Logo RimixRadio

RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

El Mesa, la banda que nació en Bello y ya se extendió por todo el país

FOTO: MANUEL SALDARRIAGA
Santiago Olivares Tobón

Después de finalizada la disputa en Bello entre 2019 y 2020, esta estructura llegó a tres subregiones de Antioquia, a Bogotá, Soacha (Cundinamarca) y Tunja (Boyacá).

TOMADA DE:elcolombiano.com

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Como si se tratara de una transnacional en expansión, el grupo delincuencial El Mesa, con orígenes en el barrio Mesa, de Bello, ha venido conquistando nuevos territorios de manera paulatina, llegando primero a otras subregiones de Antioquia y luego a otras ciudades del país en las que encuentra potencial para incrementar sus ya elevadas rentas criminales.

La organización liderada por Gustavo Adolfo Pérez Peña, alias El Montañero, es considerada como una de las más sanguinarias a la hora de buscar tener el control, tal como se evidenció en la disputa que se registró entre el 10 de febrero de 2019 y el 2 de octubre de 2020 en Bello, que dejó 236 personas asesinadas, muchas de ellas en medio de medidas de aislamiento por la pandemia del covid-19.

Norte del Aburrá y Oriente

Después de tener el dominio territorial en su barrio de origen y luego continuar su recorrido por Andalucía y Prado, entre otros, continuó su plan expansionista en el norte del Valle de Aburrá, teniendo presencia en Copacabana, Girardota y Barbosa, en algunos puntos de manera dominante y en otros simplemente apoyando a organizaciones de estas localidades.

Después de finalizada la guerra en Bello se comenzó a escuchar que El Mesa, como si se tratara de una gran empresa, empezó a buscar otros territorios; primero se identificó su presencia en el Oriente antioqueño, comenzando por La Ceja y luego, como si se trataran de colonizadores, se metieron a Rionegro, El Carmen de Viboral y La Unión, con aumento de homicidios de por medio.

Rionegro fue el más afectado por esta oleada de violencia que lleva desde 2022 presentando un incremento en las cifras de sus asesinatos desde entonces, puesto que no solo ha sido El Mesa el invasor, sino que también llegaron dos de sus históricos competidores: Pachelly y Los Chatas.

La batalla con organizaciones locales por controlar el microtráfico, la explotación sexual, la extorsión y los hurtos hicieron que en el municipio “capital” del Oriente antioqueño se pasara de 18 asesinatos en 2021, una de las cifras más bajas en su historia, a estar por encima de los 30 casos en los dos años siguientes: 35 en 2022 y 38 en 2023.

El Carmen de Viboral también se ha visto muy golpeado por la ola de violencia de cuenta de la llegada de esta organización, registrando 25 homicidios al finalizar el 2023, casi el doble de casos de un año atrás, cuando ocurrieron 13.

Con guerrilla entran al Norte

No conformes con las zonas ya conquistadas, al menos de manera parcial, el plan expansionista de El Mesa llegó al Norte antioqueño, aunque para ello fue necesario establecer alianzas con el frente 36 del Estado Mayor Central (EMC) y con el ELN.

Según fuentes de inteligencia, un hombre clave en estas alianzas fue Fernando Jiménez Ruiz, alias El Caníbal o El Feo, quien había sido histórico cabecilla de El Tapón y por sus conocimientos de esta subregión habría hecho los acercamientos con estas dos organizaciones criminales para facilitar su llegada sin necesidad de ingresar violentamente.

Con esta unión, El Mesa pudo entrar sin problemas, repartiendo sus ganancias con estos grupos guerrilleros en Ituango, San Andrés de Cuerquia, Yarumal, San José de la Montaña, Toledo y San Pedro de los Milagros.

De hecho, su presencia en la zona en materia de asesinatos ha sido imperceptible en los últimos años, puesto que si bien se han presentado capturas e incautaciones de estupefacientes en estos municipios, las cifras de asesinatos se han incrementado, en su mayoría, por disputas originadas por el Clan del Golfo, que quiere invadir zonas con control guerrillero de décadas.

Violencia en Amalfi

Por la presencia de este grupo delictivo, en Amalfi, Nordeste antioqueño, se incrementaron los homicidios hasta en un 600% si se comparan las estadísticas con el año pasado.

El pasado 27 de febrero asesinaron a Héctor Julián Gutiérrez Muñoz, de 33 años, y a Jorge Eliécer Yépez González, de 45, en los barrios Otra Banda y Pueblo Nuevo, homicidios que despertaron las alarmas en esta localidad, puesto que, de acuerdo con los informes policiales, ambas víctimas serían integrantes de este grupo criminal bellanita.

Al parecer, la presencia de presuntos miembros de esta organización delincuencial del Valle de Aburrá habría generado molestias entre miembros del Clan del Golfo, quienes estarían asumiendo el control del territorio, por lo que se presentaron estos asesinatos.

De hecho, este año ya se contabilizan siete muertes violentas en Amalfi, una cifra elevada teniendo en cuenta que en todo el 2023 se presentaron 14 y a la fecha solo iba un homicidio.

La secretaria de Gobierno de este municipio, Luisa María Estrada, manifestó que las principales hipótesis del aumento de los homicidios en su localidad apuntan a que los móviles habrían estado relacionados con temas de microtráfico y disputas territoriales.

Expansión nacional

Pero por ahí dicen que entre más, mejor. Y así lo ven desde El Mesa, que además de contar con control territorial en 17 municipios de Antioquia, también hacen presencia en Bogotá, Soacha y Tunja. Pero su estadía en la capital de la República viene de vieja data, teniendo en cuenta que la primera captura de El Montañero se registró en el barrio Las Flores, de Bogotá, cuando resultó implicado en el hurto de un camión de valores buscando un botín de $1.000 millones, en hechos ocurridos el 3 de noviembre de 2003.

En el tiroteo registrado por la acción policial murió uno de los asaltantes y el intendente de la Policía Jesús Merchán, mientras que 21 sospechosos fueron capturados, entre ellos El Montañero, quien estuvo en prisión durante nueve años.

Actualmente en la capital tiene presencia en las localidades de Suba, Ciudad Bolívar y Antonio Nariño, donde son conocidos como Los Paisas, mientras que en Tunja batallan por el control criminal con bandas locales y otras que vienen de Bogotá y municipios cercanos de Cundinamarca. También hay rumores que hablan de una posible llegada de miembros de esta organización al Eje Cafetero, pero las fuentes judiciales aún no corroboran esta versión.

300 hombres se estima que tendría esta organización delincuencial en todo el departamento.

17 son los municipios de Antioquia en los que hay presencia de esta organización criminal.

Infográfico

Related posts

¡La Autopista Medellín-Bogotá está cerrada! Un conductor perdió la vida

admin

Coltejer espera terminar su traslado a Rionegro este año

admin

Medellín reinició la estrategia para el retorno de víctimas del conflicto a otros municipios

admin