RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

Pagó $110.000 en almacén de Cartagena y descubrió stiker con falso código QR

La mujer intentaba pagar un servicio en un taller ubicado en el Pie de la Popa. La sorpresa se la llevaron al descubrir por qué la transferencia no llegaba.

 

En los últimos meses, ha habido un aumento significativo en los casos de robos a través de códigos QR falsos.

TOMADA DE:https://www.eluniversal.com.co/

Ojo con la velocidad! Instalan 4 nuevas cámaras de fotomultas en Cartagena  - RimixRadio, Noticias para latinos

Los delincuentes crean códigos QR falsos y los colocan en lugares públicos como cajeros automáticos, máquinas expendedoras y restaurantes.

Un reciente hecho se presentó en Cartagena. Marisol Cabarcas reportó a El Universal lo que ocurrió el pasado martes 25 de abril cuando intentaba pagar una reparación que le estaban haciendo a su moto en un taller ubicado en la avenida Pedro de Heredia, sector Pie de la Popa. “Yo con toda la confianza del mundo escaneo el código y transfiero los $110.000 en el código QR, el señor me dijo que con eso le pagaba directamente a su cuenta de Bancolombia, el mismo me señaló dónde estaba la tabla para escanear. Cuando yo le pago, la muchacha que le ayuda en el local me dijo que no me fuera, que ellos tenían que ver reflejada la transferencia”, contó Cabarcas.

La espera se prolongó a más de quince minutos, tiempo suficiente para comenzar a revisar qué estaba pasando. “Yo decidí entrar a los movimientos de la cuenta para mostrarle a ella que yo si había hecho el pago, y que no era mi problema si no les había llegado. Ahí es donde la muchacha me dice que esos $110.000 los mandé a la cuenta equivocada, que seguramente me equivoqué de número y que yo tenía que asumir el error. Yo lo que hice fue pedirle el número de cuenta y lo comparé con el de la cuenta a la que le transferí, para ver si me había embolatado con algún digito, y efectivamente el número de cuenta era totalmente diferente, ahí fue cuando revisamos y nos dimos cuenta que habían pegado un stiker encima”, indicó la mujer.

‘QRishing’: la nueva estafa

Un código QR es una especie de módulo para almacenar información, para quienes aún lo desconocen, esta es una versión 2.0 del código de barras, y es un sistema que puede ser leído por la mayoría de los smartphones, tablets y dispositivos móviles. Quienes lo utilizan activan la cámara y esta escanea el código de barras para acceder a la información.

Pero no todo ha sido bueno en cuando al uso de este pequeño cuadrado repleto de información, ya que se ha convertido en el objeto de estafas. Expertos en ciberseguridad ya han puesto nombre: ‘QRishing’, o lo que es lo mismo, ‘phishing’ a través de códigos QR.

Para engañar a las víctimas los ciberdelincuentes aprovechan el QR para instalar un software malicioso en el dispositivo. De esta forma, al escanear el código, el usuario es dirigido a un sitio web falso en el que se pide información sensible con el fin de utilizarla para suplantar la identidad o suscribir a la víctima a servicios de pago. Otros han llegado mucho más lejos y se las están ingeniando para pegar stikers con un código QR que lleva directo a la víctima a realizarle una transacción al delincuente.

Una vez que una persona escanea el código QR falso con su teléfono inteligente, se redirige a una página web maliciosa que solicita información personal del usuario, como su nombre de usuario y contraseña bancaria. Con esta información, los delincuentes pueden acceder a la cuenta bancaria de la víctima y robar su dinero. Los delincuentes están cada vez más sofisticados en sus técnicas de fraude, por lo que es fundamental estar siempre atento a las posibles amenazas en línea y tomar medidas preventivas para protegerse.

Están aplicando esta modalidad en otras ciudades

Si bien esta modalidad no es nueva. En los últimos días han aparecido varios videos en Aburrá Valle en redes sociales en los que se aprecia un joven que, aprovechando el descuido de quienes atienden los negocios, cambia los códigos QR con los que se pagan vía transferencia electrónica los consumos de los establecimientos.

La finalidad del cambio sería robar el dinero con el que otros comensales pagan por este medio electrónico, alterando el código, por lo que el dinero no llegaría a los dueños de los establecimientos, sino al bolsillo del estafador.

Y es que la habilidad del joven es sorprendente, pues en cuestión de segundos logra pegar casi que en la misma posición el código QR alterado. Se ha conocido que el joven ha intentado hacer esta estafa en un establecimiento de comidas, en otro negocio de Sabaneta y en el Centro Comercial Puerta del Norte. Por fortuna, en dicho centro no pudo consumar ningún robo por este medio.

“Como centro comercial lo que se hizo fue actuar rápidamente y además recordar a los establecimientos las pautas de prevención para que no ocurran este tipo de casos. Como hemos formado al personal de las tiendas, la empleada identificó el hecho y por eso no se logró fraude”, indicaron desde Puerta del Norte.

Related posts

Familias en el sur del Atlántico han dejado de cultivar por inundaciones

admin

Asociación contratada para ollas comunitarias en La Guajira no ha pagado a trabajadores

admin

Varios heridos dejó accidente de tránsito en la vía Manizales – Medellín

PaisaEstereo