RimixRadio, Noticias para latinos
Sin categoría

La lucha contra el microtráfico en las fincas cafeteras del suroeste

Finca la Bogotana - Betania / Cortesía

¿Por qué los grupos armados se quieren apoderar de las fincas cafeteras para vender droga y aprovecharse de la adicción de algunos recolectores?

TOMADA DE:https://caracol.com.co/emisora

Caracol Radio | Noticias, deportes y opinión en Colombia

El suroeste de Antioquia es una de las regiones de mayor producción de cosecha cafetera en el país. Tiene 23 municipios, 382 mil habitantes, más de 27 mil fincas y al año llegan a trabajar más de 40 mil recolectores.

Esta subregión estuvo en la mira del Ministerio de Defensa y las Fuerzas Militares luego de varias masacres que despertaron la zozobra en las fincas que a diario generan miles de empleos.

Durante el 2020 el suroeste antioqueño registró 10 crímenes colectivos y 12 masacres y en 2021 hubo 3 colectivos y 2 masacres, la mayoría en fincas cafeteras. Según los expedientes, muchos de los recolectores que llegan a trabajar son consumidores de marihuana y estas propiedades se convirtieron en el escenario perfecto para que los grupos delincuenciales trasladaran los expendios de droga cerca de las fincas, aprovechando la adicción de algunos trabajadores.

El Coronel Daniel Mazo, comandante de la policía de Antioquia dijo que «después del trabajo mancomunado entre la alcaldía, las fuerzas militares, nuestra fiscalía y todas las capacidades de la policía hemos logrado tener unos corredores en vías veredales más tranquilos, una comunidad que cree en la institucionalidad, que nos da la información y nos permite trabajar. Eso ha permitido generar capturas y resultados».

Explican algunos propietarios de fincas que el consumo les ayuda a tener un mejor rendimiento en las extensas jornadas de recolección, sobre todo en época de cosecha. Cada dosis cuesta entre 15 y 20 mil pesos y se estima que dependiendo de la jornada, cada consumidor compra 2 dosis al día. En esta zona de Antioquia cerca de 281 fincas contratan más de 60 trabajadores.

El negocio se lo pelea el Clan del Golfo a través de una subestructura conocida como el Suroeste y 14 grupos delincuenciales. La pugna territorial ha desencadenado en masacres en la que incluso han muerto personas que no estaban inmersas en el conflicto.

Carlos Mario Villada, alcalde de Betania dijo que «el modus operandi de cómo se distribuye la droga ya pasó de las áreas urbanas a las rurales, sobre todo en los tiempos de cosecha cafetera, entonces ese trabajo que se logró hacer mancomunadamente con las fuerzas militares legalmente constituidas, cuerpos de inteligencia y el aumentar el pie de fuerza en términos del grupo de carabineros ha permtiido devolver la tranquilidad».

Desde el parque principal de Betania se puede apreciar la Bogotana, está en medio de los valles y el extenso cafetal. Para llegar al sitio hay que atravesar una carretera durante hora y media. Por el camino hacia la propiedad hay un atractivo turístico que se llama el mirador del río Pedral, desde allí se ve el contraste de las montañas, la cúpula de la Iglesia principal e incluso una finca construida en forma de guitarra. La finca tiene 4 campamentos y en temporada de cosecha genera más 250 empleos.

El 16 de octubre del año pasado 5 personas fueron asesinadas, 2 eran recolectores y 3, según el testimonio del mayordomo de la finca, Carlos Úsuga no tenían que ver con el conflicto. Uno de ellos era su hermano. (Dice que era un hombre trabajador). Ocurrió a las 10:30 p.m. A los delincuentes no les importó que había niños, mujeres y adultos mayores durmiendo. Habló por primera vez con un periodista de ese momento difícil en su vida y de cómo han sacado adelante el proyecto del café «terminé de pagar el balde o lo que se llama la planilla y eso fue tipo 10:30 de la noche cuando me avisaron que pasó eso, mi hermano es un hombre que siempre veía por mi mamá, era juicioso y no se metía con nadie. Ahí cayeron personas demasiadas inocentes, uno de ellos llevaba 3 años trabajando conmigo, mi hermano y otro muchacho».

En esta zona hay un fenómeno de migración para analizar: un gran porcentaje de recolectores son venezolanos quienes han encontrado en las fincas una opción de vida. Durante el recorrido, Caracol Radio encontró un grupo de recolectores o andariegos como se les conoce en la región y hablamos con ellos. Dicen que al día se ganan mínimo 30 mil pesos, fuera de la alimentación y el alojamiento, pero hay días de 50 y 60 mil pesos. Contaron que, aunque hace dos años había miedo y tensión por la violencia, ahora se sienten más seguros porque muchos de los propietarios decidieron acogerse a la propuesta de seguridad de la policía que permite en tiempo real monitorear la seguridad en los predios. Roger Espinosa es uno de ellos «me va bien, yo vengo de noche y no me pasa nada, por lo menos hay seguridad con las cámaras ahorita. Uno incluso ya tiene la facilidad dejar las cosas aquí porque ya están grabando».

Edinson Suárez, propietario de la Bogotana es un hombre enamorado del campo y su trabajo. En la zona urbana se recibe la cantidad de cada caficultor para pesarla. Depende del análisis que arroje la calidad del producto se da el precio final y desde allí se envía a algunas empresas. Dijo que este año ha sido muy positivo porque el precio del café es óptimo, aunque el costo de los insumos es alto. Aseguró que, aunque fueron días de miedo, hoy su finca tiene otra cara y se siente feliz de generar empleo. Hoy lleva como nombre Inversiones Maravillas del Café S.A.S y la marca “Café candente ”nos sentimos nosotros más acompañados, hay más respaldo, tenemos las líneas directas por si cualquier denuncia, información o reclamación porque en las fincas de igual manera a veces se siente temor porque no faltan los inconvenientes por el microtráfico que se ha vivido en esta zona».

Por orden del Ministerio de Defensa, la policía implementó con apoyo de la gobernación un proyecto que se llama «Fincas seguras». Un estudio determinó que en 281 propiedades se contratan más de 200 trabajadores, en ocho de ellas se han reportado varias masacres entre 2018 y 2021. Los trabajadores hoy se pueden conectar con cámaras de seguridad, botones de pánico y otras estrategias que son reserva de las autoridades.

El Coronel Daniel Mazo, comandante de la policía de Antioquia explicó que varias familias, víctimas de las intimidaciones por parte de algunos cabecillas son custodiadas por un comando especial y habló de los golpes más importantes contra los jefes de estas estructuras delincuenciales, en el último año. «hemos incautado en este año 44 armas de fuego, hemos capturado 40 sicarios y han sido puestos a disposición de la autoridad competente. Tenemos una zona llena de tranquilidad y venimos consolidando las rutas».

Related posts

Por qué la Navidad estuvo prohibida durante años en Estados Unidos y Reino Unido

PaisaEstereo

PERÚ: Piura: toman muestras a 20 contactos directos e indirectos de peruano infectado con variante Ómicron en Japón

admin

Llegaron las vacunas contra el COVID-19 a Montería

admin

Leave a Comment

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE