RimixRadio, Noticias para latinos
Lo último Nacionales

Plata perdida del Clan del Golfo habría desatado una masacre en el Urabá

Las autoridades realizan operativos en todo el Urabá para esclarecer lo sucedido con los tres asesinados y con el desaparecido. FOTO: Julio Cesar Herrera

Los tres cadáveres aparecieron entre viernes y domingo entre Apartadó y Carepa. Tres de los implicados serían amigos entre sí y residirían en Turbo, donde dieron tres días de duelo.

TOMADO DE: elcolombiano.comLogo El Colombiano

Santiago Olivares TobónSantiago Olivares Tobón

Tres cuerpos hallados en distintos corredores del Urabá antioqueño, además del misterio por la desaparición de una cuarta persona, tienen en vilo a Turbo. Y es que la historia tiene matices extraños. Las víctimas serían amigos y su muerte estaría relacionada con retaliaciones del Clan del Golfo por la pérdida de un dinero producto del narcotráfico.

Lo que en un comienzo parecieron casos aislados de violencia en una subregión que de hecho presenta una reducción en sus cifras de homicidios, terminó siendo una historia relacionada que llevó a que, incluso, el alcalde de Turbo, Alejandro Abuchar, decretara tres días de duelo en este municipio portuario.

“Es un día bastante triste, porque desafortunadamente cuatro familias de nuestro distrito pierden a miembros de sus familias. Quiero mandar mis condolencias a familiares y amigos de estos muchachos, jóvenes, que pierden la vida”, dijo el mandatario.

A los casos que hace referencia el alcalde ocurrieron entre el viernes y el domingo, luego de que horas antes se produjera la desaparición de estas cuatro personas.

A la primera víctima la encontraron a las 7:30 p.m. del viernes en el barrio Kennedy, en la zona urbana de Chigorodó. Allí dejaron, con dos impactos en la cabeza, a Yesid Salgado Vargas, nacido y residente en Turbo.

Entérese: Misterio por asesinato de tres personas en el Urabá antioqueño

Un día más tarde, a las 11:30 p.m. en la variante Chigorodó-Carepa, a la altura de la vereda El Silencio, de Chigorodó, encontraron atado de pies y manos y con dos impactos en la cabeza el cuerpo sin vida de Alex Bonilla, quien era oriundo de Buenaventura.

La tercera víctima fue Yeiser Rodríguez Orejuela, a quien encontraron baleado en la vía Apartadó-Carepa, a la altura de la vereda Las Palmas, de Apartadó, cerca a un parque conocido como Los Encuentros.

Las autoridades avanzan en la búsqueda de una cuarta persona, identificada como Carmelo Perea, quien habría desaparecido en estos mismos hechos y de quien hasta el momento no se tiene claridad de su paradero, pese a algunas especulaciones.

El comandante de la Policía Urabá, coronel William Alberto Zubieta, explicó sobre estos hechos que hasta el momento se está tratando de establecer el vínculo entre los tres homicidios registrados en esta subregión, sumado al caso de desaparición.

Posibles móviles

Aunque las autoridades del Urabá no se aventuran a hablar claramente de un posible móvil de estos hechos, en la subregión se habla que estas personas estarían implicadas en la venta de unos estupefacientes sin autorización del Clan del Golfo, organización que reina en la zona.

Incluso, algunas versiones extraoficiales hicieron mención a que se había solicitado el cobro del rescate de $70 millones para liberar a uno de ellos. Pese a que la familia habría accedido a dar el dinero, finalmente los delincuentes lo asesinaron.

Le puede interesar: Alias Dimax, uno de los máximos cabecillas del Clan del Golfo, fue asesinado en Dabeiba

Con base en estas versiones y las investigaciones que se desarrollan en la zona, las autoridades tratan de esclarecer lo sucedido con estos tres hombres, así como dar con el paradero de Carmelo.

“Estos hechos nos deja un mensaje muy claro y es que no podemos normalizar la muerte, porque son hechos muy dolorosos que enlutan a muchas familias y dañan proyectos de vida”, dijo el alcalde de Turbo.

De confirmarse que las muertes de estas tres personas ocurrieron en un mismo hecho, pese a que sus cuerpos se encontraron en distintas latitudes del Urabá, sería la primera masacre que se registra este año en esta subregión y la segunda en Antioquia, luego de la registrada el pasado 20 de abril en Urrao, que dejó tres muertos y un herido.

La situación de seguridad en el Urabá antioqueño se encamina a ponerse tensa, no solo por este hecho, sino también por la confirmación del asesinato de alias Dimax, uno de los cabecillas más importantes del Clan del Golfo en Antioquia, lo que podría desatar una ola de violencia en los próximos días. Mientras la región espera posibles repercusiones a estas muertes, presenta una reducción en los homicidios del 26,8%, ya que se contabilizan 41 casos contra los 56 que iban el año pasado y los 71 del 2022. De hecho, el único municipio que presenta un aumento significativo de los asesinatos es Apartadó, que pasó de 14 el año pasado a 17 en este. En los demás municipios no han superado los 10 homicidios.

Plata perdida del Clan del Golfo habría desatado una masacre en el Urabá

Related posts

Capturan a cuatro personas señaladas del homicidio de patrullero en Barranquilla

admin

En San Jacinto del Cauca siguen esperando sus docentes

admin

Prográmese con tiempo: El Metro anuncia cambios en las frecuencias de la línea B

PaisaEstereo