Logo RimixRadio

RimixRadio, Noticias para latinos
Internacional Lo último

Pelea entre vecinas por llave de agua terminó en el asesinato de uno de los esposos con al menos 10 disparos

El fallecido era de Matagalpa, Nicaragua, pero tenía décadas de vivir en Costa Rica y estaba nacionalizado. FOTO: Archivo particular

El caso se registró este lunes en Costa Rica. La víctima tenía impactos en cabeza, tórax y extremidades.

Un hombre de 53 años, identificado como Otoniel Orozco Mendoza, perdió la vida a balazos la mañana de este lunes 3 de junio en los condominios Río Palma, en Guachipelín de Escazú, en Costa Rica.

(Le recomendamos: Reducción de la jornada laboral: ¿qué países trabajan más en América Latina y qué implicaciones tienen esas reformas?)

Un lío por el agua potable sería la causa del homicidio; sin embargo, el móvil del crimen será determinado por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

El asesinato ocurrió a las 7:31 a. m. en el citado condominio, ubicado dos kilómetros al norte de Construplaza. El sospechoso del ataque es un hombre de apellido Ramírez, de 43 años, a quien la Policía Judicial detuvo y le decomisó un arma calibre 9 mm.
Según un video de 1 minuto y 43 segundos de duración que circuló este lunes por la tarde, todo empieza por una discusión entre dos vecinas, de casas contiguas, pues la esposa de Ramírez le reclama a la cónyuge de Orozco que no le cierre la llave de paso del agua potable. Los reclamos entre ambas mujeres continúan, así que ambos hombres salen al jardín.

(Además: Padres acusan a médico de recetarle medicamentos equivocados a bebé que murió de dengue)

En determinado momento, Ramírez saca un arma, la carga y se la pone en la cintura, mientras las señoras siguen en la refriega. Orozco intentó golpear en la cara a Ramírez y es entonces cuando este último saca el arma y le dispara en 9 o 10 ocasiones.

El homicidio consternó a vecinos del condominio en Guachipelín de Escazú.
El homicidio consternó a vecinos del condominio en Guachipelín de Escazú.

FOTO:Archivo particular
Socorristas de la Cruz Roja acudieron al sitio, pero a su arribo, la víctima ya había fallecido. Orozco presentaba varios impactos de bala en el tórax, brazos, cabeza, espalda y otras partes del cuerpo.

La víctima era empresario, dedicado a asuntos de seguridad privada. Era nicaragüense nacionalizado y padre de una menor de un año y un varón de 19. Según datos del Registro Civil, tenía 20 años de casado y antes de vivir en Escazú, residió en La Peregrina de La Uruca.

​(Lea también: Peeling de fenol: conozca los riesgos del procedimiento que mató a un joven de 27 años)

En declaraciones a La Nación, Lilliam Avendaño, de 46 años, esposa del fallecido, dijo que por ahora realizan las gestiones para el funeral y que un abogado se va a hacer cargo del caso. Un hermano de la señora también manifestó a Telenoticias que las discusiones entre ambos hombres venían desde hace tiempo.

​Por lo pronto, se conoció que el hombre que asesinó a su vecino irá tres meses a prisión preventiva.

Crisis de violencia

Erick Villalba, criminólogo y exagente del OIJ, señaló que el país atraviesa una profunda crisis de violencia que provoca “una sensación de estrés colectivo, de miedo y de cierto nivel de violencia que algunas personas tienen reprimida”.

En el caso del condominio, señala que entre estos vecinos posiblemente fue una agresividad que escaló con el tiempo, ya que en estos casos hay eventos que anteceden el arranque de furia. “Seguramente, tiempo atrás tuvieron una discusión, a los días otra, a los meses otra, (…) es decir, hubo un seguimiento progresivo en el hecho hasta detonar en esa explosión de ira que ahora tiene al victimario matando a su víctima”, consideró.

(Siga leyendo: Ecuador traslada temporalmente su centro de operaciones militares a la ciudad de Manta tras el asesinato de tres personas)

El criminólogo Gerardo Castaing y el abogado penalista Federico Campos coinciden en que en esta escena hubo premeditación, pues el agresor carga el arma y agrede al otro sujeto en forma desmedida a pesar de que Orozco está desarmado. Para ambos, este caso califica como un homicidio calificado.

Este es el momento en el que empezó la discusión.
Este es el momento en el que la mujer cierra la llave de agua potable.
FOTO:Archivo particular
Campos agrega que en este caso no aplica el principio de legítima defensa, pues la agresión es desproporcionada e irracional y tampoco lo ampararía el estado de emoción violenta, porque la circunstancia o discusión no ameritaba un homicidio.

En los cinco meses y tres días transcurridos de este 2024, el OIJ registra 365 homicidios en todo el país. San José es la provincia con más casos pues con este llega a 93. El cantón de Escazú solo registra tres asesinatos, lo mismo que Tibás y Moravia, mientras que los cantones más afectados por esta criminalidad son San José con 38 muertes, Alajuelita con 18 y Desamparados con 9.

(Puede leer: Estos son los ‘influencers’ asesinados este fin de semana en un evento infantil en Ecuador: transmitían en vivo cuando ocurrió el ataque)

Los líos entre vecinos han llegado a desenlaces mortales en otras ocasiones. En el 2018, luego de una discusión por un perro en la barriada Manuel Mora, en Barranca de Puntarenas, falleció Santiago Martínez Mendoza, un nicaragüense, de 46 años. La Policía detuvo a dos hombres, de apellidos González Pérez y Ramírez Solano, así como a una mujer apellidada González Pérez como sospechosos de esa muerte.

Otro caso similar se registró el 27 de diciembre del 2012 en Goicoechea (San José), luego de que dos vecinos discutieron y uno de ellos le prendió fuego a la vivienda de su rival. En esa propiedad murió carbonizado Víctor Eladio Salazar Martínez, de 53 años. La Policía detuvo al implicado.

Related posts

¡Dolor y desespero! Encuentran el cuerpo de Diego niño de 7 años arrastrado por el agua en Bello

PaisaEstereo

VENEZUELA: Se reportan 34 nuevos casos de Covid-19 este miércoles

admin

ECUADOR: Delincuentes entraron a centro infantil y se llevaron hasta la tetera

admin