RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

Federico Gutiérrez dice que detrás de la explotación sexual en El Poblado hay tres bandas locales y una extranjera: ¿cuáles son?

FOTO: JAIME PEREZ M

Aseguró que cuatro organizaciones controlan la prostitución y la explotación sexual en el Parque Lleras. Autoridades descartan, por ahora, que la banda foránea sea el Tren de Aragua.

La explotación sexual de niños, niñas y adolescentes es el problema más grave que padece hace mucho tiempo Medellín, aunque permanezca camuflado entre otros delitos para convertirse en paisaje. El alcalde Federico Gutiérrez volvió a alertar sobre el mal llamado turismo sexual, una de las tantas formas en las que se evidencia la explotación de menores de edad en la ciudad, y dijo que cuatro bandas están detrás de este flagelo en el parque Lleras.

TOMADA DE:elcolombiano.com

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Este tipo de turismo se ha vuelto una modalidad para blanquear los delitos de trata de personas y la explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes (Escnna) por parte de extranjeros en zonas como el Parque Lleras, aunque los puntos detectados pululan a la vista de todos.

Gutiérrez precisó que la ciudad es visitada por cerca de 1,7 millones de turistas al año, más de la mitad extranjeros, de los cuales no son pocos los que vienen a buscar sexo –incluso con menores de edad, lo que es un delito– y drogas. “Esos turistas no son bienvenidos a Medellín. Queremos tener turismo de valor, no el que viene a destruir a nuestra juventud”, dijo Gutiérrez.

El mandatario local explicó que en el Parque Lleras, por ejemplo, las rentas criminales producidas por la venta de estupefacientes y la explotación sexual comercial de menores de edad es manejada por cuatro estructuras delincuenciales.

“Se lo tomaron tres estructuras criminales: la Odin Robledo, La Raya y la Terraza, además de una estructura liderada por unos venezolanos”, indicó. “Con las niñas que hablé en este sector, las mayores de edad dedicadas a la actividad sexual, más del 90% eran venezolanas. No se puede permitir de ninguna manera la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes”, añadió.

La Terraza es una de las organizaciones más antiguas del Valle de Aburrá, delinquen desde los 80 y tienen redes delincuenciales en cinco comunas. En el Parque Lleras hace presencia con un combo satélite que se denomina los Chaceros, los cuales distribuyen los estupefacientes y controlan la prostitución en algunos sectores de El Poblado.

De La Raya se sabe que tiene presencia en los límites de Guayabal, en Medellín, y el barrio San Fernando, de Itagüí. Es una organización dirigida por un clan familiar de cuatro hermanos que controla el tráfico local de estupefacientes, el sicariato y la administración de prostíbulos, sobre todo los ubicados en esa zona de Itagüí. Estos lugares son utilizados como acopio para llevar a los extranjeros que las prostitutas captan en el Lleras.

La banda Robledo, también llamada Los Pesebreros, es una organización que domina amplios territorios de siete comunas y tres corregimientos de Medellín. De acuerdo con información de fuentes policiales, está incursionando en los negocios de estudios webcam. También se cree que está involucrada en redes de turismo sexual para captar extranjeros.

¿Y quiénes son los venezolanos a los que se refiere Gutiérrez? La estructura liderada por los extranjeros no es el Tren de Aragua, según averiguaciones hechas por EL COLOMBIANO. Desde dos orillas diferentes comentaron que los extranjeros dedicados a delinquir en El Poblado y el Lleras no son parte de esa estructura.

El mismo Manuel Villa Mejía, secretario de Seguridad de Medellín, dijo que hoy no hay elementos de juicio que permitan inferir que hay presencia de la estructura del Tren de Aragua en la ciudad: “Aunque es cierto que en algunas estructuras hay presencia de venezolanos. Estamos atentos con investigación e inteligencia a novedades para anticiparnos a cualquier nueva dinámica dentro del inventario criminal”.

También lo confirmó Yiri Milena Amado, directora Seccional Fiscalías Medellín: “No tenemos probatoriamente información que dé cuenta de esto (presencia del Tren de Aragua)”.

Para Luis Fermando Quijano, director de la Corporación para la Paz y el Desarrollo (Corpades), en Medellín hay bandas conformadas por colombianos y extranjeros y algunas que son exclusivamente de extranjeros. “Particularmente en el Parque Lleras se pueden tratar de estructuras que le deben responder a organizaciones locales que tienen el control de este sector, pero no tendrían nada que ver con Tren de Aragua”.

Una realidad que horroriza

“Yo vi niñas muy pequeñas, como de 9 años, se montaban a esos carros con señores todos viejos”, “En La Veracruz, San Diego, la 40, la 45, el Lleras, la comuna 13, la 33, el parque del Poblado hay parches de día y otros de noche, y remataderos”, “Por redes los gringos le escriben a uno que venga, que caiga con pollitas”, “La noche se presta para la explotación sexual, pero a lo bien eso es 24/7”. Estos son testimonios que dieron hace unos meses adolescentes de 13 a 17 años atendidos en centros de protección como víctimas o en riesgo de explotación sexual y publicados en un extenso informe el domingo pasado en EL COLOMBIANO.

Las actas donde constan sus relatos son reflejo de un problema que ha mostrado tendencia al alza en los últimos 12 años en Medellín y se ha extendido camuflado entre otros delitos hasta convertirse en paisaje para unos, alarma para otros y en un monstruo que cercena sin piedad los derechos y la dignidad de los menores de edad.

Organizaciones sociales y líderes comunitarios han venido alertando de un mayor número de casos de explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes (Escnna) en comunas donde no era tan usual, pero donde explotadores y redes aprovechan la pobreza, el auge del turismo, la proliferación de rumbeaderos y el consumo de alcohol y drogas, entre otros factores para atrapar víctimas.

Justo hace dos semanas, la Alcaldía de Medellín expidió un decreto que restringe la movilidad nocturna de los menores en zonas de alto riesgo con el propósito de prevenir la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes.

La normativa aplica para el Parque Lleras y sitios cercanos, para el corredor vial de la 33 (desde la calle 37, entre las carreras 43A y 54, entre la autopista y la carrera 80 en ambos sentidos), para La Candelaria (desde la calle Colombia hasta Rojas Pinilla, entre Bolívar y Cúcuta, incluida Plaza de Botero y la Veracruz) y para el corredor de la 70 (desde la carrera 71 y la carrera 68A, entre calles 47D hasta la Circular 1).

La restricción limita la circulación de menores de 18 años, todos los días, entre las 7:00 p.m. y las 5:00 a. m., a menos que estén acompañados por sus padres. La medida aplicará hasta el 31 de julio de 2024.

 

 

Related posts

Refuerzan vigilancia en autopista Medellín-Bogotá luego de atraco

PaisaEstereo

Gremio de taxistas se unen en protesta

admin

Comerciantes de Provenza en Medellín se declararon en desobediencia civil

admin
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE