Connect with us

Internacional

PUERTO RICO: Analistas de datos temen un aumento exponencial de COVID-19 en la isla

El Departamento de Salud informó este jueves que el total de casos positivos confirmados de COVID-19 aumentó a 1,767 con 38 infectados adicionales, mientras que los casos positivos probables se colocaron en 5,841 con 41 positivos más. (GFR Media)

PUERTO RICO:

Por David Cordero Mercado

Alertaron que las nuevas medidas de control en los aeropuertos podrían ser tardías en momentos en que aumentan los casos y hospitalizaciones, al tiempo que denunciaron que desde el gobierno no están claras las métricas sobre cuándo debería colocarse un freno a la reapertura económica

TOMADA DE:elnuevodia.com

El Nuevo Día for Windows PC - Free Download

El aumento en casos positivos confirmados de coronavirus (COVID-19) en Puerto Rico durante las pasadas dos semanas podría continuar y ser exponencial, si no se toman acciones ahora, alertaron expertos en análisis estadísticos que se han mantenido observando los datos sobre el comportamiento del virus en la isla.

“El crecimiento es exponencial, así que si no actuamos ahora la semana que viene va a ser peor y la semana siguiente va a ser incluso peor”, afirmó Danilo Pérez Rivera, miembro y asesor del grupo de científicos de la Coalición de Sabiduría COVID-19 de Puerto Rico (COSACO).

Las declaraciones surgen, sobre todo, en el contexto del anuncio de nuevas medidas preventivas en los aeropuertos de la isla anunciadas el martes por la gobernadora Wanda Vázquez, pero que comenzarían a implementarse el 15 de julio.

“Estamos a dos semanas del 15 de julio, me parece más que tiempo suficiente para que comiencen a repuntar las hospitalizaciones. Si los casos que estamos viendo, recientes, se van a agravando en los próximos 7 a 14 días, esas personas van a necesitar ser hospitalizadas”, explicó el investigador.

Aún con las nuevas medidas, que incluye que todos los pasajeros deberán traer el resultado negativo de una prueba molecular de COVID-19 realizada 72 horas antes de arribar a la isla, la efectividad de las directrices está por verse, pues dependerá de la capacidad que tenga el estado para implementarlas y del cumplimiento de los viajeros. En ese sentido, Pérez insistió en que la ciudadanía continúe aplicando las medidas preventivas ya conocidas.

“Tenemos mucho poder (la ciudadanía) en términos de cómo controlamos el despliegue de esta infección”, enfatizó.

El doctor José Rodríguez Orengo, director del Fideicomiso de Salud Pública, alertó el martes en entrevista con este medio sobre un aumento reflejado de casos positivos de COVID-19 en las últimas dos semanas, período que coincide con la reapertura de más sectores de la actividad económica en el país.

Según datos obtenidos a través del consorcio que mantienen desde marzo con laboratorios de referencia del país, se ha reflejado, en las últimas dos semanas, un alza “considerable” en el número de personas contagiadas, indicó Rodríguez Orengo.

El Departamento de Salud informó este jueves que el total de casos positivos confirmados de COVID-19 aumentó a 1,767 con 38 infectados adicionales, mientras que los casos positivos probables se colocaron en 5,841 con 41 positivos más. El número de hospitalizados, de otra parte, se colocó hoyen 97, luego de diez días de aumento consecutivo, lo cual no representa aún un cambio en términos del promedio.

Fases de reapertura sin parámetros

El asesor científico de COSACO, estudiante doctoral de la Universidad de Nueva York especializado en Biología Computacional, levantó bandera sobre el hecho de que las órdenes ejecutivas que ha firmado la gobernadora en relación con las fases de reapertura económica no contienen parámetros que permitan establecer cuándo se debe frenar esa reapertura o establecer medidas de control para evitar el aumento de contagios del SARS-Cov-2, la cepa del virus que causa el COVID-19.

El Task Force Ciudadano COVID-19, un grupo de alrededor de 17 ciudadanos privados expertos en diversas áreas de las matemáticas, medicina, ciencias y leyes también alertó sobre ese asunto.

“Las órdenes ejecutivas de reapertura no contienen ni métricas ni parámetros, y hemos tratado de darle (a la ciudadanía) unas métricas y parámetros para ilustrar dónde estamos”, explicó Francisco Colón Ramírez, abogado con trasfondo académico en economía y estadísticas.

Uno de los miembros del Task Force Ciudadano, Israel Meléndez, creó una gráfica conocida como el “Covímetro”, que mide la tendencia en términos de crecimiento en casos por COVID-19 en la isla y establece el rango de peligrosidad del nivel de contagios. Dicho rango va desde el color verde y amarillo, hasta anaranjado y rojo, con niveles desde el 0.1% hasta el 10%, donde el rango más bajo es la meta y es el más alto refleja un aumento exponencial con un crecimiento que se duplica cada siete días.

El rango esta mañana fue colocado en el color anaranjado –o rango de moderación– con una tasa de crecimiento de 1.1%, lo que cual es reflejo de una situación que no está bajo control, advirtió el grupo.

“No es una opinión, estamos viendo los datos, estamos ya en una situación de crecimiento de 1.1%”, afirmó Colón.

“Ya con la zona en naranja, tenemos un problema, ya nos estamos adentrando en una situación peligrosa donde uno esperaría que se implemente alguna medida de control, no necesariamente tan severo como un cierre total inicial, pero la idea de uno saber cómo uno está es saber con qué herramienta responder o cuán agresivo hay que ser al responder”, sostuvo.

Un panorama en rojo, por ejemplo, podría implicar medidas severas como el lockdown para lograr revertir la situación, advirtió el miembro del grupo, añadiendo que “podemos llegar al 10% bien fácil, pero salir de ahí es difícil, desafortunadamente es difícil y es imposible sin alguna medida de control. El problema detrás de todo esto es que el impacto del crecimiento exponencial se tiende a, o casi siempre, lo subestimamos”.

De acuerdo con el modelo estadístico, con una tasa de crecimiento de 5%, los casos se estarían duplicando cada 14 días. Pero para llegar al otro extremo de 0.5%, que reflejaría una situación bajo control, la duplicación de casos debería ocurrir cada 140 días y cada 700 días si se trata del nivel óptimo en 0.1%.

“No queremos crecimiento, queremos bajar los casos nuevos diarios. La moderación suena bonito, pero tú no quieres un crecimiento de casos diarios en moderación, eso es malo, esto significa que el número de casos paulatinamente va a ir creciendo”, anotó Colón.

En otra gráfica sobre los cambios en casos confirmados de COVID-19 versus los cambios en el número de hospitalizaciones, Colón superpuso las cifras de hospitalizados a causa del virus sobre las cifras de casos confirmados durante los pasados meses, aplicando una diferencia de 15 días entre el reporte de hospitalizaciones y la fecha en que se confirmó el caso mediante prueba molecular.

En ese análisis encontró que los picos coinciden con fechas importantes, como el fin de semana del Día de las Madres, y otros feriados como el Día de la Recordación, la primera fase de reapertura económica y el brote de COVID-19 que se reportó en Ciales.

“Me preocupa que los que tomen decisiones de qué va a pasar con nosotros (la ciudadanía), no pueden estar basando las decisiones únicamente en lo que está ocurriendo en los hospitales, porque estás mirando lo que ocurrió en la calle hace 15 días, estás reaccionando hoy, 15 días más tarde y dependiendo de la severidad, puede ser que estés reaccionando 15 días demasiado tarde”, alertó Colón.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE