RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales Política

‘Estoy listo’: Salvatore Mancuso respondió a Gustavo Petro tras nombrarlo gestor de paz

El exjefe paramilitar destacó el nombramiento como una oportunidad de trabajar por la paz.

MA

Desde Estados Unidos, el excomandante paramilitar Salvatore Mancuso le respondió este lunes al presidente Gustavo Petro, quien el domingo anunció que lo nombraría gestor de paz para «lograr la completa paz» en Colombia.

(Lea también: ¿Salvatore Mancuso quedará en libertad por ser nombrado gestor de paz por Petro?).

«Recibo esta decisión con la misma convicción con la que ha sido tomada, la de trabajar por lograr una paz total, integral, absoluta y duradera, que pueda ser heredada por otras generaciones«, se lee en la carta que le envió al jefe de Estado.

La misiva añade: «Estoy listo y a la espera de que el gobierno nacional indique la ruta para cumplir las tareas asignadas. En este sentido, me pongo a disposición de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz (OACP) con quienes venimos teniendo un diálogo propositivo en la constitución de la mesa técnica entre la OACP y las ex-Auc».

En la carta, Mancuso recordó que hace 19 años una comisión de paramilitares visitó el Congreso para explicar los avances en la negociación de Santa Fe de Ralito, que llevó a la desmovilización de las Auc. Ese día, dijo, el entonces representante a la Cámara Gustavo Petro cuestionó con dureza la existencia de un poder paramilitar.

«Hoy, aquel representante a la Cámara que nos confrontó y a quien declaramos objetivo militar en su momento es el Presidente de Colombia y ha tomado la decisión, en nombre del Estado colombiano, de ajustar y finalizar la negociación de Santa Fe de Ralito y de designarme como gestor de paz para tal fin«, comentó.

(Le puede interesar: Los 3 escenarios judiciales de Mancuso ante decisión de nombrarlo gestor de paz).

Precisamente, ahora le expresa al presidente Petro su «profunda convicción de contribuir con la agenda de la paz total» y cerrar el capítulo de las Auc.

«De mi parte y de los demás ex comandantes de las Autodefensas, nuestro compromiso para que la política de Estado en materia de paz sea una realidad para Colombia».

Salvatore Mancuso, exjefe paramilitar. Foto:  Archivo particular

Ante la designación, Mancuso contestó que esta le permitirá también desempeñar un papel de apoyo eficaz a la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas (UBPD) en la identificación y búsqueda de las personas desaparecidas por los paramilitares en la frontera colombo-venezolana.

(Le recomendamos: Mancuso entregará nueva información sobre desaparecidos: a esto se comprometió).

También aseguró que seguirá compareciendo ante la justicia, como lo ha hecho por 17años.

«Lo que significa que mi compromiso con la verdad, la reparación y la no repetición es indeclinable. Continuar participando en el sistema de justicia transicional colombiano, tanto judicial como extrajudicial, es una responsabilidad con las víctimas; hacerlo como gestor de paz en las negociaciones políticas, es una responsabilidad con la sociedad colombiana para prevenir futuras víctimas», declaró.

(Puede interesarle: JEP le dio 15 días a Mancuso para que complemente informe que ya entregó).

Por último, el excomandante de las Auc señaló que tiene absoluto respeto con las víctimas, y que está comprometido a cumplir sus demandas.

«Esta tarea a la que quiero dedicar el resto de mis días no me exime de mis obligaciones con ustedes ni deseguir aportando verdad. Lo tengo claro y es un compromiso que seguiré cumpliendo», les dijo a las víctimas tras aclara que su tarea no solo es con la verdad y la reparación sino también con la no repetición.

«Estoy seguro que mi experiencia puede contribuir, en este momento histórico, a la pacificación de la Colombia profunda que nunca ha logrado salir completamentede la confrontación armada y a desactivar los nuevos órdenes sociales que creamos», concluyó.

Hay tres situaciones por resolver

Salvatore Mancuso participó en mayo en una audiencia de la JEP, a la que pidió ingreso. Foto:  JEP

Aunque aún no se oficializa el nombramiento de Mancuso, pues falta un decreto presidencial para ello, hay tres situaciones que deben resolverse para aclarar algunas dudas sobre el futuro judicial del exjefe paramilitar.

En primer lugar, su extradición a Colombia. El excabecilla de las Autodefensas fue enviado a Estados Unidos en 2008 y en 2020 terminó de pagar sus 15 años de condena, pero no ha regresado al país.

Colombia lo ha pedido en extradición, pero Mancuso también interpuso un recurso para que lo envíen a Italia, de donde es nacional. El 22 de agosto está citada una audiencia dentro del proceso administrativo sobre su extradición en la cual podría conocerse la decisión final.

(Le sugerimos leer: La batalla jurídica de ‘Otoniel’ para que le bajen seguridad en cárcel de EE. UU.).

La segunda situación por resolver es su eventual ingreso a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Él pidió que lo aceptaran como tercero civil y la JEP lo rechazó dos veces, pero le abrió una oportunidad de eventualmente ingresar bajo la figura de ‘sujeto incorporado material y funcionalmente a la Fuerza Pública’, es decir, alguien que actuó como bisagra entre los paramilitares y las fuerzas del Estado.

Tras una audiencia de 4 días realizada en mayo, en la cual la JEP le pidió varias claridades sobre su rol en el conflicto armado, la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la JEP se encuentra estudiando la petición de Mancuso para tomar una determinación definitiva.

Por último, debe resolverse si Mancuso quedaría libre, en caso de regresar a Colombia. En marzo de este año una jueza de ejecución de penas de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá le concedió al exjefe paramilitar la libertad condicional “a modo de prueba” por cuatro años, al considerar que él ya había cumplido la pena máxima de 8 años.

(Más notas: Ratifican destitución de docente de la Nacional por acoso sexual a estudiantes).

Pero él tiene otro proceso en la justicia ordinaria y en 2020, la Corte Suprema de Justicia dijo que no podría recuperar su libertad por cuenta de una investigación por lavado de activos y concierto para delinquir, delitos que habría cometido tras su desmovilización.

Además, en los acercamientos con varios grupos ilegales dentro de la ‘paz total’, la Fiscalía se ha negado rotundamente a levantar órdenes de captura de personas que no hacen parte de grupos con carácter político, minetras no haya una ley de sometimiento. En el caso de Mancusco, los exparamilitares no tienen estatus político, y tampoco gozan de este los grupos herederos de los ‘paras’, como el ‘clan del Golfo’, con el que el Gobierno ha hecho acercamientos.

justicia@eltiempo.com
En Twitter: @JusticiaET

Related posts

Gobernador de Antioquia pide explicaciones sobre fuga de tres presuntos cabecillas en batallón de Medellín

PaisaEstereo

Por robarle el celular, asesinan a una joven de 22 años en Cartagena

PaisaEstereo

La Anla abre un nuevo proceso sancionatorio contra Hidroituango

admin