Logo RimixRadio

RimixRadio, Noticias para latinos
Lo último Nacionales

‘Febrero puede ser un mes igual de caliente e intenso en sequía’: directora del Ideam

Una reducción del 40 % en los caudales de los ríos del Valle del Cauca. FOTO: Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Ghisliane Echeverry habló con EL TIEMPO y explicó hasta cuándo se extenderá El Niño.

 

En pleno fenómeno de El Niño -declarado en Colombia desde noviembre de 2023- se ha presentado un incremento de 1 grado en la temperatura de algunas zonas del país por encima de los registros históricos.

Lea además: (Nueve municipios en Colombia rompen récords de temperaturas, advierte el Ideam)

Según el Ideam, en la región caribe, para el pasado 23 de enero, San Andrés presentó una temperatura del récord de 32 °C, cuando el registro histórico para esta temporada era de 31 °C. Providencia, a su vez, registró en enero una temperatura de 31,3 °C, superando el récord de los 30,8 °C, Santa Marta (Magdalena) llegó a 36,9 °C (antes 36 °C), Sahagún (Córdoba) alcanzó los 37.6 °C (37,2 °C).

Otros municipios donde se registraron altas temperaturas del aire fueron Abrego (Norte de Santander) con 32,8 °C (32,4 °C) y Lebrija (Santander) con 31,4 °C (30,4 °C histórico).

La directora del Ideam, Ghisliane Echeverry, en entrevista con este diario afirmó que la temperatura de febrero puede ser igual o más alta que enero.

En enero se presentaron máximos de temperatura de 39 grados en algunas partes del país. ¿Esta situación continuará en febrero o cuáles son los pronósticos del Ideam frente a la temperatura?

Efectivamente se han presentado temperaturas por encima de 39 grados en algunas partes del país, como por ejemplo en Neiva, en Guamo (Bolívar), en Carmel de Bolívar (Bolívar), en San Sebastián de Buenavista (Magdalena), en Valledupar (Cesar), en Pailita (Cesar), en Capitanejo (Santander), en Natagaima (Tolima), en Villavieja (Huila), Jerusalén (Cundinamarca) y en Armero (Tolima).

El Ideam tiene unos puntos geográficos de monitoreo muy específicos en los que hemos tomado datos alrededor de 30 años y cuando hablamos de una temperatura máxima es en relación a todo ese registro histórico que tenemos en esos puntos.

Sobre si situación continuará en febrero, esto no lo dice el pronóstico sino la predicción climática, que efectivamente en febrero seguirá siendo un mes de anomalías térmicas por encima de la media.

Ghisliane Echeverry Prieto, nueva directora del Ideam

La directora del Ideam, Ghisliane Echeverry Prieto.

Foto:

Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible

¿Enero de 2024 será uno de los más calientes de la historia?

Más importante que el valor absoluto de la temperatura 39, 38, 40, 41, es la tendencia de los máximos. El hecho de que se esté presentando temperaturas máximas en los puntos de monitoreo está generando una tendencia: es probable que ese enero sea el más caliente de la historia desde tenemos registros. Lo estamos validando y para poder oficializar esta información en unos días lo estaremos confirmando.

Si una ciudad que usualmente tiene 36 grados, que presente 36.1 como máximo, significa, por supuesto, hay un aumento de temperatura. Sin embargo, hay mayor impacto cuando una ciudad pasa por ejemplo de 25 a 28 grados. Cuando la diferencia son 3 grados o más se alteran muchas cosas dentro de los ecosistemas.

Desde diferentes sectores se viene alertando sobre las pérdidas económicas que generaría las sequías a causa de El Niño. ¿Qué lecturas hace el Idea sobre las sequías y cuál podría ser el mes más fuerte en ese sentido?

Desde diciembre ha iniciado la época seca, que se extiende entre enero-febrero y se puede correr un poco hasta marzo. Es importante decir que en el momento en que comienza la sequía, es decir, el déficit de precipitación en que disminuyen las lluvias y aumenta la temperatura, no se sienten los impactos inmediatamente. No es que hoy disminuya la temperatura y hoy mismo bajó el caudal de los ríos, sino que se va acumulando el impacto.

Entonces, en la medida que ese déficit de precipitación se va acumulando, pues se va sintiendo más fuerte el efecto, va disminuyendo el caudal hasta llegar a niveles críticos. Y en esa línea, aunque el mes de febrero puede ser un mes igual de caliente y con igual déficit de precipitación, se prevé que sea más intensa la sequía porque va a llevar el impacto acumulado de todo el mes de enero en déficit de precipitación. Y, asimismo, es probable que éste se extienda hasta marzo.

Aunque marzo comience en lluvias, la recuperación de los caudales también toma un tiempo. Entonces, es gradual también la recuperación de caudales. Y pues, por supuesto, esa reducción de caudales de la oferta hídrica y de las altas temperaturas afecta los suelos, la agricultura, afecta el abastecimiento para consumo humano y otros sectores.

Lea además: (¿Necesita Colombia una ley de manejo del fuego? Congresistas y científicos creen que sí)

¿Hasta cuándo se prevé que El Niño predomine en el país y cómo será la transición con La Niña? ¿Puede haber una crisis climática en el país?

El Niño como fenómeno meteorológico, de fondo, se espera que en abril empiece a transitar hacia una fase neutra. Es decir que entre abril y julio ya irá disminuyendo este fenómeno y ya después empieza a configurarse La Niña, recordando que El Niño es el calentamiento de las aguas del Océano Pacífico.

Cuando se habla de transiciones es que esa anomalía térmica en el agua disminuye y se estabiliza, sobre todo en 60 por ciento a partir de agosto cuando se comienza a configurar La Niña y se enfrían las aguas del Pacífico.

De todas maneras, el hecho de que El Niño vaya hasta abril no significa que vamos a tener una sequía hasta ese mes, porque la temporada de más lluvias en la mayor parte del país comienza en marzo. Nuestras predicciones climáticas están mostrando marzo con un mes con una precipitación por encima de lo normal y un mes de abril dentro de lo normal climatológicamente, hablando para la temporada, porque ya El Niño estará mucho más débil.

En términos de La Niña, ya lo que se espera es que se cruce justamente con esa temporada de más lluvias, así que lo que podríamos tener son precipitaciones por encima de lo normal y es probable que esto también genere diferentes alertas, principalmente de deslizamiento.

Hoy en día a nivel de planeta se habla de que ya estamos en una crisis climática. Acabamos de cerrar el 2023 como el año más caliente de la historia del planeta, alcanzando una anomalía térmica de 1.45 grados celsius, teniendo en cuenta que la meta era no superar 1.5 al 2030 y ya vamos 1.45.

Este aumento de temperatura en el planeta genera diferentes fenómenos, como lo que hoy conocemos como crisis climática, ya que se pueden generar eventos extremos, tanto de sequía como de inundación. En este momento el país ya se encuentra evidenciando esos efectos y es probable que nos estemos enfrentando a eventos extremos y a una incertidumbre realmente en términos climáticos.

CAMILO PEÑA CASTAÑEDA
SUBEDITOR VIDA DE HOY

Related posts

BELLO: Un soldado disparó con su arma de dotación contra dos compañeros y quedaron heridos

PaisaEstereo

El colmo: Seis policías de Medellín fueron condenados por robar una casa en la comuna nororiental

admin

Escándalo en el fútbol colombiano: expulsados 15 árbitros por presuntas apuestas y amaño de resultados

PaisaEstereo