Logo RimixRadio

RimixRadio, Noticias para latinos
Lo último Nacionales Vida

La revolución de los nombres en Colombia y el auge de las nuevas tendencias

FOTO: iStock

El cambio refleja una tendencia cultural hacia la modernidad y la influencia de nombres extranjeros, marcando un notable cambio en las preferencias de los padres colombianos.

TOMADO DE: eltiempo.comEL TIEMPO (@ELTIEMPO) / X

En Colombia, un fenómeno cultural de gran relevancia está ocurriendo: la paulatina desaparición de nombres tradicionales. Estos nombres, que en tiempos pasados eran comunes y resonaban en los patios de las escuelas y las calles de los barrios, ahora corren el riesgo de desvanecerse en el olvido.

Según informes de Noticias Caracol, nombres como Aníbal, Gertrudis, Prudencia y Eustaquio, que en décadas pasadas eran populares, hoy en día se vuelven cada vez más raros en esta nueva generación. Estas designaciones, impregnadas de historia, están siendo suplantadas por opciones más modernas, influenciadas por las tendencias culturales contemporáneas.

La decadencia de nombres clásicos

Además de Aníbal y Gertrudis, otros nombres tradicionales también están perdiendo popularidad con el paso del tiempo. Nombres femeninos como Adela, Bertha, Cleo, Dorotea, Edelmira, Faustina, Hortensia, Ismenia, Jacinta, Leonor, Mercedes, Natividad, Otilia, Quintina, Rosalba, Serafina, Teodora, Ursulina, Visitación, Yolanda y Zenaida, así como nombres masculinos como Abilio, Bonifacio, Ciriaco, Donato, Facundo, Gregorio, Hermenegildo, Isidro, Leocadio, Mauricio, Nemesio, Ovidio, Próspero, Quirino, Remigio, Saturnino, Urbano, Venancio, Wenceslao, Xenón, Yago y Zacarías, han sido relegados en la lista de nombres populares.

Influencia de la modernidad y la globalización

Los padres colombianos, influenciados por una mayor exposición a nombres extranjeros y una percepción de modernidad asociada a ellos, han optado cada vez más por nombres que consideran más contemporáneos o con una sonoridad más universal. Así, nombres como Sofía, Valentina, Santiago y Mateo han ganado popularidad, mientras que aquellos que evocan una era pasada van quedando en el olvido.
Aunque la Registraduría Nacional del Estado Civil no confirmó estos nombres, es evidente en las redes sociales que muchos de ellos son poco comunes entre los usuarios, ya que están más asociados con personas adultas que con jóvenes. Esto sugiere que estos nombres han perdido popularidad con el tiempo, en contraste con su anterior apreciación.

Persistencia de nombres clásicos

A pesar de la decadencia de muchos nombres tradicionales, algunos nombres clásicos permanecen vigentes. La Registraduría Nacional del Estado Civil reveló una lista de nombres que demuestran la creatividad y originalidad de los padres colombianos en la elección de nombres para sus hijos. Este listado, compilado en los últimos años, resalta la diversidad y singularidad de los nombres registrados en el país.
Entre los nombres más inusuales que llamaron la atención se encuentran Yariangelis, Valloleidis y Betsililiana para niñas, así como Joselu, Shunguemaku y Maxilillian para niños. Estos nombres, fuera de lo común y poco convencionales, reflejan la imaginación y la audacia de los padres al buscar nombres que destaquen y diferencien a sus hijos.

A pesar de las restricciones existentes que prohíben registrar nombres considerados inapropiados o despectivos, como Judas o Belcebú, los padres colombianos encontraron formas ingeniosas de nombrar a sus niños, inspirándose en una variedad de influencias culturales, series de televisión populares e incluso ídolos del deporte.

La lista completa divulgada por la Registraduría incluye nombres como Shimunke Zhu, Bunkua Wimalu, Messi Andrés y John Crazy, cada uno con su propia historia y origen. Sin embargo, los nombres más populares en Colombia, como María y Juan, continúan siendo los favoritos entre los padres colombianos. Estas designaciones, con millones de inscripciones en el registro civil, reflejan la tradición y preferencia de los colombianos por nombres que llevan consigo un significado y simbolismo cultural arraigado.
Además de María y Juan, otros nombres populares incluyen Miguel, Jesús, Gabriel, Mateo y Abel, cada uno con su propia historia y significado. En el caso de los nombres compuestos, Miguel destaca como el preferido entre los padres colombianos, seguido por Jesús, Pedro y Pablo. Para las niñas, Isabel se posiciona como el nombre compuesto más popular, seguido por Sara, Raquel y Magdalena.

Diversidad y Tradición en la Elección de Nombres

Esta diversidad de elección se extiende a nombres menos frecuentes, pero igualmente significativos como Lázaro, Adán, Jonás, Zacarías y Aarón, que amplían el espectro de identidades culturales y espirituales en el país. Estos nombres, aunque menos comunes, reflejan la rica diversidad cultural y religiosa de Colombia, así como la importancia de preservar y celebrar estas tradiciones en la elección de nombres.

Related posts

Así se vio el “abrazo” entre Júpiter y Saturno

PaisaEstereo

Indígenas wayuu piden presencia de Duque por contaminación en la Alta Guajira

admin

Tensión en Jericó, Antioquia, por disputas entre campesinos y funcionarios de proyecto minero

admin