pero lo hace de manera voluntaria y ya no tiene capacidad para más.

Según Alina Castrillón Rave, una periodista que ejerce la defensa de los animales en una cuenta de Facebook llamada Triky Ortega Castrillón (el perro enano), la acogida del canino por la Policía tiene un importante valor, pues en la localidad del Magdalena Medio, además de que no hay albergue municipal, las adopciones de animales de compañía son muy escasas.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE