RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

Denuncian que en el Hospital Infantil Concejo de Medellín escasea hasta el papel higiénico

El Hospital Infantil Concejo de Medellín está clasificado como una institución de salud que presta servicios de mediana y alta complejidad a niños y adolescentes. FOTO EDWIN BUSTAMANTE

Empleados del lugar dicen que este año ha habido escasez de insumos y medicamentos. Directivas los desmintieron en un comunicado interno.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

El Colombiano

Dentro del Hospital Infantil Concejo de Medellín, entidad descentralizada de la Alcaldía, se viven tensiones por cuenta de las quejas de algunos empleados sobre la escasez de insumos para atender a los pacientes y la postura de las directivas de que la información es descontextualizada e imprecisa, tal como lo hicieron sentir en un comunicado interno que Carlos Mario Correa, director ejecutivo de la entidad, les envió ayer a los trabajadores.

Todo comenzó la semana pasada cuando fuentes que trabajan en la institución expresaron preocupación por la falta de medicamentos, manillas para identificar a los pacientes, papel higiénico y toallas desechables para secarse las manos, elementos fundamentales para prestar un servicio bajo los estándares de calidad exigidos en una institución de salud.

Según el relato de empleados del lugar, la escasez de algunos medicamentos se empezó a sentir aproximadamente en septiembre del año pasado, lo que consideraron normal y dejaron pasar por algún tiempo. Sin embargo, no pudieron ocultar la preocupación al ver que desde febrero esta ha aumentado.

EL COLOMBIANO consultó al director Correa sobre el tema, pero al cierre de esta edición no se obtuvo respuesta. No obstante, el diario conoció que la llegada de estas quejas a la opinión pública generó el descontento de las directivas, que las calificaron como “falsas acusaciones”. Punto por punto desmintieron o aclararon las denuncias y manifestaron que atenderán cualquier inquietud de los empleados sobre el estado financiero de la institución.

Los puntos que preocupan

A la fecha, cuentan algunas fuentes, se sigue sintiendo la carencia de papel higiénico y servilletas de secado de manos, y no todos los baños tienen dotación suficiente. De hecho, dicen que los adultos (generalmente las madres) que acompañan a los pacientes niños han tenido que usar servilletas en vez de papel higiénico, aunque estas tampoco es que abunden.

La falta de elementos tan básicos despertó preguntas sobre el estado financiero del hospital, pues en los pasillos empezó a correr el rumor de que esto se debía a falta de recursos económicos y que era necesario reducir costos.

En el comunicado interno, el director Correa negó que hubiese escasez de papel higiénico o jabón en los baños y dijo que el consumo de servilletas de papel ha aumentado mucho en los últimos meses, a lo que se suma que hay desabastecimiento de la referencia que suele usarse en el hospital, por lo cual, como medida de contingencia, pusieron de otra referencia en puntos estratégicos.

Esto explicaría que no se haya dispuesto en todos los dispensadores de los baños. Inclusive, en días pasados se envió un correo electrónico en el que le explicaron al personal dónde se iban a ubicar los rollos de servilletas.

Sin embargo, las alarmas se prendieron aún más porque también han vivido falta de medicamentos en farmacia y de insumos para administrarlos a los menores de edad. Lo que ven como más grave es que ante la escasez de un medicamento es difícil que las familias puedan comprarlo por sus propios medios, pues generalmente son de escasos recursos económicos y pertenecen al régimen subsidiado.

Al respecto, en el comunicado, Correa indicó que se debe al desabastecimiento de insumos y medicamentos médico quirúrgicos, que afecta en el ámbito nacional por las dificultades de importación de materia prima.

A estas quejas se suma que en la entidad duraron varios días sin manillas para identificar a los niños y a sus acompañantes, las cuales llevan datos como nombres y números de identificación. El asunto aquí, según explicaron trabajadores que pidieron reservar su identidad, es que estas se dividen en cuatro colores, unas para los adultos acompañantes, otras para alertar que el niño es alérgico a algún medicamento, unas más para indicar que el niño no tiene riesgos adicionales y otras que revelan que este se encuentra en riesgo sicosocial por violencia, desnutrición o descuido.

Entonces, relatan, durante 15 o 20 días tuvieron que usar una referencia distinta que no especificaba bien los colores, lo que no era conveniente por el tipo de usuarios que atienden, expusieron los empleados. Tras el ruido en redes sociales, llegó la dotación y hoy cuentan otra vez con los cuatro tipos de manillas. La explicación de Correa a los empleados es que hubo demoras en la entrega de parte del proveedor, por lo que usaron una referencia distintas de forma provisional.

Ante el panorama, una duda y una incertidumbre rodean a algunos empleados. La primera está referida a por qué hay escasez si el hospital “se mantiene lleno” y ni siquiera en la pandemia se vio afectado su funcionamiento pese a la disminución de pacientes, que incluso permitió la habilitación de camas UCI temporales para adultos con covid-19.

La segunda se basa en temores por posibles problemas financieros, si bien, reconocen que las instalaciones y los equipos no presentan problemas y que en las condiciones contractuales no han tenido dificultades: los pagos siempre son puntuales y gran parte del personal es contratada directamente por el hospital.

En todo caso, la incertidumbre está acompañada del deseo del personal de seguir atendiendo a los niños más vulnerables con servicios como hospitalización, urgencias, cuidados intensivos y cirugías, entre otros .

CONTEXTO DE LA NOTICIA
PARÉNTESIS
PRESUPUESTO APROBADO

De acuerdo con documentos de la Alcaldía de Medellín, el Hospital Infantil tuvo una aprobación de presupuesto de ingresos y gastos que ha crecido cada año en la actual administración. En el año 2020 el monto aprobado fue de 24.607 millones; en 2021, de $29.994 millones; y en 2022, de $36.878 millones. Estos también representan incrementos en comparación con vigencias pasadas. Por ejemplo, en 2019 fueron aprobados $23.197 millones; en 2018, $21.128 millones; y en 2017, $24.037 millones.

Related posts

«El vandalismo cada día crece más»: Familia de menor fallecida en Soledad

admin

Desquite, primer aguardiente artesanal colombiano, gana reconocimiento en licores

admin

Se formó la tormenta tropical Fred en el mar Caribe

PaisaEstereo

Leave a Comment

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE