Logo RimixRadio

RimixRadio, Noticias para latinos
Internacional

EL SALVADOR: Los seis riesgos que enfrenta la economía salvadoreña este año

EL SALVADOR:

Por Rosa María Pastrán

La Universidad Francisco Gavidia (UFG) presentó un análisis de la coyuntura económica al primer trimestre del 2023.

TOMADA DE:https://www.laprensagrafica.com/

Avatar de Rosa María Pastrán

En 2022, la economía salvadoreña comenzó a «enfriarse» luego del rebote que experimentó el año previo. Esta desaceleración se mantiene en lo que va del 2023 y, en el horizonte, se visualizan varios riesgos a los qué prestar atención, de acuerdo con el informe socioeconómico del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Francisco Gavidia (UFG).

«Se debe prestar atención en lo que resta del año al déficit comercial, primero, porque sigue siendo muy amplio; segundo, al déficit fiscal, que si bien se ve que disminuye, disminuye por factores que no son de total manejo del gobierno como es la caída de los impuestos de la recaudación tributaria, y tercero, sería conveniente que en el sector financiero se haga lo posible para que los bancos vayan aumentando las reservas de liquidez», enumeró el economista Claudio de Rosa, durante la presentación del informe.

En lo que se refiere al déficit comercial, la diferencia entre lo que importa y exporta el país, ha experimentado una disminución en los primeros meses del año. Entre enero y marzo, las exportaciones acumularon $1,789 millones, una caída del 4.6 % en comparación al mismo periodo de 2022. En tanto, las importaciones alcanzaron $3,939 millones en el primer trimestre de 2023, lo que representó una caída interanual del 6.3 %. Si bien el déficit comercial se redujo por estos resultados, aún sigue siendo elevado. El análisis señala que la salida de flujos vía importaciones limita el crecimiento de la economía.

“Se debe prestar atención en lo que resta del año al déficit comercial, primero, porque sigue siendo muy amplio; segundo, al déficit fiscal”.
Claudio de Rosa, economista

Asimismo, el déficit del Sector Público No Financiero (SPNF) experimentó una disminución de $45 millones en el primer trimestre, para alcanzar $139 millones o un 1.6 % del PIB (producto interno bruto) comparado con los 184 millones (2.3 % del PIB) de marzo 2022. Una disminución que responde a un menor pago de intereses, de transferencias corrientes, de transferencias de capital y un aumento de pagos atrasados.

En cuanto a los impuestos, estos presentan una disminución con respecto al año pasado. Los ingresos tributarios netos fueron $1,571 millones, $57.4 millones que lo captado en el primer trimestre de 2022. Uno de los aspectos que explica esta disminución es la menor recaudación de IVA por importaciones (-$76.9 millones), explica el informe de la UFG.

Respecto a la reserva de liquidez, que es el porcentaje del total de depósitos del público que se debe de colocar en el Banco Central como un respaldo, explica De Rosa, y que antes estaba entre un 20 % y 21 % y ahora bajó a entre un 16 % y un 18 %, lo que le ha permitido al Gobierno a tener crédito por parte del sistema financiero; pero que se debería llevar de nuevo a los niveles anteriores para fortalecer al sistema financiero, sugiere el economista.

Los aspectos a dar seguimiento en el 2023 en el caso salvadoreño

Estos son los indicadores clave destacados en el informe de la UFG.

1- Las remesas se desaceleran
Los envíos de los salvadoreños en el exterior son un pilar de la economía desde hace muchos años. Tras el impacto de la pandemia este indicador se recuperó, pero conforme pasaron los meses comenzó a desacelerarse. Los datos del Banco Central de Reserva (BCR) muestran Las remesas familiares que aumentaron 6.4 % en el primer trimestre de 2022, disminuyeron su ritmo de crecimiento a 4.8 % en igual período de 2023, y totalizaron $1,912.7 millones, esto es, $88.4 millones adicionales. Actualmente, solo el 1.3 % de esos envíos es en billeteras cripto.

2- La inversión extranjera directa es negativa
Los flujos de Inversión Extranjera Directa (IED) durante el 2022 fueron negativos. En 2022, este indicador registró una salida de $99.1 millones, una situación que no se reportaba desde el 2010, según el informe socioeconómico de la Universidad Francisco Gavidia (UFG). “Menor IED y menor inversión pública dificultan el crecimiento de la economía de El Salvador”, resaltó el documento. En el primer trimestre de 2022, el saldo fue de -$226.32 millones, para el segundo trimestre fue de -$57.49 millones, solo para el tercer trimestre el saldo fue positivo por $236 millones.

3- Pocas reservas internacionales netas
Las reservas internacionales son insuficientes para enfrentar una emergencia externa: no cubren el mínimo de tres meses de importaciones que se internacionalmente se considera como requisito mínimo; y se han reducido $1,249 millones desde diciembre de 2019, cuando cubrían 4.1 meses, indica el reporte. En abril de 2023, estas sólo cubren 1.8 meses de importación (un estándar internacional, aunque el país está dolarizado) dado el alto déficit comercial, la reducción de las reservas de liquidez y baja capacidad para obtener financiamiento externo.

4- Un limitado acceso a financiamiento externo
El Salvador no puede salir a colocar deuda en los mercados internacionales en este momento por su alto perfil de riesgo, aunque el EMBI, principal indicador si ha disminuido en los últimos meses. El no poder colocar bonos en el exterior le hace muy dependiente de la deuda interna de corto plazo, a través de instrumentos como las LETES y los CETES. Esta situación viene siendo señalada por las calificadoras de riesgo y ahora por la UFG. El no haber podido cerrar un acuerdo con el FMI también le impide acceder a más financiamiento con multilaterales.

5- Un déficit comercial muy elevado
La diferencia entre lo que importa y exporta el país ha experimentado una disminución en los primeros meses del año. Entre enero y marzo, las exportaciones acumularon $1,789 millones, una caída del 4.6 % en comparación al mismo periodo de 2022. En tanto, las importaciones alcanzaron $3,939 millones en el primer trimestre de 2023, lo que representó una caída interanual del 6.3 %. Si bien el déficit comercial se redujo por estos resultados, aún sigue siendo elevado. El análisis señala que la salida de flujos vía importaciones limita el crecimiento de la economía.

6- Alto gasto en el sector público
Asimismo, el déficit del Sector Público No Financiero (SPNF) experimentó una disminución de $45 millones en el primer trimestre, para alcanzar $139 millones o un 1.6 % del PIB (producto interno bruto) comparado con los 184 millones (2.3 % del PIB) de marzo 2022. Una disminución que responde a un menor pago de intereses, de transferencias corrientes, de transferencias de capital y un aumento de pagos atrasados. Las agencias calificadoras también ha destacado la reducción del déficit fiscal en el último año con respecto al 2020 y el 2021.

 

Related posts

PERÚ: Junín: huaico arrasa con tres puentes artesanales y deja sin agua a 40 familias en San Ramón

admin

Los médicos de Puerto Rico podrán ejercer la telemedicina hasta finales de año

admin

México da de alta al primer paciente al que detectó coronavirus

admin