RimixRadio, Noticias para latinos
Internacional

PUERTO RICO: Brote de influenza en población pediátrica de Puerto Rico

Los casos acumulativos en las últimas cuatro semanas de informe reflejan 3,440 contagios reportados.

PUERTO RICO:

Por Bárbara J. Figueroa Rosa

Según varios médicos este es un fenómeno inusual en la temporada de verano, lo que levanta bandera para tomar medidas preventivas a nivel de ciudadanía.

TOMADA DE:https://www.primerahora.com/

Primera Hora

Los casos de influenza en Puerto Rico se encuentran sobre el umbral de alerta, una situación que representa para algunos médicos un fenómeno “inusual” y “preocupante” porque el alza en contagios -que han generado un brote en la población pediátrica- se está desarrollando en la temporada de verano cuando, por lo general, son otras las enfermedades febriles y respiratorias las que predominan.

Entre los primeros galenos en levantar bandera roja sobre lo ocurrido se destacan los médicos Jorge Bertrán Pasarell, presidente de la facultad médica e infectólogo del Hospital Auxilio Mutuo y Diego Sainz de la Peña, jefe del departamento de pediatría de la misma institución, donde desde el 2018 hay un sistema de vigilancia de enfermedades infecciosas conocida como Sentinel Enhanced Dengue Surveillance System (SEDSS), que ayuda a identificar enfermedades como el dengue, chikungunya, zika, Covid-19 e influenza, entre otras infecciones respiratorias. De inmediato, el Departamento de Salud también identificó el asunto y calificó el alza como “un brote en el subgrupo pediátrico de 0 a 19 años”, según expresiones hechas a Primera Hora por la Principal Oficial de Epidemiología, Melissa Marzán.

Fue precisamente a través de los reportes del sistema de vigilancia de SEDSS que hace un par de semanas los especialistas percibieron un alza considerable en los casos de influenza -tanto en niños como en adultos- algo que les causó preocupación porque esta enfermedad viral, aunque está activa todo el año por Puerto Rico ser un país del trópico, tiene sus picos de contagio entre octubre a diciembre o los primeros dos meses del año.

“Pero, ¿en junio ver tantos casos?, no. Realmente, no. En mis 40 años como pediatra jamás había visto un fenómeno como este de tantos casos de influenza en junio. Y esta es una tendencia que empezamos a notar hace unas semanas a través del sistema de vigilancia de SEDDS, que es un programa que, además de darnos un diagnóstico certero, nos avisa de tendencias de enfermedades febriles que hay en la comunidad lo que da paso a que se puedan activar medidas de prevención”, acotó Sainz de la Peña, quien está a cargo del programa SEDSS en el Auxilio Mutuo.

El Hospital Auxilio Mutuo, en el área metropolitana y el hospital San Lucas , en Ponce, son los únicos en Puerto Rico en tener este servicio de monitoreo en sus respectivas salas de emergencias pediátricas y de adultos. El mismo es subvencionado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

De hecho, Sainz de la Peña subrayó que el alza en casos de influenza se percibe también en su práctica privada pues tan reciente como el miérdoles atendió unos 14 casos de influenza en su oficina. Recordó que, aunque hay periodo de vacaciones, muchos niños están en campamentos de verano los que pueden ser focos de infección para esta población. “El llamado a los adultos que atienden estos campamentos es que si notan algún niño con síntomas lo aíslen en lo que sus padres pueden ir a recogerlos. Es importante hacer esto para prevenir contagios”, explicó.

Ante la preocupación los médicos se comunicaron a través de Salud con la epidemióloga Marzán, quien les ratificó que, en efecto, hay un alza inusual de casos de influenza en Puerto Rico durante este verano.

“El problema con esto que está pasando es que ahora mismo ya no hay vacunas de influenza o las pocas que quedan no harían mucho porque corresponden a la temporada pasada… usualmente en agosto es que llegan las vacunas que protegen contra el virus que está circulando, pero todavía faltan unos meses para ese proceso”, acotó por su parte el doctor Bertrán Pasarell, quien a la vez hizo la observación de que son pocos los pacientes contagiados que están vacunados contra la influenza.

“El porciento de vacunación es bien bajo, y esa es otra situación que habría que atender”, puntualizó al hacer hincapié en la efectividad de otras medidas preventivas como el lavado de mano, el uso de mascarilla en lugares concurridos y evitar aglomeraciones.

De hecho, datos del DS revelan que durante esta temporada del virus solo el 14% de la población (451,583 personas) se vacunaron contra la influenza. Los informes destacan, además, que en la población de 0 a 18 años solo se han adminsitrado 50,789 dosis.

El infectólogo explicó que existen dos tipos principales de virus de influenza: A y B. Este virus se transmite principalmente a través de gotitas que se producen cuando las personas contagiadas tosen, estornudan o hablan. Reiteró que cualquier persona puede contraer influenza, sin embargo el grupo demográfico de 65 años o más, aquellas que tienen afecciones crónicas, las embarazadas y los niños menores de cinco años son los de mayor riesgo a presentar complicaciones graves de la enfermedad.

Entre los síntomas que presentan los pacientes se destaca fiebre, dolor de garganta, mucosidad nasal, dolor muscular, dolor de cabeza y fatiga. “A diferencia del covid y otras enfermedades catarrales, con la influenza o el flu mucha gente se siente ‘’esmongá” en cuestión de horas o de un día para otro”, destacó Bertrán Pasarell

Puerto Rico sobre el umbral de alerta en influenza

Tal como alertaron los médicos de Auxilio Mutuo, los datos del Departamento de Salud (DS) indican que en lo que va de temporada 2022-2023 -la cual comenzó el 3 de julio del año pasado y culmina el próximo 1 de julio- se han reportado 28,961 casos de influenza, de los cuales 928 fueron registrados durante los días del 4 al 10 de junio (semana epidemiológica 23) lo que colocó a Puerto Rico sobre el umbral de alerta en el sistema de vigilancia en comparación con lo que se reflejó en años anteriores.

Los casos acumulativos en las últimas cuatro semanas de informe reflejan 3,440 contagios reportados.

“Actualmente, durante la temporada de influenza 2022-2023, se han reportado mayor número de casos en comparación con la temporada 2021-2022. Teniendo un comportamiento epidémico durante las semanas de noviembre y diciembre 2022. Luego ha comenzado una tendencia de disminución de casos, que se mantuvo por más de 16 semanas consecutivas. Sin embargo, un aumento en caso se ha observado desde la semana número 15 a la 23. Este informe, preliminarmente, presenta que la semana número 23, los casos de influenza se encuentran sobre el nivel de alerta”, destaca el boletín de vigilancia del DS que fue actualizado el pasado 14 de junio.

Un dato de interés y que levanta bandera en la comunidad científica es que del total de contagiados, sólo el 4.6% (1,334) estaban vacunados. Se determinó, además, que 1,097 personas requirieron hospitalización.

De otra parte, el informe adjudica siete fatalidades vinculadas al virus de influenza durante la temporada. Las edades de los fallecidos -en los que hay seis mujeres y un hombre- fluctúan entre los 56 y 97 años.

Mientras, se destaca que es la región de Ponce la que más afectada se ve en términos de contagios, pero básicamente se están reportando casos alrededor de la isla con una tendencia marcada en la zona sur, central y oeste.

En términos de grupos demográficos son los pediátricos de 5 a 9 años los que más casos han reportado durante la temporada 2022-2023 con 5,606 casos. Le sigue el grupo de 0 a 4 años con 4,941 casos y el de 10 a 14 años con 4,094 casos.

“La población pediátrica de 0 a 9 años representan el 35% de los casos y si le sumamos los de 10 a 19 años, tenemos que casi el 50% del total de casos que hemos visto esta temporada está en ese subgrupo pediátrico…tenemos un brote de influenza en este subgrupo pediátrico”, explicó a Primera Hora la doctora Marzán

Así mismo se destaca que es la influenza tipo A la que más está afectando a la ciudadanía con 17,283 casos, seguido por la influenza tipo B con 9,861. Hay otras 689 personas que arrojaron positivo a ambas (A y B).

“Pero algo importante que hemos visto es que en el aumento de casos que hubo entre septiembre y diciembre del año pasado la tendencia fue de influenza tipo A. Sin embargo, en estas últimas semanas cuando comenzó el aumento desde la semana epidemiológica número 15, estamos viendo más casos de influenza tipo B. El 77% de los casos en estas semanas es de influenza tipo B”, mencionó Marzán.

Por su parte, la Primera Oficial Médico del DS, la infectóloga pediátrica Iris Cardona, catalogó como medida de prevención la vacunación. Dijo que si bien es cierto ya casi no quedan vacunas de esta temporada dirigidas para la población adulta, aun hay disponibles dosis para la población pediátrica.

“Tenemos para vacunarnos hasta el 30 de junio (próximos ocho días) que es cuando cierra la temporada. Después de esa fecha la vacuna expira y la próxima llega a finales de agosto o principio de septiembre. Algo importante es que no hay que esperar ningún término entre una vacuna a otra porque se trata de preapraciones diferentes. Así que persona que se vacune ahora puede hacerlo cuando llegue la dosis de la próxima temporada”, explicó Cardona.

Personal de los CDC visita el Auxilio Mutuo

El Hospital Auxilio Mutuo recibió la visita de representantes de los CDC en las salas de emergencias de adultos y pediátrica, precisamente para conocer los procesos del sistema de vigilancia de enfermedades infecciosas SEDSS, que ayuda a identificar enfermedades febriles y respiratorias.

La visita de los CDC incluyó al doctor Daniel Jernigan, director del Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas, el doctor Lyle Petersen, director de la División de Enfermedades Transmitidas por Vectores, la doctora Gabriela Paz-Bailey, jefa de la Subdivisión de Dengue; y otro personal de la subdivisión de dengue y de la Division de Enfermedades Transmitidas por Vectores.

“Este programa de vigilancia centinela ha sido útil para entender la presentación clínica del dengue y de otras enfermedades febriles que pueden parecerse. Con la información recogida a través del programa hemos podido entender mejor los principales factores de riesgo para que el dengue progrese a enfermedad severa”, explicó Sainz de la Peña para ejemplificar cómo el programa ayuda a establecer medidas de prevención a nivel de la ciudadanía, como está ocurriendo actualmente con la influenza.

Por su parte, el doctor Bertrán Pasarell expresó que es importante formar parte del programa, pues se levantan datos adicionales sobre varios viruses, incluyendo perinfluenza u otros virus respiratorios que son menos comúnes.

Destacaron que en el periodo de julio del 2022 hasta marzo del 2023, se le han realizado pruebas a unos 868 pacientes con síntomas que llegan a las salas de emergencia pediátrica o de adultos. De estos, 358 tuvieron un resultado con patógeno identificado.

“Covid, influenza y RSV (virus sincitial) son los más predominantes”, explicó el infectólogo al agregar que se invita a todo paciente que llegue al hospital con síntomas de fiebre, tos o dificultad respiratoria a participar del muestreo. “Una vez el paciente o su encargado acepte a participar y firme el relevo de autorización, se realiza una breve entrevista y se toma una muestra de nariz, garganta y de sangre. Cuando están listos sus resultados son compartidos con el paciente”, acotó.

Related posts

ECUADOR: Se abre oportunidad para que los negocios de emprendedores ecuatorianos crezcan y se potencien

admin

Menor mató a su mamá y su hermano porque le prohibieron usar el celular

PaisaEstereo

GUATEMALA: Uso de mascarilla vuelve a ser obligatorio en todo el país a partir de este 11 de julio por aumento de casos de covid-19

admin