Connect with us

Entretenimiento

DURMIÓ EN LAS CALLES DE EL POBLADO Y AHORA ES EL DUEÑO DE ‘LAS COSTILLAS DE PEDRO’

Por Daniel González Jaramillo

Las vueltas que da la vida… y esa frase sí que la puede decir en voz alta el señor Pedro Nel Román, un comerciante y vecino de El Poblado, quien nos contó su sentida historia de vida, esa que lo llevó a montar uno de los negocios más reconocidos del sector.

TOMADA DE:https://gente.com.co/

promociones.gente.com.co

Nos aseguró que pasó necesidades, vivió en la calle, comió de las basuras y merodeaba por los barrios de la comuna 14, con la esperanza de salir de la pobreza en la que se encontraba.

Oriundo de Tarso, municipio ubicado en el Suroeste antioqueño, don Pedro dice con orgullo que es una persona del campo que se ha sabido valer por sí misma. Sin embargo, lo invade una profunda tristeza al recordar que no tuvo ese amor de familia que le brindara un apoyo o respaldo en su vida personal y profesional.

“Mi mamá murió cuando yo tenía apenas 20 meses de nacido, no tuve educación y mi familia era muy pobre. Me gradué del bachillerato cuando yo tenía 35 años; me la he pasado es trabajando y emprendiendo. ¿Quién se iba a imaginar que este ‘gamincito’ que caminaba por El Poblado ahora también es un comerciante de la zona y vecino en Astorga, barrio donde yo cuidaba carros y comía sobrados (risas)”, expresa Pedro.

Hace 23 años nació el negocio ‘Las costillas de Pedro’ en el Barrio Antioquia, un hijo consentido de este vecino que hoy le da una gran popularidad. “La gastronomía me ha acompañado desde siempre. Cuando se podía y había con que comer, pues me gustaba cocinar a mí, un talento que aplico en las costillas, de las que todo el mundo dice que son deliciosas y diferentes a todas las que han probado”, explica el vecino.

Actualmente, dicho restaurante se ubica a un costado del parque de El Poblado, en toda la carrera 43B, de hecho está “estrenando” calle, gracias a la estrategia de cielo abierto, implementada hace pocos días en el sector.

“Viví en Estados Unidos, donde logré el famoso ‘sueño americano’. Gracias a mi emprendimiento con las costillas, allá resaltaron mucho mi labor y viví muy contento. Ya cuando regresé quise aplicar mi receta personal de costillas y nos ha ido muy bien. Hoy tenemos otra sede en Envigado (loma de El Escobero). Estamos tratando de sobreponernos a la crisis producida por la pandemia”.

El niño que comía de las basuras, 40 años después continúa con esa humildad y nobleza que lo ha caracterizado. Don Pedro es de los vecinos con los que la gente disfruta conversar y contar aquellas historias que llenan de esperanza a todo aquel que pasa por dificultades. “Hay Pedro para rato, de eso no tengo la menor duda”, finaliza.

Le recomendamos: Desde hace 6 años Scott exporta panela colombiana a Estados Unidos y Canadá

 

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE