Connect with us

Nacionales

Polémica por decreto que pone a Calamar en manos de Dios

Hasta el momento, Calamar tiene 50 casos de COVID-19 y un fallecido. Se trata de uno de los pueblos ribereños que más reciben personas foráneas. //óscar díaz-el universal.

Una polémica se ha originado en el municipio de Calamar, debido a que el alcalde de esa población Alejandro Arrázola Sagbini, presuntamente, firmara un decreto donde simbólicamente pone al pueblo en manos de Dios, para enfrentar el COVID-19.

TOMADA DE:eluniversal.com.co

Cuarentena: aglomeración a las afueras de la Alcaldía de Turbaco ...

Cabe destacar que, hasta el momento, Calamar lleva 50 personas contagiadas con el virus.

Arrázola Sagbini explicó que el presunto decreto era solo un borrador, que estaba analizando con su equipo jurídico, pero alguien se apoderó de él y lo publicó en la red social Facebook.

El mandatario anunció que denunciará el presunto abuso, puesto que el decreto en cuestión nunca se convirtió en un documento oficial.

En el papel publicado en Facebook se observa que, en uno de sus artículos, el burgomaestre le pide a la población elevar una oración para que en Calamar se extiendan la misericordia divina y la paz.

Arrázola insistió en que llegará hasta el fondo de este asunto, “porque no podemos permitir que situaciones como estas se sigan presentando, ya que ni siquiera habíamos oficializado el decreto”.

Así mismo explicó que “a mí no me preocupa que entre en debate el decreto, sino la forma cómo se filtró el documento, porque simplemente lo estaban analizando y no era oficial”.

Agregó que teme que los teléfonos de los funcionarios estén intervenidos, lo mismo que las redes sociales; o que alguien dentro del gabinete esté actuando de manera desleal, por lo que requiere que las autoridades esclarezcan la situación.

Añadió que está armando todo el paquete que se le presentará a las autoridades, para dar respuesta a las inquietudes que se han suscitado en torno al referido documento.

“Soy un hombre creyente, y respeto a quienes tienen otras convicciones, pero lo que sí es real es que debemos aferrarnos al Señor, para que nos ayude a superar la crisis por la que está atravesando actualmente el municipio a raíz de la pandemia”, expresó.

Gabriel Pérez Arrieta, habitante del municipio, dijo que no ve nada de malo en que se le entregue al municipio a Dios, si es él quien realmente lo puede salvar.

En redes sociales también algunos moradores de esa población de Bolívar, han mostrado su inconformismo por lo que supuestamente quiere hacer el alcalde.

Entre los mensajes, hay uno que dice: “En ningún estado de derecho se le puede entregar, por decreto, un municipio a una deidad”.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE