Connect with us

Nacionales

Habla la mujer que denuncia presunto abuso policial en Cartagena

Fiona Beeson asegura que pasó la noche detenida en esta estación de Policía. //Julio Castaño- El Universal.

LIA MIRANDA BATISTA

Un nuevo caso de presunto abuso policial se registró en Cartagena. A través de redes sociales, el senador Roy Barreras dio a conocer el caso de Fiona Beeson detenida el pasado 17 de julio por agentes de policía en el barrio Castillogrande.

TOMADA DE:eluniversal.com.co

Cuarentena: aglomeración a las afueras de la Alcaldía de Turbaco – Rimix  Radio

En diálogo con El Universal, la mujer entrega detalles de lo ocurrido en la mañana de ese viernes y como terminó tras las rejas a raíz de una orden impartida por el general Henry Sanabria Cely, comandante de la policía Metropolitana de Cartagena.

“Mientras manejaba mi bicicleta casi me atropella un taxi. Una situación que me alteró porque desde hace meses no hay control de tránsito en Bocagrande. Pero seguí mi camino y me encontré con un uniformado al que le digo ‘ey, donde está el Datt que no lo veo hace seis meses’; ‘esta es la segunda vez en 10 días que casi me lleva un taxi’”. El agente me responde: ‘niña eso es directo con la Alcaldía”.

Ante su respuesta, Fiona expresó “si no hay Datt, marica, se tienen que poner la camiseta ustedes”.

El hecho llamó la atención del general Henry Sanabria Cely quien al parecer se encontraba cerca y tras llegar al lugar ordenó su detención.

“El general me escuchó hablar y salió ofuscado. Me mandó a arrestar, me pusieron las manos en la espalda, me hicieron caminar esposada y escoltada por 4 o 5 policías por todo Bocagrande hasta la estación que está en El Laguito. Una cosa totalmente innecesaria. Llevaron mi bicicleta y me impusieron dos cargos: violación de medidas sanitarias y violencia contra servidor público”.

La mujer, de 36 años, asegura que nunca violó los horarios establecidos dentro de las medidas sanitarias y que es falso que irrespetó al uniformado.

“El general Sanabria salió muy molesto porque el entendió que yo le estaba diciendo marica al oficial, aunque le expliqué que usaba una muletilla y que en ningún momento tenía intención de faltar el respeto. (…) Además soy una mujer abiertamente lesbiana y jamás utilizaría la palabra marica como un insulto”.

Beeson indicó que ya en la estación dio a conocer a los agentes que era epiléptica y solicitó una llamada para avisar a sus familiares.

“Mi mamá llegó con las pastillas para mi epilepsia, me las tomé y después me llevaron a la Fiscalía donde compartí van de policía con un hombre que había sido capturado por porte ilegal de armas y robo. Un hecho que me llamó la atención porque tengo mi pasado judicial limpio y me expusieron de esa manera”.

Fiona Beeson acusa a la policía de difamación. “La policía me está difamando, me hicieron bullying, se burlaron de mi caso”.

Y aunque pensó que todo terminaría allí, fue conducida a la estación de policía del barrio Los Caracoles donde pasó la noche en una celda junto a otras 13 chicas.

“Es una estación bastante agreste, sucia, me metieron en una celda de mujeres donde había unas 12 0 13 chicas, sin tapabocas. Todas dormían en el piso. No había un lavamanos. El techo estaba lleno de hongos, con huecos cuando estamos en medio de una emergencia sanitaria”.

Beeson permaneció arrestada durante 32 horas. Su salida se registró el sábado 18 de julio hacia las 2:30 de la tarde.

“Yo estoy tranquila porque la autoridad competente que es la Fiscalía me dejó en libertad. No hubo audiencia, no me llevaron donde un juez, la Fiscalía consideró que no había delito y que no tuvieron que capturarme de esa forma, es decir, hubo una irregularidad”.

La mujer expresa que no busca “problemas con la Policía” pero no está de acuerdo con el “abuso de autoridad”. Dice que teme por su estado de salud ya que pasó la noche con otras personas sin tener en cuenta las medidas de protección necesarias.

“Estoy esperando para hacerme la prueba de COVID este viernes ya que por recomendación médica debo esperar siete días. Pero ya ando tosiendo”, dijo.

Policía se pronuncia

La Policía informó que la mujer fue detenida en Castillogrande por agredir a dos patrulleros y descartó alguna relación en el caso del brigadier general Henry Armando Sanabria Cely.

“La mujer increpó a un policía con malas palabras, otro uniformado le pidió que se calmara y que dejara de decirle groserías, recibiendo iguales calificativos verbales, por lo cual es capturada en flagrancia por violencia contra servidor público y violación de medidas sanitarias. No hubo ningún acto de violencia contra el comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena”.

La institución añadió que Fiona sí fue dejada a disposición de la Fiscalía para el restablecimiento de sus derechos donde el ente acusador determinó que la captura fue legal y “al día siguiente autorizó su salida con el compromiso de comparecer dentro del proceso que aún continúa”.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE