RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

El ‘calvario’ de los animales silvestres en Semana Santa

Martha Angulo Lara

Autoridades realizan operativos para erradicar esta venta ilegal. Ambientalistas aseguran que estas prácticas generan un impacto negativo en el ecosistema.

TOMADA DE:elheraldo.co

La Semana Santa es sin duda el viacrucis de las hicoteas y las iguanas, debido al “alto” consumo de carne y huevos de estas especies silvestres que año tras años se han consolidado como el “plato favorito” de muchos hogares, en esta época del año.

Pese a los controles de las autoridades en Barranquilla y los municipios del Atlántico, el tráfico y comercio ilegal de estos animales es una problemática común.

Debido a su ilegalidad y a las sanciones y cargos de estos delitos, los captores y vendedores ya no exhiben el producto, sino que lo tienen “encaletado” en sacos y neveras que se encuentran lejos del punto de venta y que solo lo traen luego de haber concretado el pago.

En una visita realizada al Mercado de Granos, ubicado en el Centro de Barranquilla, un equipo periodístico de esta casa editorial pudo constatar que el precio de la carne de hicotea varía según su tamaño.

“No se venden de frente, pero la hicotea más barata podría estar en unos $40 mil. La consiguen por la Cervecería y ahí todo es caleto”, dijo un vendedor de la zona a los periodistas de EL HERALDO.

En cuanto a las iguanas, estas son sometidas a una “cirugía”, lo que sería lo más parecido a una cesárea, un acto que atenta contra la vida de esta especie. En el afán por sacar los cerca de 30 huevos que pueden producir estos animales, los cazadores dejan desangrar al lagarto arbóreo, que agoniza hasta morir y otros prefieren coserlas con aguja, hilo o nylon.

“La penca de 35 huevos de iguana se le consigue en $20 mil, pero solo por encargo”, añadió el vendedor.

Policía ambiental
El subintendente Pedro Ocampo, jefe encargado del grupo de Protección Ambiental de la Policía Metropolitana de Barranquilla, aseguró que se encuentran realizando controles en los puntos estratégicos de entradas y salidas de la ciudad, tales como en la Cordialidad y la vía Oriental.

“En estas fiestas santas aún no hemos recibido denuncias o reportes de la comunidad, pero en años anteriores, en la vereda El Espinal, capturamos a algunas personas que estaban sacándole los huevitos a las iguanas. El chigüiro también es muy apetecido”, contó Ocampo.

Igualmente, se realizan operativos en el mercado público de la ciudad para controlar que la venta del pescado cumpla con las medidas y requisitos mínimos legales para el consumo humano.

Indicó que en lo que va corrido de este 2022 han realizado tres comparendos y han sido incautados 200 huevos de iguana. “Nosotros implementamos campañas en la terminal de transporte, en la plaza de pescado, en establecimientos abiertos al público donde se vende pescado para inducir a la gente a que no consuma estas especies”.

El suboficial explicó que las personas que sean sorprendidas vendiendo iguanas, hicoteas o chigüiros, serán capturadas y judicializadas, con el riesgo de pagar cuatro años de cárcel, pero esta pena podría aumentar si son reincidentes.

Durante el Domingo de Ramos del 2021 fueron incautados 80 kilogramos de recursos hidrológicos de pescado y 36 especies de la fauna colombiana, entre ellas tres hicoteas.

Cabe destacar que los controles se realizan durante todo el año para evitar las ventas ilegales de fauna silvestre.

Expertos Ambientalistas
El veterinario del Establecimiento Público Ambiental Barranquilla Verde, Daniel Pardo, indicó que la comercialización de estos animales y subproductos de ellos genera un impacto negativo en los ecosistemas y que su consumo también puede generar enfermedades bacterianas y virales a los seres humanos.

“Semana Santa es una época para diferentes especies de fauna silvestre, no solo la iguana verde (iguana iguana) y la tortuga hicotea (trachemys callirostris), sino también otros reptiles cómo las tortugas morrocoy (chelonoidis carbonaria) y las babillas (caimán crocrodylus) son afectados gravemente por el consumo ilegal de su carne y huevos”, contó el experto.

Sostuvo que aunque las iguanas y las morrocoy no están en peligro de extinción, su población se encuentra constantemente asediada por los cazadores y pescadores que buscan beneficiarse con su carne y huevos.

En cuanto a las hicoteas, manifestó que son una especie endémica de Colombia y Venezuela que se encuentran en estado vulnerable también debido a la caza y que son animales “muy comúnmente” tenidos como “mascotas” lo cual también es ilegal.

Por su parte, el ambientalista Fausto Pineda indicó que la comercialización ilegal de especies de fauna como hicoteas e iguanas, y flora es un atentado contra los recursos biológicos de la nación debido a que cada una de estas especies representa un “eslabón importante” dentro de su ecosistema.

“En nuestra cultura caribe, sobre todo en zonas municipales y veredales, estas prácticas aún se siguen desarrollando. Es importante destacar el rol que juegan las autoridades ambientales y la Policía Nacional, para incautar y proteger nuestros recursos biológicos”, añadió Pineda.

Además, educar a los habitantes en áreas donde se intensifican estas prácticas, para preservar nuestra biodiversidad.

Balance nacional. Las Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible (CAR) hacen un llamado a los colombianos para devolver la fauna a su hábitat natural debido a que en 2021 hubo un incremento en la fauna recibida con relación a años anteriores.

Las CAR liberaron 22.309 animales, 44 % más frente a 2020, en el que volvieron a su hábitat 15.440 animales. Sin embargo, registraron también un aumento del 21 % en fauna recibida, pasando de 31.477 animales durante 2020 frente a los 38.140 individuos en 2021.

Ramón Leal Leal, director de Asocars, invitó a la comunidad a proteger a los animales. “No permitamos que tortugas, iguanas y demás especies, sufran su propio viacrucis en Semana Santa, no las consumamos, ni las usemos como mascotas”.

Las instituciones que protegen estas especies indicaron que las cifras se incrementan en Semana Santa debido a que la celebración religiosa coincide con la época reproductiva de la tortuga hicotea.

De los 38.140 animales recibidos por las CAR en 2021, 14.146 son reptiles, 12.837 aves, 8.229 mamíferos, 55 anfibios, y 2.873 otros. De estos, 40 % fueron producto de rescates, 31 % decomiso y 29 % entregados voluntariamente. A esto, se suman subproductos como huevos de iguana, que, por ejemplo, tan solo en Corpamag se reportaron 5.760 huevos decomisados.

En su lucha por preservar la fauna, las CAR adelantan operativos constantes atendiendo las denuncias de la comunidad y las autoridades y haciendo pedagogías que concienticen y eduquen a la comunidad sobre la importancia de erradicar estas prácticas.

La ley
El Artículo 328 del Código Penal sobre ‘Aprovechamiento ilícito de los recursos naturales renovables’ precisa que la persona que se apropie, introduzca, explote, transporte, mantenga, trafique, comercie, explore, aproveche o se beneficie de los especímenes, productos o partes de los recursos fáunicos, forestales, florísticos, hidrobiológicos, biológicos o genéticas de la biodiversidad colombiana, incurrirá en prisión de 60 a 135 meses.

También podría recibir una multa de 134 a 43.750 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

 

Related posts

Clan del Golfo siembra temor y zozobra en Atlántico, Bolívar, Córdoba, Sucre, Cesar y Antioquia

PaisaEstereo

Se incrementaron los asesinatos en Suroeste y Nordeste antioqueños

PaisaEstereo

Manrique: la comuna con más comparendos

admin

Leave a Comment

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE