RimixRadio, Noticias para latinos
Económicas Nacionales

Bancolombia baja tasas de interés y otros bancos se sumarían, ¿riesgo para la inflación?

Foto archivo.

La compañía bajó su tasa de interés efectivo anual de 46% a 25% en algunas tarjetas de crédito con cupos hasta $3,9 millones.

TOMADO DE: elcolombiano.com

Infográfico

En un momento en que el costo de vida sigue disparado y la política monetaria del Banco de la República continúa estricta, Bancolombia anunció ayer que bajará del 46% al 25% la tasa de interés efectiva anual de sus tarjetas de crédito Visa Clásica, Mastercard Clásica, American Express Blue, Mastercard Joven y Mastercard Ideal.

El beneficio cobijará a 1,3 millones de tarjetas, lo que representa cerca del 50% del total de las tarjetas de crédito vigentes de la entidad, y aplicará para las compras realizadas desde hoy, 10 de marzo. Cabe aclarar que esto será para quienes tienen un cupo de hasta $3,9 millones.

“Hemos escuchado las necesidades de las personas y, siendo conscientes de la realidad del país, tenemos la prioridad de cuidar el bienestar financiero de los colombianos”, dijo Juan Carlos Mora, presidente de Bancolombia.

Petro celebró la decisión

La medida del banco paisa surgió, de hecho, luego del llamado que hizo en días pasados el presidente Gustavo Petro, en el que pedía a los bancos privados bajar la tasa de intermediación, con el objetivo de que a su vez disminuyan las tasas de interés y se estimule el acceso a los créditos.

En este sentido, el mandatario no tardó en aplaudir la decisión de la entidad financiera. “Me parece muy bien que Bancolombia rebaje sustancialmente su tasa de interés. No nos vamos a dejar estancar económicamente. Es hora de echar p’alante”, indicó el Jefe de Estado a través de su cuenta de Twitter. Y sugirió a los demás bancos “seguir el ejemplo”.

De hecho, tras este anuncio, entidades financieras como BBVA, Davivienda y Grupo Aval estarían analizando tomar medidas similares, las cuales serían anunciadas en los próximos días.

Las implicaciones

Con el propósito de contener la inflación —que llegó a 13,28% anual en febrero—, el Banco de la República puso en marcha desde el último trimestre de 2021 una serie de aumentos de su tasa de interés.

Así, en su primera reunión de este año, la junta directiva del Emisor decidió seguir con los ajustes de su tasa de intervención subiéndola de 12% a 12,75%, el nivel más alto en los últimos 20 años, lo que comenzó a sentirse fuertemente en los intereses que los establecimientos financieros les cobran a sus clientes por los préstamos que les conceden.

De acuerdo con Alejandro Useche, profesor de la Facultad de Economía de la Universidad del Rosario, si bien es cierto que autoridades como el Banrep y la Superintendencia Financiera fijan las condiciones, por ejemplo, sobre la tasa de interés de usura, que es la máxima que se puede cobrar, las entidades son libres de cobrar y pagar a sus clientes las tasas de interés que consideren convenientes.

“Desde el punto de vista de los compradores, esta es una noticia muy positiva. Sin embargo, también puede tener un lado riesgoso porque habrá gente que querrá aprovechar y adquirir muchos bienes orientados al consumo. Es decir, las personas comprarán productos que aunque son importantes para la vida diaria y el bienestar, no generan un crecimiento del patrimonio, no están orientados a la compra de bienes de capital o inversiones, y por lo tanto, no generan una rentabilidad financiera para los hogares”, explicó Useche.

Desde la óptica de Raúl Ávila, profesor de economía de la Universidad Nacional, esta disminución de la tasa puede generar un “alivio a futuro” en el nivel de endeudamiento, algo que considera importante si se tiene en cuenta que los niveles de ingreso de las personas están restringido, y además la caída de la demanda también ha provocado una menor rentabilidad para el comercio.

Por otro lado, para Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, el riesgo de que se incremente aún más la inflación, en caso de que más bancos decidan también bajar sus tasas, está limitado por varios factores.

El primero, explicó Mejía, es que en términos reales esta nueva tasa de Bancolombia, del 25%, sigue siendo alta en la medida en que la inflación esperada para el cierre de 2023 estaría cercana al 9%. “Estamos hablando de una tasa que sigue ubicándose en un 16% en términos reales, por lo que no es baja frente a lo que es la estructura del negocio”, dijo.

Asimismo, señaló que al ser esta una estrategia que no aplica para todos los tarjetahabientes, tiene un impacto limitado. “Es importante monitorear que esto no vaya a generar problemas en la calidad de la cartera. Pero, en términos generales, es una medida interesante y creo que finalmente dinamiza el mercado de las tarjetas de crédito, que necesita mucha más competencia”, concluyó el directivo.

Related posts

Alina Lozano y Jim Velásquez se casaron: La boda y sus planes de luna de miel

PaisaEstereo

Bomberos atendieron 15 incendios forestales el fin de semana en Antioquia

admin

Fuertes vientos se mantienen y hay alerta naranja del Ideam

admin