RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

Ojo: la plata para arreglar los colegios de Medellín podría entregarse ‘a dedo’

El contrato en cuestión está destinado para el mantenimiento completo y parcial de las sedes educativas de Medellín. FOTO EL COLOMBIANO
EDISON FERNEY HENAO HERNÁNDEZ

El concejal Alfredo Ramos denuncia que la EDU, entidad con la que la Secretaría de Educación firmó un contrato por $319.000 millones, apela a figura de invitación privada para declarar desiertos los procesos.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

La chequera que aprobó el Concejo en vigencias futuras para arreglar los colegios de Medellín ya comenzó a ejecutarse. La Secretaría de Educación celebró un contrato interadministrativo con la Empresa de Desarrollo Urbano (EDU) para este fin. El trámite no tendría cuestionamiento alguno si la contratación, según denuncia el concejal de oposición Alfredo Ramos, no se estuviera entregando a través de invitaciones privadas y licitaciones desiertas que podrían resultar en adjudicaciones a dedo.

“Ya empezó la EDU con sus procesos amañados para contratar las vigencias futuras de infraestructura educativa, con su fórmula de invitación privada a unos pocos y adiciones infinitas a contratos millonarios”, sostiene el concejal. Aunque el proceso no es irregular, pues está concebido en el manual de contratación de la entidad, podría ir en detrimento de la pluralidad de oferentes, restándole calidad a los procesos de licitación.

Es decir, la contratación podría terminar en manos de firmas cuestionadas, sin experiencia suficiente, cuando la reparación de los colegios requiere de intervenciones 100% técnicas. “Ningún proceso individual es superior a los $11.600 millones, para no tenerlo que hacer abierto sino para unos pocos invitados”, agrega Ramos.

Como sombrilla está el compromiso 4600095806, un abultado contrato de $319.047 millones —el total de las vigencias aprobadas— bajo el objeto “contrato interadministrativo de mandato sin representación para la gerencia integral de proyectos de infraestructura a cargo de la Secretaría de Educación del Distrito de Medellín”, que convierte a la EDU en el contratista que durante 26 meses tendrá que meterle mano a los colegios.

¿Adjudicaciones a dedo?

La EDU ha emprendido ocho procesos contractuales este mes bajo los conceptos de mantenimiento, mejoramiento, adecuación, recuperación de establecimientos educativos e interventorías. El monto total de estos asciende, según respuesta de la misma entidad, a $65.790 millones. Esta parte del gasto corresponde a los $182.000 millones desembolsados en vigencias futuras para este año —los $137.047 millones restantes serán habilitados en 2024, reza el contrato interadministrativo—.

Hasta aquí no hay inquietud alguna, dice el concejal Ramos. Pero resulta que los ocho procesos han sido convocados mediante la figura de invitación privada. “Sacan una invitación privada y escogen a los que quieren. De esa forma impiden que quienes están interesados en participar, y cumplen con todas las condiciones, terminen siendo invitados”, expresa el concejal.

Y es que del total de procesos en curso, ya tres han sido declarados desiertos. Lo que alega Ramos es que este es el propósito de la EDU al apelar a la figura de invitación privada: “Uno de los procesos fue declarado desierto el 23 de enero porque extrañamente ninguno de los invitados hizo oferta. La consecuencia: lo pueden entregar a dedo. ¿Por qué invitan a empresas que no participan? Pura pantomima”, asevera.

Pero la EDU se defiende: confirma que, en efecto, tres procesos han sido declarados desiertos, pero que en ningún momento se ha faltado a la ley. “Todos los procesos de contratación se han adelantado siguiendo los procedimientos establecidos en el Manual de Contratación. En la página del Secop II se encuentran documentados todos los procesos y es posible consultar los documentos que soportan la declaratoria de desierto sin que esto se haya dado exclusivamente por no haberse recibido ofertas”, sostienen.

Los procesos en cuestión, según el seguimiento del concejal Ramos, son el IP 01, que concibe intervenciones en las sedes educativas de las comunas 6, 7 y 60, con un presupuesto de $9.460 millones; el IP 02, que es una interventoría por $4.550 millones; y el IP 03, que consiste en la recuperación de la institución educativa Marco Fidel Suárez, ubicada en la comuna 11, con $9.679 millones habilitados.

Pese a estar desiertos, contrapuntea la EDU, de los ocho procesos solo se han suscrito dos contratos: uno para la intervención de los establecimientos educativos de la comuna 5, por $8.246 millones, y otro para la intervención de la institución educativa Gilberto Alzate Avendaño, de la comuna 4, por $8.902 millones.

Otra preocupación

Aunque la EDU reestructuró su manual de contratación para que los procesos por invitación privada alcancen billeteras mayores, al concejal Ramos también le preocupa que el monto de los contratos, que en algunos casos están por debajo de las intervenciones a ejecutar, resulten en adiciones innumerables, que dificulten las labores de veeduría y control.

“Ellos hicieron un presupuesto por cada institución, algunos superan el monto de los $11.000 millones. Entonces, eso abre la puerta para que contratos que comienzan así terminen en $17.000 o $18.000 millones, con las adiciones que les dé la gana”, afirma. “Hacen los presupuestos malos, a propósito, para poder entregar la plata a dedo”.

Al respecto, la EDU responde que dentro de las condiciones contractuales establecidas en los estudios previos del contrato interadministrativo, así como en los anexos de este, la Secretaría de Educación estableció un número mínimo de contratos para ejecutar las intervenciones, “lo cual hace que la cantidad de contratos necesarios resulte por montos cercanos a los mencionados”.

De hecho, la misma Secretaría, por medio de respuesta a un derecho de petición, justifica su delegación a la EDU: “La Secretaría consideró realizar el contrato para la gerencia integral de un proyecto que permita el mantenimiento y restitución parcial de la infraestructura de los establecimientos educativos. Está enmarcado en la experiencia e idoneidad de la EDU, que ha demostrado el conocimiento de la ciudad y sus comunidades (…)”, sostiene. Pese a esto, desde ya hay preocupación por la forma en que se contratará el arreglo de buena parte de los colegios de la ciudad.

¿No alcanzó el presupuesto?

La aprobación de estas vigencias futuras se dio en medio de un debate álgido. Algunos sectores cuestionaron la forma como esta Alcaldía ha administrado el gasto y sostuvieron que el arreglo de los colegios —muchos a punto de caerse— podría ejecutarse con recursos ordinarios. Pero no solo pasó con los colegios, también se aprobaron $64.500 millones en vigencias para el mantenimiento de los escenarios a cargo del Inder.

Related posts

Grave accidente, conductor se tiró de camión sin frenos que terminó estrellando un taxi

PaisaEstereo

Incautan más de 400 paquetes de ‘narco-chocolate’ en el Cortissoz

admin

Pasó un año y la Alcaldía de Medellín solo inició arreglos en 15% de las sedes educativas que necesitan intervención

admin
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE