RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

“Pedimos, con el corazón destruido, que haya justicia”: familia de ingeniera paisa hallada muerta en un cañaduzal

Sandra trabajaba en una empresa de fertilizantes y debía hacer constantes visitas a zonas rurales. FOTO Cortesía
HEIDI TAMAYO ORTIZ

La familia pide celeridad en las investigaciones y espera que haya justicia rápido.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

A Sandra Yulieth Zuluaga Giraldo le encantaba cumplir años. Ese era el día que consideraba el más importante del año y siempre esperaba que lo fuera para todos y que sus seres más cercanos la felicitaran. El 13 de enero próximo cumpliría 29 años, pero la posibilidad de celebrar una vez más le fue arrebatada por una prematura muerte que, hasta donde se sabe, fue un homicidio, presuntamente cometido el pasado lunes 19 de diciembre, mientras cumplía labores de su trabajo, en zona rural del Valle del Cauca.

Sandra era ingeniera agrónoma, egresada del Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid, de Medellín. En esta ciudad nació y creció, en una familia en la que era la menor de dos hijos. Decidió estudiar esa carrera siguiendo los pasos de su hermano y el amor que desde pequeños les inculcó su padre, un comerciante, por el campo, los animales y la naturaleza.

También heredó de su hermano, César Zuluaga Giraldo, la decisión de salir de Medellín y radicarse en Palmira, Valle del Cauca, para ejercer su carrera, tras graduarse en septiembre de 2017. Allí trabajó él antes de irse a vivir a México y luego lo hizo ella, con la intención de quedarse mucho más tiempo, pues su arraigo en Colombia le impedía instalarse en otro país, aun cuando le encantaba viajar y conocer lugares nuevos.

En ese departamento, Sandra tenía un trabajo en una empresa de fertilizantes y su labor incluía hacer visitas a campesinos de zonas rurales del Valle. Fue justamente cuando se dirigía a una de ellas, el pasado 19 de diciembre, que perdió la vida. Según César, ese día salió de la casa casi a las 7:00 de la mañana. Una hora después, cuando intentaron comunicarse con ella, las llamadas entraban, pero nadie contestaba ni en su número personal ni en el del trabajo.

“La idea era que mi mamá y mi papá viajaran el 27 de diciembre desde Medellín para quedarse con ella hasta el 2 de enero. Pero mi mamá quiso irse antes porque quería pasar más tiempo con ella. Ese día, la llamó como a las 8:00 de la mañana, pero no contestaba. Después, todos le seguíamos marcando y nadie respondía. Eso nos preocupó mucho y pedimos que se iniciaran las búsquedas”, cuenta el hermano, quien viajó desde México en cuanto le dieron la noticia.

Asimismo, afirmó que el novio de Sandra presionó a las autoridades para que la buscaran con rapidez, pero el hallazgo solo se produjo pasadas las 5:00 de la tarde de ese mismo 19 de diciembre. Fue un hallazgo que conmocionó a la familia, pues estaba en la silla trasera del vehículo en el que se movilizaba, en medio de un cañaduzal, aseguró César, quien añadió que aunque no tenía signos visibles de violencia, al parecer, hay muestras de que pudo haber ocurrido un forcejeo.

Estas respuestas son una petición desesperada de la familia, convencida de que a Sandra la asesinaron, pero quieren saber cómo y quién. “La información que nos han dado ha sido muy limitada nos dijeron que el veredicto final de lo que pasó puede tardar hasta tres meses, lo que es exagerado porque a medida que pasa el tiempo el caso va a quedar en el olvido y puede haber otras víctimas”, expresó César. Por eso, él y su esposa viajarán la próxima semana a Cali para pedir mayor claridad y celeridad en las investigaciones.

El martes 20 de diciembre, la empresa donde trabajaba Sandra hizo la velación del cuerpo, a la que asistieron varios familiares que viajaron desde Medellín. Esa misma tarde lo trasladaron a su ciudad natal y este miércoles 21 se cumplió la eucaristía y la enterraron.

A Sandra la recuerdan como una joven apasionada por su carrera y enfocada en cumplir sus metas. Tenía un espíritu comerciante, que heredó de su padre, vendía fertilizantes, ropa, zapatos y todo lo ahorraba porque quería comprar un apartamento. Le gustaba ser independiente y ni siquiera aceptaba los ofrecimientos económicos de su padre. Estaba también en sus planes construir un futuro con su novio y adoraba a su mascota, un perro que adoptó.

Excompañeros, amigos, familiares y colegas han manifestado la tristeza por la muerte de la ingeniera. Desde el Politécnico Jaime Isaza Cadavid rechazaron los hechos violentos en los que perdió la vida.

“Sandra era una ingeniera que con su trabajo le aportaba al desarrollo del campo, representando no solo a las profesionales del agro, sino a todos aquellos que creen y se esfuerzan por forjar una Colombia en paz”, manifestó Jairo Osorio Saraz, rector de la institución universitaria.

Aunque la familia sabe que nada les devolverá a Sandra, piden justicia y el esclarecimiento del caso. “Pedimos, con el corazón destruido, que haya justicia y acciones concretas para que cuando cada agrónomo, hombre o mujer, salga a cada rincón del país a producir alimentos, se proteja su derecho a la vida. No queremos que este dolor tan grande le suceda a otra madre, a otro padre, a otro hermano o a otro novio”, puntualizó César.

 

Related posts

Abren convocatoria para becas en Medellín

admin

Entre ráfagas de disparos despiden a uno de los delincuentes más buscados en Santa Marta

admin

Cartagena es uno de los destinos más buscados para la semana de receso

admin