Connect with us

Nacionales

Reto: reformar la salud en tiempos de pandemia

Que el sistema de salud priorice la prevención de las enfermedades y no la atención para curar una enfermedad es uno de los desafíos que tiene Colombia en la actualidad. FOTO CAMILO SUÁREZ

POR RICHARD AGUIRRE FERNÁNDEZ |

Un proyecto de ley radicado por Cambio Radical vuelve a poner los ojos sobre el sistema de salud colombiano y, básicamente, se plantea sobre tres líneas.

Primero, pasar de Empresas Promotoras de Salud (EPS) a Aseguradoras en Salud (AS); segundo, eliminar las “malas EPS” y, tercero, dejar atrás un sistema de salud dedicado a la atención de la enfermedad y convertirlo en uno que priorice la prevención.

TOMADO DE: elcolombiano.com

“En Colombia, los ciudadanos tienen un primer contacto con el sistema cuando van a una urgencia”, señaló el senador que radicó la iniciativa Fabián Castillo, de Cambio Radical, para destacar que la prevención debe ser la prioridad para el país.

Desde el proponente

Castillo también resaltó que la iniciativa tiene el apoyo del Gobierno, pues contó con el espaldarazo del ministro de Salud, Fernando Ruiz Gómez, quien es cuota de Cambio Radical en el Gobierno.

“En esta idea venimos trabajando desde la primera legislatura para transformar el sistema de salud, se ha ido enriqueciendo con el paso de los años, y toma vital relevancia ahora con todas las falencias que estaban latentes y que quedaron en evidencia con la pandemia”, dijo el senador.

Castillo agregó que al pasar a las AS, en el país las hoy EPS podrían asociarse para mejorar sus capacidades y poder garantizar la calidad en los servicios de aseguramiento que prestarían, en caso de que el proyecto no se apruebe.

“Hoy a la EPS se le entrega una Unidad de Pago por Capitación (UPC) por cada afiliado, pero a las nuevas empresas se les pagaría un porcentaje por aseguramiento y otro porcentaje se les entregaría si cumplen algunos indicadores de calidad”, indica Castillo.

El senador destaca que esto no quiere decir que las AS serán la misma cantidad de EPS que hay ahora. “Muy seguramente se crearán nuevas empresas que no tengan nada que ver con las EPS que hay hoy”, manifestó el senador, quien destacó que la meta es que, en efecto, se proteja el derecho a la salud y que las “aseguradoras garanticen la prestación de los servicios”.

¿Tendrá efectos?

Aunque en el papel, los analistas dicen que las tres ideas son buenas, cuestionan que ya están en leyes que han sido aprobadas en el país, pero que se quedaron en el papel, como lo plantea Carolina Corcho, vicepresidenta de la Federación Médica Colombiana, al indicar que no hay mucho de nuevo en la iniciativa.

“Es cuestión de actuar, no se requiere un proyecto de ley, entonces lo que pensamos es que no plantean verdaderas soluciones para el sistema de salud”, asegura Corcho, quien dice que, lo que se debería hacer es regular la Ley Estatuaria de Salud, que prácticamente soluciona las tres ideas planteadas en la iniciativa.

Para el exministro de Salud Jaime Arias, este se percibe como positivo, pero reconoce que tiene muy poco de nuevo. “La idea de dejar vivas las EPS buenas (que pueden llegar a 10 de las 40) suena muy bien, pero las demás tienen la mitad de la población”.

Por eso, en el papel sería trasladar a más de la mitad de afiliados a esas EPS y quedarían empresas con más de cinco millones de afiliados, como le pasa hoy a la Nueva EPS, que suma alrededor de cinco millones de afiliados.

Sin embargo, hay que recordar que esta propuesta de depurar el sistema de salud viene desde la campaña del presidente Iván Duque, y ya le dio un impulso a la Superintendencia de Salud dándole “más dientes” en el Congreso, para que sus sanciones puedan ser más severas económicamente, aumentar las multas desde 2.500 salarios mínimos legales vigentes (SMLV) hasta 8.000 SMLV; y tener la posibilidad de liquidar EPS que no garanticen la prestación de los servicios a los usuarios, proyecto que superó el trámite en el Congreso en 2019.

Incluso, en agosto del año pasado la Supersalud ya estrenó esos “nuevos dientes”, con una multa que le aplicó a la EPS Medimás que alcanzó los $4.968 millones por la “no entrega de medicamentos a 70 pacientes trasplantados”, según la entidad.

Al respecto, Gustavo Campillo Orozco, presidente de la fundación Red de apoyo social de Antioquia (Raza), que vela por la protección de la salud de los ciudadanos, manifestó que el país tiene “obesidad normativa”, lo que complica que las leyes pasen del papel a la realidad.

“Lo que está dentro de este proyecto de Cambio Radical no contiene nada nuevo, en primera instancia porque la denominación de aseguramiento está contenida en la Ley 100 desde su inicio”, manifestó Campillo Orozco.

Desde el punto de vista político, esta idea tiene futuro, pues es presentado por Cambio Radical, que acompaña las iniciativas del Gobierno, y lo respaldarán otros como Centro Democrático, Conservador, Mira, Colombia Justa y Libre, La U y el partido Liberal. El exministro sostuvo que tiene “muchas probabilidades, pues cuenta con amplias mayorías para superar el trámite”.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

De acuerdo con el senador, la pandemia por coronavirus dejó expuestas las dificultades que viven los profesionales de la salud en materia de contratación y salarial. Por eso, el artículo 50 del proyecto, propone eliminar la tercerización laboral del talento humano en salud, argumentando que “el personal requerido por toda institución, pública o privada, no podrá estar vinculado a través de figuras que hagan intermediación laboral o bajo ninguna medida de vinculación que afecte los derechos constitucionales, legales y prestacionales”. “Estamos viendo que son denigrados y eso no puede pasar”, dijo el senador.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE