Connect with us

Nacionales

U. de A. avanza en examen de admisión con lenguaje de señas

El campamento está asentado en la Universidad de Antioquia desde el 21 de febrero. Foto: Jaime Pérez.

MIGUEL OSORIO MONTOYA

Lo único que busca la comunidad sorda de Medellín es ser escuchada e incluida. Por eso, desde el pasado 21 de febrero, sus miembros se asentaron afuera de la Universidad de Antioquia con un fin concreto: exigir que el examen de admisión de la institución incluyera la Lengua de Señas Colombiana (LSC).

Y su petición pareció ser escuchada. El pasado 11 de marzo, el Consejo Académico de la Universidad de Antioquia aprobó, en primer debate, el acuerdo que permite la implementación de la prueba con LSC.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Nuevas medidas para viajes en avión en Colombia por covid-19 – Rimix Radio

Ahora, la iniciativa deberá surtir un segundo debate para ser definitiva. Desde la universidad reconocieron que la inclusión de la población sorda señante viene de un proceso de años atrás. Lina María Grisales, vicerrectora de Docencia de la Universidad de Antioquia, señaló que esta decisión representa un “importante avance en el proceso que abre las puertas para que muy pronto los jóvenes LSC puedan acceder a pregrados ofrecidos por la universidad”.

La protesta de la comunidad sorda comenzó como un plantón. Luego se convirtió en un campamento sobre una de las porterías de la universidad. Ahora, de manera pacífica, la comunidad está asentada dentro del campus exigiendo sus derechos. Para ello han tenido acompañamiento de la Personería de Medellín. Sin embargo, cuando entraron al campus, la Policía hizo presencia en el lugar. Un hecho que en redes sociales fue catalogado de “desacertado” y “desproporcionado”.

Marcela Ochoa, directora de Bienestar Universitario, complementó: “Este es un trabajo que se viene desarrollando con acompañamiento de miembros de la comunidad de sordos señantes, profesores de la facultad de Educación, el Grupo de Sordos U. de A. y U. de A. Diversa”.

Ochoa agregó que haber superado el primer debate es “un paso muy importante”. El protocolo para la inclusión de la comunidad sorda viene adelantándose desde 2018, aunque desde años atrás ya se habían hecho propuestas de la misma comunidad.

Ochoa expresó, además, que la Universidad ha tenido en cuenta las peticiones de la comunidad sorda: “Nos demoramos un año haciendo el análisis, que incluye todo lo relacionado con las adaptaciones que tendrían que darse en los programas, tanto a nivel académico, curricular, como en sus pedagogías y didácticas para que estas personas sean incluidas con las condiciones de calidad que caracteriza a todos los procesos académicos de la Universidad de Antioquia”.

Uno de los primeros alcances del proyecto que cursa su camino en el Consejo es que los aspirantes deberán presentar una prueba LSC como primera lengua, además de una de racionamiento lógico traducida la LSC. La Universidad añadió que el diseño de las pruebas estaría asesorado por un grupo de expertos en la materia.

El otro punto relevante es que la comunidad sorda también será acompañada durante su proceso formativo. Por ejemplo, contarán con ayudas para la formulación del trabajo de grado y la vinculación a empresas para las prácticas profesionales. “Consideramos, desde la dirección de la universidad, que no tiene sentido mantener el campamento en este momento, toda vez que los avances que hemos logrado van dando sus frutos”, remató Ochoa.

El próximo debate, en el que se define el futuro de la iniciativa, será el 25 de marzo. El Consejo está definido por el rector, quien lo preside; los vicerrectores de investigación, docencia, extensión y administrativo; los decanos y directores de las facultades, escuelas e institutos; además de las representaciones estudiantil y profesoral.

Opina la comunidad sorda

La visión de la comunidad sorda, sin embargo, no es tan optimista. Por medio de un vocero que se comunicó con este diario, expresaron que el plantón fue instaurado para crear un diálogo de comunicación. “La universidad no escuchó, nos dio la espalda. Por eso decidimos hacer el campamento. Nos decían que ya estaban trabajando en la inclusión de la lengua de señas, pero no había nada en concreto”, explicó el vocero de la comunidad.

El portavoz prefirió que su nombre no fuera identificado. Entre otras cosas, dijo que la creación del protocolo para la inclusión en el examen ha sido muy lento y, por ello, los derechos de la comunidad “se han visto vulnerados”. Añadió que cuando entraron a la universidad fueron intimidados por la Policía.

En cuanto a la petición de la universidad para que el campamento sea retirado, comentó: ”Nosotros enviamos un pliego con tres peticiones: que el examen tenga lengua de señas, que es lo que se aprobó ayer; que podamos entrar a cualquier carrera, porque en algunas no hay competencia aún; y que sea para el semestre 2021 II. Estamos esperando a que nos contesten para retirarnos pacíficamente”.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE