Logo RimixRadio

RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

Metro recuperará este año número de pasajeros de antes de pandemia

La previsión es que se llegue a los números de 2019, sin embargo, esto no alivia la crisis financiera que hoy vive la empresa. Se requiere el apoyo del Gobierno Nacional.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Archivo:ElColombiano.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

El Metro de Medellín alcanzará este año, según los cálculos, el número de pasajeros que movía antes de la pandemia: cerca de 320 millones. En 2020 y 2021 vinieron las vacas flacas y, aunque se recupere el número de gente que paga por el tiquete, el hueco financiero continuará.

Así lo explicó el gerente Tomás Elejalde. Sobre ese hueco en la chequera se ha comentado mucho en los medios de comunicación, pero poco se ha dicho sobre que la plata perdida no es recuperable con el incremento de pasajeros. Es decir, el metro podría aumentar ostensiblemente la venta de tiquetes y eso no ayudaría a cubrir el bache.

Una de las consecuencias más tangibles del déficit es la imposibilidad para llevar a buen término el plan de accesibilidad para las estaciones, que tiene un costo de 100.000 millones de pesos. Se trata de adaptar las estaciones de las líneas A y B, las más viejas, para las personas con dificultades para moverse. Este es un pedido apremiante que desde hace rato ha hecho la población con discapacidad, pero la pandemia se entrometió y complicó todo.

Elejalde, en conversación con EL COLOMBIANO, fue muy enfático en que la empresa no puede subsanar sola el déficit. “Esto debe quedar muy claro y es que necesitamos ayuda del Gobierno Nacional. El año pasado logramos el subsidio de $172.000 millones y eso nos alivia, pero el hueco es de $512.000 millones”, precisó el gerente.

En este momento, las relaciones con el gobierno son buenas y “fluidas”. Elejalde comentó que con el ministro Guillermo Reyes se han abordado estos temas vitales para las finanzas del metro. Este año, el gobierno propuso entregar $600.000 millones para los sistemas masivos de transporte del país. Desde Medellín y Bogotá, principalmente, se está presionando para que ese presupuesto se amplíe, como el año pasado, cuando se destinó un billón.

Entretanto, el metro está haciendo toda suerte de maromas para aliviar la carga. Una de las estrategias es entrar al mercado de valores para vender bonos sostenibles. También da tranquilidad la entrada en operación del metro de Quito, donde la empresa será encargada de la operación, es decir, de todo lo relativo con la operación de los trenes, la frecuencia, etc. En este momento, la ciudad ecuatoriana está recibiendo la infraestructura para que ese sistema se ponga a punto y pueda operar en el segundo semestre del año.

La ventaja allí es que ese negocio no tiene pérdida, pues no hay riesgo de déficit de la operación porque la Alcaldía de Quito cubre los costos. En este momento, el metro de Medellín tiene 170 empleados asentados en el país vecino, donde están capacitando a los conductores, controladores y todas las personas que operarán el tren.

Sin embargo, estas alternativas sólo ayudan a paliar la crisis, pero nunca a resolverla. Por eso no es posible prever cuánto tiempo tardará salir de la crisis. Hay escenarios, pero todo dependerá de las ayudas del Gobierno Nacional, insistió Elejalde.

De eso dependerá que se reactiven las obras en las estaciones. No solo es el plan de accesibilidad el que está frenado, también quedaron en el limbo el mejoramiento de entradas, la remodelación de plataformas y la instalación de sistemas informativos. Surge la duda, entonces, de si el déficit ha perjudicado la atención al cliente. Elejalde dijo que no:

“Nos hemos batido y buscado toda clase de alternativas para salir del problema sin afectar a los usuarios. Por eso nos tocó parar estos proyectos en las estaciones, pero sin perjudicar a los usuarios”.

La pandemia, además del hueco financiero, cambió los hábitos de muchos ciudadanos. En 2021, cuando las restricciones todavía eran frecuentes, el metro movió apenas 219 millones de personas, es decir, cien millones menos que antes del covid. Pues bien, este año, como se dijo, se volverá a los niveles prepandemia, pero hay que mirar los detalles.

A hoy, la mayoría de usuarios del metro son mujeres. Los hombres han modificado sus formas de desplazarse, principalmente comprando motos y bicicletas. Esto ha generado un desequilibrio. Eso, expresó el gerente, les ha traído nuevos retos como la manera de comunicar y de acercarse al público. Además, estar mucho más atentos a los casos de acoso sexual que a veces se presentan en los vagones.

Otra noticia tiene que ver con la renovación de la flota, que avanza en un 60%. Esto es importante porque la modernización de los trenes les da una vida útil de 25 años más. En los talleres de Bello hay un ejército de más de cien personas que desbarata y vuelve a armar los trenes. Les ponen un motor nuevo y les cambian las piezas, un proceso milimétrico que demora entre 60 y 70 días.

Esto también ha generado un alivio para la crisis, pues los nuevos sistemas permitieron ahorrar unos 5.000 millones de pesos el año pasado toda vez que consumen menos energía.

Las previsiones del metro son buenas para este año, pero la salida del hueco financiero es todavía incierta.

Related posts

«Dejar pasar de a poquitos» sería parte de la crisis de migrantes en Urabá, según Migración

admin

Lula da Silva confirmado como invitado especial en la apertura de la FilBo 2024 en Bogotá

PaisaEstereo

Dos hombres se agredieron con cuchillos dentro de una estación del metro, ¿qué pasó?

admin