RimixRadio, Noticias para latinos
Entretenimiento

Turismo de playa en el Atlántico apuesta por una nueva experiencia

Una pareja disfruta de los renovados espacios en las playas de Sabanilla. Orlando Amador

Vivian Narváez Ortega

Estos sectores del municipio de Puerto Colombia hacen parte del proyecto de ordenamiento de playas, que se pone en funcionamiento de forma oficial desde este sábado.

TOMADA DE:https://www.elheraldo.co/

Nostálgicos, pero con la esperanza de que todo será mejor, los caseteros de las playas de Sabanilla y Country II, en Puerto Colombia, miran por última vez sus chozas improvisadas para dar paso a unas carpas acondicionadas y recibir desde este sábado a propios y visitantes en los renovados espacios que se construyeron en el marco del proyecto de reordenamiento de playas liderado por la Gobernación del Atlántico.

Todo ha sido un proceso. La población de la zona ha jugado un papel importante en la toma de decisiones para la puesta en marcha de esta megaobra, que se proyecta como un espacio modelo en donde se impulse el turismo formal y se contribuya a esa reactivación económica de las familias que subsisten de esta actividad.

Es por ello que desde el 2020, en plena pandemia, se concibe este proyecto que se fue moldeando de la mano con la comunidad con el paso de los años y que, luego de varias reuniones, socializaciones y concertaciones, arrancó obras formalmente en febrero de 2022. Ya los espacios –en su mayoría– están abiertos al público para que vivan la experiencia de unas playas ordenadas que cuenta con una zona gastronómica con 17 cocinas, comedores, parqueadero, enfermería, baños, duchas y canchas de voleibol y fútbol playa.

Los beneficiados
Olys Rendón Lemus, quien lleva más de 15 años como administradora del negocio familiar con la caseta Punta Sabanilla, destaca el trabajo que se realizó en conjunto con la Gobernación para la construcción de los espacios. Son tantos años atendiendo y conociendo esta zona de Puerto Colombia que quisieron conservar algunos detalles en los diseños del proyecto y ejemplo de ello son los kioscos de palma que se construyeron en el área gastronómica.

También resaltó que las obras fueron acompañadas de capacitaciones al personal, tanto caseteros como meseros, para contribuir a un mejor servicio en el lugar.

“Hemos estado de la mano con la Gobernación del Atlántico en este proceso de reordenamiento y en el que también hemos recibido capacitaciones para ofrecer un mejor servicio y experiencia al visitante. Nos han capacitado en atención al cliente, mesa y bar, coctelería, inglés, entre otros cursos”, dice.

Entre las expectativas que refiere de la obra en funcionamiento está el aumento de las ventas, el reconocimiento de las playas a nivel nacional e internacional, así como también la llegada de un alto número de visitantes.

“Nos ha gustado mucho este proyecto, esperamos que las ventas se incrementen y que las personas se decidan más por estas playas del Atlántico que las de otros departamentos”, manifiesta.

Manuel Muñoz, mesero desde hace 37 años en las playas del sector de Country, sostiene que si bien el proceso de concepción y ejecución del proyecto ha sido largo, todo eso lo compensa lo “excelente” que es y los beneficios que traerá para la población del territorio.

“Al inicio teníamos muchas dudas, pero con el paso del tiempo y con las socializaciones se han ido despejando. Lo que pedíamos era que no se desplazara a la gente que por años ha estado atendiendo y prestando los servicios en la zona y eso se ha cumplido”, señala Muñoz, quien agrega que esperan que los visitantes se enamoren de las playas y los espacios que se construyeron para una mejor experiencia turística.

Cocreación con la comunidad
La gobernadora Elsa Noguera señala que este proyecto de transformación nace desde la dificultad cuando se entra en confinamiento por la pandemia del covid-19 y en la que resultan afectados los caseteros por el cierre de playas. Es por ello que los esfuerzos se enfocaron en la construcción de un plan que apuntara a la recuperación de estos espacios y a fortalecer la economía de estas familias dedicadas históricamente a los servicios turísticos. En el proyecto fueron invertidos alrededor de $24 mil millones.

“El espacio público es lo más importante y lo hemos visto con la versión de Parques para la Gente. En este plan de gobierno no podíamos dejar de lado las playas, por eso se pensó en el reordenamiento porque vemos que el turismo va creciendo y en este caso de las playas de Sabanilla y Country II lo que hicimos fue respetar la vocación del lugar y fortalecer la experiencia gastronómica”, explica.

La mandataria sostiene que fue un trabajo arduo, pero satisfactorio porque ya se ven los resultados con el avance de las obras, previo a las concertaciones y a la cocreación de estos espacios con las comunidades directamente beneficiadas de este proyecto, que son 17 caseteros más sus equipos de trabajo, alrededor de 175 personas.

Noguera asegura que muchas de las ideas entregadas por la comunidad se tuvieron en cuenta para el proyecto. Para la zona gastronómica, en el diseño inicial, se contemplaba una pérgola como estructura, pero debido al arraigo de los caseteros por las cabañas de palma se optó mejor por unos kioscos con este material. De igual manera, se definió –de manera técnica– que la obra fuera elevada para prevenir inundaciones y destrucciones de casetas en época de lluvias.

“En esta obra se contempló que el paisajismo no irrumpiera con el lugar, por eso tenemos mangle, uvita de playa y piso ‘deck’ que es un material que está a la vanguardia porque es madera reciclada que permite mayor durabilidad y es sostenible con el medio ambiente. Tenemos un canal de drenaje para agua lluvias que permita que se siga prestando el servicio en la plazoleta de comidas aún en invierno. Es un diseño inclusivo para que las personas con movilidad reducida también puedan disfrutar de este espacio”, señala Noguera, quien agrega que habrá diversidad de espacios para las diferentes necesidades de los visitantes.

Por otro lado, la gobernadora resalta el logro alcanzado en una mesa de concertación con los caseteros sobre la unificación de los precios de comidas, bebidas y otros servicios que se ofrecerán en las playas.

“Aquí la sana competencia será por la calidad de la comida porque los precios están estandarizados. Queremos que los precios al público sean transparentes y por ello se dispondrá de un código QR en donde estará estipulado el valor de cada servicio o comida”, puntualiza.

Una mejor experiencia
Marino Muriel Osorio, visitante de las playas de Sabanilla, precisa que el territorio ha cambiado en buena forma para ofrecer diversos servicios al visitante.

“Antes solo se venía a comer pescado y ya, no había variedad. Con este proyecto se ve la iniciativa y que la gente está esperando para retornar y disfrutar de estos lugares. Me he dado cuenta de las gestiones que se han hecho no solamente en playas, sino en los municipios. Se ve la labor que ha hecho la gobernadora para que todo vaya teniendo una transformación”, dice.

Entretanto, Rigoberto Rodríguez, quien acude a menudo a las playas de Puerto, cataloga de “sensacional” la ejecución de este proyecto de reordenamiento: “Ya era hora de que se organizaran las playas, es muy bueno porque le brinda al turista una mejor experiencia para disfrutar del sol y el mar”.

Señala que estas obras deben ir acompañadas de capacitación del personal, así como también una mejoría en las vías de acceso a este destino turístico.

Related posts

Yo Me Llamo Leonardo Favio recibió un conmovedor mensaje

admin

“Alguien la debe matar”: macabra frase de Harvey Weinstein sobre Jennifer Aniston

admin

Aparece muerto el perrito del niño detrás de los videos de La granja del Borrego

PaisaEstereo