RimixRadio, Noticias para latinos
Vida

‘Peegasm’: la nueva y peligrosa práctica de orinar para sentir placer

FOTO: Istock

Una vejiga llena puede llegar a estimular un poco los nervios del suelo pélvico femenino.

UNIDAD DE SALUD.

TOMADO DE: eltiempo.comnotification icon

Se han creado muchas tendencias en torno a prácticas sexuales que pueden llegar a ser peligrosas para el bienestar y la salud de quienes las practican. Este es el caso del ‘peegasm’ una nueva tendencia creada por adolescentes que consiste en aguantar las ganas de orinar para sentir un placer asociado al orgasmo cuando, finalmente, se logra liberar la vejiga de la presión.

(Siga leyendo: Hombres: estos son los factores y hábitos que afectan su desempeño sexual)

El nombre esta nueva ‘tendencia’ creada para sentir placer surge de la palabra ‘pee’ (orina) y ‘orgasm’ (orgasmo).

(Además: Lo que debe saber sobre la eyaculación femenina y su falsa representación)

La vejiga de una persona tiene una capacidad de almacenar unos 500 o 600 mililitros de orina, aunque se dilata permitiendo que se acumule una cantidad bastante mayor. Esto pasa al momento de dormir. En casos de retención, además, puede llegar a contener incluso más de dos litros.

Por esta razón, algunos expertos han asegurado que una vejiga llena mientras se está dormida estimulará un poco los nervios del suelo pélvico, lo que hace a una persona más propensa a tener un sueño erótico, que puede desencadenar en un orgasmo mientras se duerme. Sin embargo, esta práctica no es recomendable bajo ninguna circunstancia, porque a largo plazo suele generar más problemas que beneficios para el organismo.

(Le puede interesar: Lo que debe saber sobre la eyaculación femenina y su falsa representación)

Esto puede resultar muy placentero al principio, pero sus consecuencias se verán a largo plazo, pudiendo ser imposibles de reparar, según expertos. Por lo tanto, lo más recomendable en personas adultas es encontrar el orgasmo con otros tipos de prácticas sexuales que no pongan en riesgo la salud.

Además de la cistitis, el aguantarse las ganas de ir al baño puede ocasionar que la vejiga se ensanche, ocasionando que deje de funcionar con normalidad, lo que provoca incapacidad para controlar este órgano como antes. Esta práctica también puede incrementar el riesgo de cálculos renales, lo que ocasiona un gran dolor al desecharlos por medio de la orina.

(Lea también; Lo que debe saber de los sueños eróticos, según la Universidad de Montreal)

Claramente, esto trae más desventajas que ventajas. Se trata de una tendencia muy peligrosa que además de las consecuencias antes mencionadas puede acarrear otros problemas aún más graves como, por ejemplo, reflujo vesicoureteral, que se produce cuando la orina retrocede desde la vejiga a los riñones o también puede experimentarse cólicos nefríticos, que se presentan como un síntoma inminente de los cálculos renales.

UNIDAD DE SALUD

Related posts

Colon irritable: estos son los síntomas y las causas

PaisaEstereo

Una argentina con VIH lleva 12 años sin medicamentos y la enfermedad no avanza

PaisaEstereo

Ascienden a 41 los trabajadores de la Minorista con coronavirus

admin
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE