RimixRadio, Noticias para latinos
Económicas

Economía antioqueña creció 4,1% en el primer trimestre, pero está perdiendo ritmo

FOTO: EL COLOMBIANO
Diego Andrés Vargas Riaño

Al igual que el resto del país se está desacelerando, pues un año atrás crecía al 7,1%. Menor demanda e incertidumbre, entre las razones.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Al igual que en el resto del país, la economía antioqueña mostró signos de desaceleración durante el arranque de este año y es así como en el primer trimestre tuvo un crecimiento del 4,1% –con cifras ajustadas por estacionalidad y efecto calendario–, reveló un reporte presentado por el Banco de la República y la Universidad Javeriana de Cali.

Dicha desaceleración parte de que exactamente un año atrás, entre enero y marzo del 2022, la tasa de crecimiento alcanzó el 7,1%; luego, en el segundo cuarto de ese año, se disparó y llegó al 13,4%; mientras que para el tercer y cuarto trimestre empezó a perder ritmo y se ubicó en 7,2% y 5,1%, respectivamente.

De manera que la pérdida de dinamismo empezó desde julio del año pasado, y particularmente lo que ocurrió entre enero y marzo de 2023 obedece “al debilitamiento de la demanda interna, la permanente alza en los precios, los mayores costos del crédito bancario, la incertidumbre respecto a las reformas del Gobierno y la menor confianza del consumidor”, según se lee en el Boletín Económico Regional.

Este último hecho lo venía advirtiendo Fedesarrollo, que en marzo describió cómo su Encuesta de Opinión del Consumidor (EOC) mostró un peor desempeño en Medellín que en otras ciudades, ubicándose en -45,6%, lo cual quiere decir que los paisas eran pesimistas sobre la economía y tenían perspectivas negativas sobre adquirir bienes muebles, electrodomésticos o vehículos.

Pero volviendo al reporte encabezado por el Banrepública, un apunte interesante es que los sectores de la economía en Antioquia que más bajaron su ritmo versus un año atrás son la producción industrial, las ventas del comercio –incluidas las de vehículos–, la demanda de energía no regulada y algunos indicadores de la construcción, entre otros; en el entre tanto, el transporte de carga, la producción pecuaria y de oro también se desaceleraron, pero levemente.

Por sectores

Al desglosar las actividades económicas en la región se encontró, por ejemplo, que los comerciantes no arrancaron el año con pie derecho. Sus ventas reales bajaron un 3,6%, siendo las comercialización de vehículos nuevos y de autopartes la más castigada debido a las altas tasas de interés y la poca disponibilidad de inventarios en algunas líneas.

Y aunque en materia de turismo el auge de visitantes extranjeros hace pensar que la economía en este ramo está disparada, por el contrario hubo una leve reducción. Basado en cifras de Cotelco, gremio hotelero, el reporte del Banrep aseguró que la ocupación en los alojamientos de Antioquia cayó 0,3 puntos porcentuales (pps) a 66,6%; mientras que en Medellín bajó 0,5 pps a 73,7%.

“Es de anotar que dentro de los factores que pudieron incidir en la menor ocupación estuvieron el cese de operaciones de una aerolínea (Viva) durante el trimestre, lo que conllevó a la menor llegada de visitantes nacionales, y el aumento paulatino en el promedio de la tarifa hotelera”, se describió.

Con relación a la minería aurífera, uno de los puntos fuertes de la economía en estas montañas, se halló que la explotación de oro creció 5,1%, alcanzando 9,68 toneladas, y el Bajo Cauca, el Nordeste y el Occidente fueron las subregiones más representativas en la materia.

Frente a otros segmentos relevantes hay que decir que la industria manufacturera tuvo un retroceso, en la medida que la producción cayó 1,9%, mientras que las ventas y el personal ocupado en las empresas dedicadas a este tipo de actividades se redujeron 2,4% y 0,8%, respectivamente. Las afectaciones se dieron por “el traslado de plantas a otros departamentos, el alza en los costos de producción y la baja disponibilidad de algunos insumos”.

A su turno, el sector constructor sintió los efectos de un menor apetito por compra de vivienda y en ese entendido se redujo el área aprobada para construir así como la demanda de cemento gris por parte de las constructoras. Mientras tanto, en las exportaciones hubo un incremento del 3,8%, principalmente en oro, café, banano y flores.

Mirada al fin de año

Pese a que el grueso de las proyecciones hablan de un fuerte retroceso este año en todas las economías del mundo incluida la colombiana, Antioquia mantendría cierta resiliencia y en ese sentido la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia (CCMA) estima que el Producto Interno Bruto (PIB) del departamento terminaría creciendo 2%, lo cual estaría por encima del nivel del país que sería el 1,7%, de acuerdo con cálculos del Banco Mundial.

Valga decir que mientras la CCMA estima que la economía paisa se habría expandido un 7% en el 2022, el Banrep y la Javeriana calculan un 8%. En cualquier caso, todos los caminos conducen a tener un menor ritmo durante 2023.

Según estadísticas del Dane, Antioquia generó $212,5 billones de los $1.462 billones vistos en la economía colombiana el año pasado, siendo su aporte el segundo más alto tras el de Bogotá, y por encima de importantes regiones como el Valle.

Infográfico

Related posts

Empresa duplica salario de quienes ganan el mínimo frente a inflación: «Primero nuestros empleados»

admin

El creador de las “fatales” criptomonedas colapsadas

admin

Embargo de cuentas bancarias de Justo & Bueno afectará pago de salarios y arriendos

PaisaEstereo