Connect with us

Nacionales

¿Qué pasó con Michelle Amaya? La menor de edad desaparecida en Bogotá

Familia dice que un cuerpo en Medicina Legal sería el de ella: solo una prueba de ADN lo confirmará.

Por: Bogotá y City Tv | Con reportería de Sergio Grandas

Las autoridades están a la espera de las pruebas que permitan establecer si un cuerpo hallado en el barrio San Bernardo, en el centro de Bogotá, corresponde al de Linda Michelle Amaya Buelvas, la menor de 15 años que desapareció el 30 de noviembre en el centro de la capital.

Aunque su madre, Nathalie Amaya, estuvo el 31 de diciembre en Medicina Legal y aseguró que el cuerpo corresponde al de la menor, aún faltan procesos en Medicina Legal que indiquen, de manera definitiva, que se trata de Michelle.

Este cuerpo, como confirmó el general Óscar Gómez Heredia, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, se había encontrado el 1.º de diciembre y, desde esa fecha, permanecía en Medicina Legal como un NN: únicamente se sabía que era una mujer y que no tenía documentos. Solo una prueba de ADN permitirá saber, definitivamente, si es Michelle. Si lo fuera, como sostienen sus familiares, sería ese el fatal cierre del caso. Sin embargo, quedarían abiertas muchas preguntas: ¿qué le pasó a Michelle Amaya entre el 30 de noviembre y el 1.º de diciembre?, ¿por qué solo hasta el 31 de diciembre su familia encontró su cuerpo? y ¿qué información arrojan cámaras del sector?

Un mes de angustia

A Michelle su familia la ha buscado desesperadamente desde el día uno. Su rostro ha aparecido una y otra vez en distintos medios de comunicación junto con la voz de su madre, cada vez más quebrada por el temor: la adolescente tenía una discapacidad cognitiva leve, algo que la hacía todavía más vulnerable. Cuando Nathalie Amaya habló para City TV, explicó que la menor había salido en bicicleta desde su casa, en Prado Veraniego, el norte de Bogotá. Se dirigía a la estación Jiménez para buscar un celular que le habían hurtado el 17 de diciembre. Jamás regreso a casa.

“Me acerco a Medicina Legal y me reciben la denuncia el 4 de diciembre. Sin embargo, pregunto si había algún cuerpo con los rasgos, muy detallados, que había dado en la entrevista. Y me dicen que no, que solo había un cuerpo de una mayor de edad, entre 19 y 23 años”, le contó ayer Amaya a City TV. “Esa noche la empiezo a buscar en el barrio San Bernardo. Pensamos que había ido a la pista que había en el parque Tercer Milenio. A ella le gustaba ir allá”, dijo.

(Especial multimedia: #NoEsHoraDeCallar, el feminicidio)

La policía sostuvo este viernes que la denuncia de desaparición fue interpuesta el 5 de diciembre y que, entonces, se abrió la investigación: “A partir de ese momento, con el grupo de Desaparecidos de la seccional, se abrió la investigación y hemos venido avanzando”.

Pero otra es la voz de su madre: “Pedimos el cambio del investigador encargado. Solo informaba lo que yo hacía”. Anota que el 16 de diciembre volvió a Medicina Legal, le respondieron que no había ningún cuerpo.

“Es agotador saber que estoy luchando contra esto sola”, dijo a mediados de diciembre en City TV. Entre las múltiples notas que circularon a nivel distrital y nacional, se vio a Nathalie recorriendo los barrios del centro, pegando carteles y preguntando, tienda a tienda, por su hija. La familia sostiene que no tuvieron acceso a las cámaras de seguridad de la zona.

Incluso, el 30 de diciembre, hizo un plantón en el parque de los Periodistas, con enormes pancartas, pidiendo ayuda: “La Navidad pasó y mi niña no estuvo. El año se acaba y mi niña no está”, dijo, entre lágrimas.

Un día después, se abrió un nuevo capítulo en el caso. “Este jueves me vuelven a tomar una entrevista. Me toman una muestra para hacer un cotejo genético con el cuerpo que tienen allá. Pido que me dejen verlo. Por los rasgos sé que es mi hija: ella tiene una cicatriz en la frente, sus ojos, sus cejas, sus dientes…”, cuenta Amaya. La voz se le quiebra, pero se recupera para decir: “Mi hija fue asesinada. Esto no es un asesinato por una bicicleta, es un feminicidio y no queremos que quede impune”.

(Además: La historia detrás de la trágica muerte de Daniela Patiño en Medellín)

Lo cierto, sin embargo, es que solo hasta que se expidan los resultados de la prueba, se puede determinar oficialmente que el cuerpo en Medicina Legal es el de Michelle. Así lo indicó ayer el comandante de la Mebog: “No podemos determinar oficialmente si corresponde o no, Medicina Legal dará el concepto una vez hagan las pruebas”. Las autoridades sostuvieron “que no escatimarían esfuerzos” en avanzar con la investigación y que, además, al momento, le están prestando acompañamiento a la familia. Un equipo de la Sijín adelanta investigaciones con apoyo de la Unidad de Vida de la Fiscalía.

Mientras tanto, los Amaya piden “dignidad” para el caso.

“Lo mínimo que se merece es saber cómo ocurrió. Solicitamos esclarecer la situación. Esto es un infierno, morir en vida: la estábamos esperando. Pedimos una persona competente para llegar a las últimas instancias”.

BOGOTÁ Y CITY TV
*Nota hecha con apoyo de Sergio Grandas.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE