Logo RimixRadio

RimixRadio, Noticias para latinos
Lo último Nacionales

Les buscarán oficio a los 11 Robocops de Quintero: no sirvieron para nada

El Robocop fue presentado como la innovación en seguridad, pero a duras penas se encarga del cuidado de las zonas para que no tiren basuras. FOTO JULIO CÉSAR HERRERA

El nuevo secretario de Seguridad de Medellín aseguró que este dispositivo no cumple ninguna utilidad en temas de seguridad.

TOMADO DE: elcolombiano.comLogo El Colombiano

“Eso de Robocop no tiene nada”. Así se refirió el nuevo secretario de Seguridad de Medellín, Manuel Villa Mejía, sobre el sistema de cámaras que presentó el exalcalde Daniel Quintero como la innovación en la lucha contra el crimen y que poca utilidad ha tenido para esta finalidad. Aseguró que no se comprarán más y a los que están, que forman parte del Distrito, se les buscará una utilidad.

Actualmente la ciudad cuenta con 11 de estos dispositivos que fueron bautizados con el nombre de la película lanzada en 1987, de los cuales dos se encuentran fuera de servicio y los restantes apenas prestan alguna utilidad, principalmente porque no se acoplaron tecnológicamente al renovado sistema de seguridad del 123, presentado a finales del año pasado. “No se integra con el sistema general de cámaras, son 11 robocop, uno regalado y otros 10 comprados, de los cuales dos no están en funcionamiento y los restantes están operando sin ninguna utilidad en el territorio”, explicó el secretario Villa.

Indicó que la decisión de no adquirir más de estas cámaras se debe, principalmente, a que su elevado costo, siempre oculto durante la administración de Quintero, no se ve contraprestado con los beneficios que podría generar esta herramienta.

Cada uno de estos dispositivos tuvo un costo de $500 millones, sin contar los programas para su funcionamiento y la obligatoriedad de contar con una persona para vigilar la operación en el sitio.

Entérese: Medellín tiene su propio “Robocop” para vigilar las calles

“Con lo que se compra un Robocop se adquieren cuatro cámaras de seguridad más para la ciudad que realmente le hubieran dado un mejor beneficio a la ciudad”, dijo el funcionario.

Cabe destacar que el Sistema Inteligente de Monitoreo Integral Móvil (Simim), como realmente se llama, lo adquirió la Empresa de Seguridad Urbana (ESU) y le entregó la operación y el mantenimiento a la Secretaría de Seguridad de Medellín. Se hizo el 13 de mayo de 2022 por intermedio de la empresa Unión Eléctrica S.A., mediante el contrato 202100099.

Le puede interesar: El Robocop de Medellín todavía no frena los principales delitos

Al momento de la presentación, el mismo Quintero alardeó sobre este sistema, expresando: “Les presento a Robocop, nuestro primer policía robot, con cámaras móviles, reconocimiento facial, identificación de placas, predicción del delito, sensores térmicos y audio interactivo”.

Pero todas estas cualidades ni siquiera sirvieron para defenderse a sí mismo, ya que se conoció que en el segundo semestre del año pasado, en las afueras del Parque de la Conservación (antes Zoológico de Santa Fe), unos hombres le pintaron un grafiti en uno de sus costados.

Lo delicado del caso es que el sistema únicamente registró en sus cámaras lo sucedido un minuto y medio después, por lo que las autoridades no pudieron hacer nada con los responsables de este hecho de vandalismo. “Lo vandalizan y pasa un tiempo para saber lo que ocurrió. Hoy no se tiene la capacidad tecnológica para integrarlo. Si se va a utilizar, es porque alguien va a estar detrás del Robocop para alertar lo que en las cámaras se ve. Casi que solo sirve para vigilar eventos puntuales en eventos públicos, pero en materia de seguridad no cumple con los objetivos”, concluyó Villa.

La estrategia del Robocop, prometida por Quintero, resultó ser todo un fracaso desde todos los frentes, porque no se tienen estadísticas comprobadas de que en los sitios en los que se ubicó haya reducciones de los delitos, ya que este dispositivo emitía alertas sonoras que, muchas veces, no llegaban a persuadir a los criminales y a los que estaban cuidando los botaderos de basura, terminaban con desechos a su alrededor.

Adicionalmente, tampoco se llegó a cumplir con la meta prometida desde aquel 11 de agosto de 2021 cuando se lanzó esta estrategia, ya que se decía que se iban a comprar 40. Luego de los ensayos, se dijo que para finales del 2022 se iban a tener 20, sin contar el primero que se presentó. Sin embargo, finalizada la administración solo quedaron 11.

“Eso de Robocop no tiene nada”. Así se refirió el nuevo secretario de Seguridad de Medellín, Manuel Villa Mejía, sobre el sistema de cámaras que presentó el exalcalde Daniel Quintero como la innovación en la lucha contra el crimen y que poca utilidad ha tenido para esta finalidad. Aseguró que no se comprarán más y a los que están, que forman parte del Distrito, se les buscará una utilidad.

Actualmente la ciudad cuenta con 11 de estos dispositivos que fueron bautizados con el nombre de la película lanzada en 1987, de los cuales dos se encuentran fuera de servicio y los restantes apenas prestan alguna utilidad, principalmente porque no se acoplaron tecnológicamente al renovado sistema de seguridad del 123, presentado a finales del año pasado. “No se integra con el sistema general de cámaras, son 11 robocop, uno regalado y otros 10 comprados, de los cuales dos no están en funcionamiento y los restantes están operando sin ninguna utilidad en el territorio”, explicó el secretario Villa.

Indicó que la decisión de no adquirir más de estas cámaras se debe, principalmente, a que su elevado costo, siempre oculto durante la administración de Quintero, no se ve contraprestado con los beneficios que podría generar esta herramienta.

Cada uno de estos dispositivos tuvo un costo de $500 millones, sin contar los programas para su funcionamiento y la obligatoriedad de contar con una persona para vigilar la operación en el sitio.

“Con lo que se compra un Robocop se adquieren cuatro cámaras de seguridad más para la ciudad que realmente le hubieran dado un mejor beneficio a la ciudad”, dijo el funcionario.

Cabe destacar que el Sistema Inteligente de Monitoreo Integral Móvil (Simim), como realmente se llama, lo adquirió la Empresa de Seguridad Urbana (ESU) y le entregó la operación y el mantenimiento a la Secretaría de Seguridad de Medellín. Se hizo el 13 de mayo de 2022 por intermedio de la empresa Unión Eléctrica S.A., mediante el contrato 202100099.

Al momento de la presentación, el mismo Quintero alardeó sobre este sistema, expresando: “Les presento a Robocop, nuestro primer policía robot, con cámaras móviles, reconocimiento facial, identificación de placas, predicción del delito, sensores térmicos y audio interactivo”.

Pero todas estas cualidades ni siquiera sirvieron para defenderse a sí mismo, ya que se conoció que en el segundo semestre del año pasado, en las afueras del Parque de la Conservación (antes Zoológico de Santa Fe), unos hombres le pintaron un grafiti en uno de sus costados.

Lo delicado del caso es que el sistema únicamente registró en sus cámaras lo sucedido un minuto y medio después, por lo que las autoridades no pudieron hacer nada con los responsables de este hecho de vandalismo. “Lo vandalizan y pasa un tiempo para saber lo que ocurrió. Hoy no se tiene la capacidad tecnológica para integrarlo. Si se va a utilizar, es porque alguien va a estar detrás del Robocop para alertar lo que en las cámaras se ve. Casi que solo sirve para vigilar eventos puntuales en eventos públicos, pero en materia de seguridad no cumple con los objetivos”, concluyó Villa.

La estrategia del Robocop, prometida por Quintero, resultó ser todo un fracaso desde todos los frentes, porque no se tienen estadísticas comprobadas de que en los sitios en los que se ubicó haya reducciones de los delitos, ya que este dispositivo emitía alertas sonoras que, muchas veces, no llegaban a persuadir a los criminales y a los que estaban cuidando los botaderos de basura, terminaban con desechos a su alrededor.

Adicionalmente, tampoco se llegó a cumplir con la meta prometida desde aquel 11 de agosto de 2021 cuando se lanzó esta estrategia, ya que se decía que se iban a comprar 40. Luego de los ensayos, se dijo que para finales del 2022 se iban a tener 20, sin contar el primero que se presentó. Sin embargo, finalizada la administración solo quedaron 11.

Santiago Olivares Tobón
Santiago Olivares Tobón

Related posts

Confirmado: el lunes se instala mesa de negociación con el ELN

PaisaEstereo

Capturan a mujer que captó a una niña para que exjefe paramilitar abusara de ella

PaisaEstereo

Temblor sacudió a Cali en la madrugada de este viernes

PaisaEstereo